Esclerosis múltiple e insomnio

Esclerosis múltiple e insomnio

La fatiga es un síntoma común de la esclerosis múltiple (EM) y puede hacer que incluso las tareas más básicas y cotidianas parezcan difíciles. De hecho, las personas con EM a menudo describen la experiencia como aplastante o agotadora e informan que su fatiga puede afectar todo, desde la concentración hasta su capacidad para dormir por la noche.

Es este último problema (que tiene problemas para dormir) lo que causa preocupación entre médicos e investigadores por igual, muchos de los cuales creen que el insomnio, la falta de sueño y otros trastornos relacionados con el sueño están infradiagnosticados en las personas con EM.

Causas del insomnio en personas con EM

Un estudio, realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Davis de la Universidad de California, informó que la tasa de insomnio moderado a severo en personas con EM era del 38%, más del doble del promedio nacional. Además, el 52 por ciento dijo que les tomó más de una hora quedarse dormidos por la noche.

Los investigadores concluyeron que los síntomas de la EM no controlados o que empeoraban combinados con ansiedad y depresión eran los principales culpables. Como tal, el insomnio no se consideró un trastorno del sueño por separado, sino más bien la consecuencia de la carga física y emocional que comúnmente experimentan las personas con EM.

Otros factores que contribuyen a las alteraciones del sueño que se observan en los pacientes con EM incluyen:

  • Ciertas irregularidades hormonales que pueden causar trastornos respiratorios y apnea del sueño.
  • La interrupción de la dopamina y la norepinefrina (que son neurotransmisores o mensajeros químicos en el cerebro) puede dar lugar a la narcolepsia e interferir con los patrones de sueño.
  • Dormir durante el día debido a la fatiga puede provocar insomnio por la noche. Symptoms Los síntomas de MS como piernas inquietas, desregulación de la temperatura y control urinario también pueden interrumpir el sueño.
  • Tipos de insomnio

Las causas y el tratamiento del insomnio varían según el tipo de persona con experiencia.

Insomnio inicial

El insomnio inicial se define como la incapacidad o dificultad que tiene una persona para conciliar el sueño.

En personas con EM, el insomnio inicial puede ser causado por dolor neuropático o musculoesquelético, así como por ciertos medicamentos que se sabe causan dificultades para dormir.

Insomnio Medio

El insomnio medio es cuando te despiertas durante la noche y no puedes volver a dormir. Irónicamente, las personas con fatiga diurna más alta son más propensas a experimentar insomnio medio. Otros síntomas relacionados con la EM como los espasmos musculares y la nicturia (el deseo de orinar por la noche) también pueden causar este efecto.

Insomnio terminal

El insomnio terminal simplemente se está despertando demasiado temprano. La causa del insomnio terminal en personas con EM no se conoce bien, pero algunos creen que la falta de exposición a la luz del día (especialmente en aquellos con depresión) puede contribuir a esto.

Tratar el insomnio

Aunque muchas personas consideran que las pastillas para dormir son el tratamiento de primera elección para el insomnio, los medicamentos para dormir tienen sus desventajas y limitaciones. Con todo, si bien pueden ofrecer beneficios a corto plazo, los medicamentos tienden a perder su eficacia rápidamente y son potencialmente adictivos.

Otras personas recurren a dispositivos médicos como la presión positiva continua de las vías respiratorias (CPAP) para tratar la apnea del sueño y la terapia con luz brillante para tratar los trastornos del sueño del ritmo circadiano.

Estas condiciones, sin embargo, primero deben ser diagnosticadas por un profesional de la salud.

Más allá de estos tipos de intervenciones médicas, hay cosas que usted y su médico pueden hacer para tratar los trastornos relacionados con el sueño (y estos son ciertos independientemente de si tiene EM o no):

Obtenga mucha exposición a la luz natural durante el día.

  • Vaya a la cama y levántese a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.
  • Haga ejercicio regularmente para mejorar el sueño, pero no lo haga dentro de las cuatro a seis horas antes de acostarse, ya que puede sobreestimularlo.
  • Limite su consumo de cafeína, alcohol y nicotina seis horas antes de acostarse.
  • Deje de beber líquidos un par de horas antes de acostarse.
  • Intenta despejar tu mente cuando estés en la cama. Evite la TV o dispositivos electrónicos.
  • Mantenga el dormitorio oscuro y la temperatura fresca.
  • No te quedes despierto en el medio de la noche. Levántese, lea un libro o haga alguna otra actividad para resolver su mente antes de volver a la cama.
  • Una palabra de Verywell

Si tiene dificultades para dormir y ha intentado medidas simples como las mencionadas anteriormente sin mucho alivio, asegúrese de hablar con su neurólogo. Juntos, es posible que pueda encontrar al culpable detrás de sus problemas para dormir, como un medicamento o síntoma de MS que está causando o contribuyendo a su insomnio.

Dicho esto, a veces, se necesita una referencia a un especialista en sueño para llegar a la raíz del problema.

Like this post? Please share to your friends: