Complicaciones comunes de la culebrilla

Complicaciones comunes de la culebrilla

La culebrilla (herpes zoster) es una erupción dolorosa causada por la reactivación del mismo virus que causa la varicela (varicela-zoster). No solo un brote de herpes zoster puede ser increíblemente angustiante, sino que puede haber complicaciones que se extienden mucho más allá de la aparición del sarpullido.

Las complicaciones son diferentes para las personas con sistemas inmunológicos normales (intactos) en comparación con aquellos con sistemas inmunes comprometidos (como las personas que viven con el VIH).

Entre las personas con función inmune intacta, la tasa de complicaciones es la siguiente: ne neuralgia postherpética (dolor nervioso después de que la erupción se haya curado) – 7.9%

  • Infección bacteriana de la piel – 2.3%
  • Dolor e infecciones oculares – 1.6%
  • Neuropatía motora ( debilidad o atrofia de los músculos) – 0.9%
  • Meningitis – 0.5%
  • Síndrome de Ramsey Hunt (culebrilla de los nervios central para la audición y el equilibrio) – 0.2%
  • Los principales factores de riesgo para desarrollar complicaciones son la edad avanzada, recibir un trasplante de órgano, y tener una condición médica grave como diabetes, cáncer o VIH. Ne Neuralgia postherpética

La neuralgia postherpética es una afección potencialmente debilitante que causa un dolor ardiente que dura al menos seis meses después de un brote de culebrilla. Los síntomas incluyen:

Sensación de ardor en el área donde el sarpullido ya se curó

Dolor provocado por un contacto normalmente no doloroso, como un toque ligero

  • Prurito, a menudo persistente
  • Áreas de entumecimiento
  • Dificultad para detectar la temperatura y la vibración
  • Infecciones bacterianas de la piel
  • Debido a que la erupción de la culebrilla causa ampollas que dejan llagas abiertas, el riesgo de una infección bacteriana es alto. Ejemplos de infecciones bacterianas comunes incluyen:

Impétigo (generalmente causado por bacterias estafilocócicas o estreptocócicas)

Erisipela (también conocida como Fuego de San Elmo)

  • Foliculitis (la inflamación bacteriana de los folículos pilosos)
  • Daño de ojos relacionado con la culebrilla
  • Si el virus de la culebrilla afecta partes de la cara alrededor de la frente o la nariz, puede afectar el ojo permanentemente. Este tipo de brote aparece en un lado de la cara a lo largo de lo que se conoce como dermatoma (el área de la piel atendida por un solo nervio espinal). Sin tratamiento antiviral, casi la mitad de los afectados experimentarán pérdida o daño permanente de los ojos. Cualquier persona que tenga culebrilla cerca del ojo debe ser vista por un oftalmólogo inmediatamente.

Neuropatía motora neuro La neuropatía motora es la parálisis de los músculos causada por el virus del herpes zóster. Normalmente, el virus solo afecta la sensación de la piel, pero, en casos raros, puede penetrar más profundamente en el tejido muscular. Aproximadamente el 75 por ciento de aquellos que experimentan neuropatía motora recuperará la función motora.

Meningitis

La meningitis es una infección del líquido que rodea el cerebro y la médula espinal llamada líquido cefalorraquídeo. Los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza intenso, sensibilidad a la luz y dolor muscular. Debido a que este tipo de meningitis es causada por un virus y no una bacteria, no se puede tratar con antibióticos. En esencia, tiene que seguir su curso, aunque se pueden recetar analgésicos para tratar el dolor de cabeza.

Síndrome de Ramsay Hunt

El síndrome de Ramsay Hunt (también conocido como herpes zoster oticus) es la inflamación de un nervio facial cerca de una de las orejas. Los síntomas incluyen parálisis facial, dolor de oído y ampollas pequeñas llenas de líquido (llamadas vesículas) dentro del canal auditivo. Las personas con Ramsay Hunt a menudo pueden experimentar mareos o falta de equilibrio. Un estudio reciente mostró que solo el 10 por ciento de las personas con parálisis completa recuperaron por completo su función motora, mientras que el 66 por ciento con parálisis parcial experimentó una recuperación total.

Riesgo en personas con supresión inmune

Las personas con un sistema inmune comprometido, especialmente las personas con infección avanzada por VIH y receptores de trasplantes de órganos, tienen un mayor riesgo de desarrollar todas las complicaciones mencionadas anteriormente (con la excepción de la neuralgia posherpética).

Entre estos individuos de alto riesgo, se sabe que la propagación de la culebrilla a otras áreas de la piel (e incluso dentro del cuerpo) ocurre. Más preocupante es el hecho de que la inflamación pulmonar asociada a la culebrilla puede causar la muerte incluso con un tratamiento antiviral temprano. Las infecciones recurrentes por herpes zoster no son infrecuentes entre las personas con VIH.

Una palabra de Verywell

El tratamiento rápido de un brote de herpes zóster es la forma más efectiva de prevenir complicaciones a corto y largo plazo. Una forma aún mejor de prevenir un brote antes de que ocurra.

Ahora se encuentra disponible una vacuna llamada Zostavax que puede reducir significativamente el riesgo de un brote de culebrilla. Si bien la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) lo aprobó para su uso en adultos de 50 años de edad o menos, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la vacunación para adultos de 60 años o menos.

Like this post? Please share to your friends: