Formas de evitar el aumento de peso este verano

La mayoría de la gente sabe que está preparada para luchar contra el aumento de peso en el invierno, cuando las vacaciones y la disminución de la actividad pueden generar algunos kilos de más. Pero el verano, con sus barbacoas en el patio, las magdalenas alrededor de la hoguera y las sabrosas golosinas de helado, también puede ser una temporada de sabotaje de la dieta si no tienes cuidado. Aquí hay algunos consejos de nutrición y acondicionamiento físico para ayudar a evitar el aumento de peso este verano:

Manténgase activo durante las vacaciones

Formas de evitar el aumento de peso este verano

El verano es un buen momento para las vacaciones en la playa, pero trate de no pasar todos los días relajándose en la arena. Vaya a nadar, camine por la playa, pruebe el kayak, salga a correr o haga una caminata, cualquier cosa que le haga quemar calorías.

Haga los lados más claros

La ensalada de pasta va muy bien con hamburguesas y perros, pero una taza de ensalada de pasta puede equivaler a más de 500 calorías. Para ahorrar calorías, use pasta integral y vinagreta ligera o aderezo italiano bajo en calorías. Cuando prepare ensalada de col o ensalada de papa, use mayonesa liviana o sin grasa.

Mire lo que bebe

Es agradable tomar una bebida refrescante y fría cuando hace calor, pero las bebidas con alto contenido de calorías como la soda regular, los jugos, el alcohol y el té helado endulzado agregan calorías vacías y no lo llenarán. En su lugar, beba agua con limón o lima, o pruebe el agua con gas o el té helado sin azúcar.

Coma fruta fresca para el postre

En lugar de postres altos en calorías y grasas, disfrute de frutas frescas de temporada. La sandía es una gran opción porque es baja en calorías (solo 46 calorías por taza) y te llena porque contiene 92 por ciento de agua.

Evite Binging en las fiestas de verano

Muchas actividades de verano, como picnics y barbacoas, giran en torno a una distribución ilimitada de alimentos. Sea inteligente cuando esté en este tipo de eventos. Intenta evitar ir a una fiesta cuando tengas mucha hambre. No sobrecargue su plato y trate de evitar volver por unos segundos. Haga que pase tiempo con su familia y amigos, no con la comida.

Vaya fácil en las hamburguesas y los perros

Es difícil estar en una barbacoa o picnic y resistir la tentación de comer hamburguesas y perritos calientes. Si tiene que comer ese perrito caliente, intente seguir coberturas más saludables como el chucrut, el ketchup, la mostaza o el condimento. Manténgase alejado de las salsas y el chile cursi. Cuando prepare sus propias hamburguesas, intente usar la carne de res más magro y agregue verduras picadas como champiñones, cebollas y pimientos para aumentar los nutrientes y ahorrar calorías.

Coma vegetales a la parrilla

Prepare verduras a la parrilla sanas, como el maíz en la mazorca (use un aerosol de mantequilla sin calorías) o prepare brochetas de vegetales con calabacín, cebolla, tomate y berenjena.

Derrota el calor

No dejes que el calor sea una excusa para no hacer ejercicio. Haga sus carreras temprano en la mañana o tarde en la noche, y asegúrese de mantenerse hidratado en la carrera. Si hace demasiado calor y está húmedo para correr afuera, mueva sus carreras al interior de la cinta de correr o intente con una actividad diferente, como nadar o correr en el agua.

Limite el helado y otros dulces

Es fácil hacer que comer helado sea un hábito regular en el verano, pero trate de limitar las golosinas congeladas como el helado a no más de una vez a la semana. O, mejor aún, apegue a alternativas bajas en calorías pero refrescantes como helados, licuados o sorbetes.

Like this post? Please share to your friends: