Los 5 gozos del aprendizaje de Pilates en casa

Este artículo es sobre los beneficios de los entrenamientos en casa de Pilates, pero no se trata de alentar a nadie a hacerlo solo sin instrucciones en persona. Las clases de Pilates y la ayuda de un instructor de Pilates son invaluables. Sin embargo, hay algo muy especial en trabajar solo. Puede mejorar tu práctica de Pilates inmensamente. Aquí hay algunas razones para inspirarte sobre Pilates en casa.

1 Un buen entorno para la autoconciencia

Los 5 gozos del aprendizaje de Pilates en casa

Pilates es un método de aptitud corporal / mental. Como tal, una atención interna es parte integral de la práctica. En la clase de Pilates, se debe prestar mucha atención al instructor, a un entorno menos familiar y a ser parte de una clase. En casa, tienes la oportunidad de centrar realmente tu atención en lo que estás haciendo y en cómo se siente. Esta es la configuración perfecta para descubrir niveles más profundos de movimiento Pilates dentro de ti, haciendo que los ejercicios sean aún más efectivos.

Aprenda cómo configurar su espacio de entrenamiento en el hogar.

2 Usted puede tomar su tiempo

Hay mucho que decir para avanzar a través de un entrenamiento a un ritmo constante. Pero a veces eso significa que omitimos las partes en las que no somos buenos o no las comprendemos.

Puede aprovechar su propio tiempo para aclarar las cosas en las que necesita trabajar. Experimenta con ejercicios que no han estado funcionando para ti. Trata de descubrir por ti mismo lo que se supone que deben hacer, y por qué podrían no estar funcionando. Muchos descubrimientos se pueden hacer de esta manera que llevarán su práctica al próximo nivel.

La práctica hogareña también es un buen momento para permitirse el estudio de las instrucciones de ejercicios escritos en línea y en libros, y para ver y volver a ver porciones de DVD y videos.

3 Nadie está mirando

¿Alguna vez ha tenido un instructor que lo corrige incluso antes de que haya tenido la oportunidad de averiguar qué es cierto ejercicio? Molesto, ¿verdad? Aunque necesitamos la visión de rayos X de nuestro instructor (una cualidad que nunca deja de sorprenderme), a veces también necesitamos la libertad de parecer un poco tontos antes de hacer algo bien.

En casa, nadie va a detectar tu movimiento. No hay otros estudiantes echando miradas de reojo a lo que estás haciendo, y no hay ningún profesor en formación que esté tomando notas al margen. El hogar es su oportunidad de trabajar hasta su límite, ¡y tal vez incluso superarlo sin preocuparse de parecer tonto!

No intentes nada peligroso (como movimientos avanzados si eres un principiante), pero qué diablos va para tu siguiente nivel.

4Puede personificar su práctica de Pilates

Incorporar: hacer o incluir como parte de un todo unido (del Diccionario Merriam-Webster).

A veces, ir a la clase de Pilates es como recuperar un pedacito de nuestra vida. Luego, continuamos nuestro día con la esperanza de que los efectos duren. Cuando llevas tu casa de pilates, tejes la práctica en un tejido más personal de tu vida. Esto puede marcar una gran diferencia en la forma en que se ve a sí mismo como un estudiante de Pilates. Es como reclamar Pilates como propio y permitirte completar tu práctica desde adentro, un movimiento de fortalecimiento y fortalecimiento que garantizo que aumentará tu forma física.

5Entrenamientos de Pilates consistentes

Si te acostumbras a ejercitarte por tu cuenta, no dependerás de nadie para que tu práctica física se mantenga en buen camino y progrese.

Un muy buen horario de Pilates es de dos clases por semana complementado por uno o dos entrenamientos en casa. Si su presupuesto no está disponible para clases frecuentes de Pilates, el estudio está cerrado en días festivos o si viaja mucho, nada de eso lo desanimará si se siente cómodo practicando Pilates por su cuenta.

Like this post? Please share to your friends: