Diagnosticar y tratar la dermatomiositis

Diagnosticar y tratar la dermatomiositis

La dermatomiositis es una enfermedad inflamatoria (miopatía) que afecta principalmente a la piel y los músculos, pero puede afectar otros sistemas de órganos del cuerpo. La investigación sugiere que es un trastorno autoinmune, en el cual el cuerpo ataca sus propias células sanas.

Dermatomiositis puede ocurrir en personas de cualquier edad. En los adultos, el pico de aparición es alrededor de los 50 años de edad. Conocida como dermatomiositis juvenil en niños, la edad máxima de inicio es de 5-10 años.

Afecta a las mujeres dos veces más que a los hombres y ocurre en personas de todos los grupos étnicos.

Dermatomiositis Síntomas

La dermatomiositis produce síntomas en la piel y los músculos como: ras Una erupción rojiza-púrpura a rojo oscuro en una distribución simétrica alrededor de los ojos (erupción heliotropo) bu Golpecitos rojos oscuros (pápulas de Gottron) o manchas elevadas (placas) en los nudillos, las articulaciones de los dedos, los codos, los tobillos o las rodillas

  • En los niños, pueden aparecer nódulos firmes amarillos o de color carne (calcinosis) sobre las mismas prominencias óseas
  • Algunas personas también tienen un cuero cabelludo escamoso o pérdida difusa del cabello
  • Síntomas musculares incluyen fatiga o debilidad al subir escaleras, al levantarse de una posición sentada o al levantar los brazos.
  • Aunque es menos común, las personas con dermatomiositis también pueden presentar síntomas sistémicos como artritis, dificultad para respirar o dificultad para tragar o hablar. Los adultos mayores de 60 años con dermatomiositis parecen tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer.
  • Diagnóstico de dermatomiositis

Las personas con dermatomiositis a menudo tienen la enfermedad de la piel como sus síntomas iniciales. Las erupciones y pápulas características, así como los nódulos de calcinosis en los niños, sugerirán el diagnóstico. A veces, las lesiones cutáneas se pueden confundir con las del lupus eritematoso, la psoriasis o el liquen plano.

Los niños con dermatomiositis pueden ser difíciles de diagnosticar hasta que aparezcan los síntomas característicos de la piel.

Además de los síntomas de la piel, se pueden realizar análisis de sangre para detectar enzimas musculares y marcadores de inflamación. Algunas personas con dermatomiositis tienen un análisis de sangre con anticuerpos antinucleares positivos (ANA). La resonancia magnética (MRI), la electromiografía (EMG) y la biopsia muscular pueden evaluar la enfermedad y el daño muscular.

Tratamiento de dermatomiositis

El tratamiento para la dermatomiositis se enfoca en controlar la enfermedad muscular y los síntomas de la piel. Generalmente, se administra un corticosteroide como la prednisona para disminuir la inflamación muscular. Si los efectos secundarios de los esteroides se vuelven graves, se pueden usar medicamentos inmunosupresores o citotóxicos, como metotrexato (Rheumatrex) o azatioprina (Imuran). El metotrexato también puede ayudar a reducir los síntomas de la piel. Las personas con dermatomiositis son fotosensibles y deben proteger su piel de la exposición al sol.

Si hay debilidad muscular, la terapia física y ocupacional puede ayudar a mejorar la función muscular y prevenir complicaciones tales como contracturas. Algunas personas pueden necesitar tratamiento para síntomas sistémicos o complicaciones.

Outlook

La mayoría de las personas con dermatomiositis requerirán tratamiento a largo plazo.

La calcinosis puede complicar el tratamiento de la enfermedad en niños y adolescentes. Algunas personas pueden desarrollar cáncer o insuficiencia orgánica, lo que conduce a una esperanza de vida más corta. Sin embargo, muchas personas responden bien al tratamiento y alivian algunos o todos sus síntomas.

Like this post? Please share to your friends: