¿Qué hace a un buen entrenador?

¿Qué hace a un buen entrenador?

El entrenamiento físico y deportivo es tanto un arte como una ciencia. Un gran entrenador necesita saber más que las reglas del juego. Los grandes entrenadores también saben cómo comunicarse con los jugadores de una manera que obtiene resultados en el campo de juego. El objetivo del gran entrenamiento es guiar, inspirar y capacitar a un atleta para que se dé cuenta y desarrolle todo su potencial.

9 Cualidades y habilidades de un gran entrenador deportivo

Cuando buscas un entrenador, busca estas cualidades. Si quieres ser un mejor entrenador, debes calificar según estos criterios para ver cómo puedes mejorar.

1. Conoce el Deporte

Para poder enseñar efectivamente, el entrenador debe tener una comprensión profunda del deporte, desde las habilidades fundamentales hasta las tácticas y estrategias avanzadas. Los entrenadores pueden tener experiencia jugando, pero no todos los ex jugadores son buenos entrenadores. Los entrenadores deben planificar la temporada, conocer la naturaleza progresiva de la adaptación al entrenamiento, conocer las reglas y proporcionar un entorno simple y estructurado para que los atletas tengan éxito.

2. Busca información nueva

Aunque un buen entrenador sabe mucho acerca de un deporte (s), debe continuar aprendiendo y desarrollando nuevas técnicas de entrenamiento. Mantenerse al día con la investigación, la capacitación y la información de rehabilitación, asistir a clínicas de entrenadores, campamentos y buscar consejos de entrenadores y atletas de élite es una señal de un gran entrenador.

Ver videos, leer libros, estudiar publicaciones periódicas también puede ser útil. Asistir a clases universitarias en psicología deportiva, nutrición y fisiología del ejercicio es una gran idea y es fácilmente accesible para cualquier entrenador que quiera crecer y mejorar. Is 3. Es un motivador

El entrenador exitoso es un motivador con una actitud positiva y entusiasmo por el juego y los jugadores.

La capacidad de motivar e inspirar es parte de la fórmula del éxito. Lograr que los atletas crean en sí mismos y logren llegar es mucho más fácil en algunos entrenadores que en otros. El entrenador que puede motivar es capaz de generar el deseo de sobresalir en sus atletas. La motivación puede significar mantener la práctica divertida, fresca y desafiante. Al motivar a un jugador, un buen entrenador enfatiza tratar de alcanzar los objetivos de rendimiento, no los objetivos de resultado. Un entrenador debe asegurarse de que los jugadores entiendan que puedes controlar completamente tu propio esfuerzo y entrenamiento, pero no puedes controlar lo que hace tu oponente o el resultado de cada partida.

4. Conoce al atleta

Conocer las diferencias individuales en los atletas es también un ingrediente importante en la excelencia del entrenamiento. Gritar, gritar y otras demostraciones emocionales pueden funcionar para algunos atletas pero podrían tener un efecto devastador en otros. Individualizar la comunicación y la motivación para jugadores específicos es clave para el éxito del equipo. Prestar atención a las emociones, fortalezas y debilidades del jugador es responsabilidad de un buen entrenador. Is 5. Es un comunicador eficaz

El entrenador efectivo es un entrenador que se comunica bien y emana credibilidad, competencia, respeto y autoridad.

Un entrenador debe ser capaz de explicar las ideas con claridad. Una comunicación clara significa establecer objetivos definidos, dar retroalimentación directa y reforzar los mensajes clave. Reconocer el éxito también es esencial para una buena comunicación. Is 6. Es un buen oyente

Parte de la comunicación efectiva es escuchar. Un entrenador debe ser un oído compasivo y debe recibir los comentarios, preguntas y aportes de los jugadores. El entrenador efectivo buscará información de los jugadores. Finalmente, el buen entrenador será flexible y utilizará los comentarios de los jugadores para modificar el plan de entrenamiento si es necesario. Is 7. Está disciplinado

Los atletas deben cumplir con un conjunto razonable de reglas tanto dentro como fuera del campo y, si se ignoran, el entrenador es responsable de la disciplina.

El entrenador efectivo claramente establece un código de conducta por adelantado y se adhiere a él. Cuando ocurren violaciones, la disciplina debe seguir. La evidencia respalda que la disciplina para cambiar el comportamiento de manera efectiva debe ser leve, rápida y consistente.

8. Dirige por ejemplo

El coach efectivo también lidera con el ejemplo. Un buen entrenador se adhiere a las mismas reglas que espera de los jugadores. Un entrenador que quiere respeto también debe mostrar respeto. Un entrenador que espera que los jugadores sigan siendo positivos necesita mostrar una actitud positiva. Un entrenador que quiere que los atletas escuchen también escuchará a los jugadores.

9. Muestra compromiso

Los mejores entrenadores están en la profesión porque les encanta. Además de estar fuertemente comprometidos con los deportes y el éxito, los mejores entrenadores muestran un claro compromiso de velar por el mejor interés de los jugadores individuales.

Un gran entrenador no es fácil de encontrar y requiere un conjunto único de talentos y habilidades. Si es un entrenador, o si lo está buscando, estas cualidades pueden ayudarlo a identificar las fortalezas y debilidades de los programas de entrenamiento típicos. Es poco probable que una sola persona sobresalga en todas las áreas, pero un buen entrenador tendrá muchas de estas cualidades.

Like this post? Please share to your friends: