¿Qué son los nociceptores?

¿Qué son los nociceptores?

Aunque los nociceptores a veces se llaman receptores del dolor, no es exactamente un término preciso. Sin embargo, juegan un papel fundamental en cómo te sientes y reaccionas al dolor. Comprender la diferencia entre los nociceptores y el dolor es importante para comprender cómo funciona el cerebro al procesar las sensaciones.

Hay miles de formas en que puedes experimentar dolor. Desde golpearse el dedo del pie hasta cortarse mientras corta verduras, varios grados de dolor son parte de la experiencia humana.

No importa cómo se cause el dolor, todos comparten mecanismos similares sobre cómo se detecta y se transmite la sensación.

Nociceptores: transmisión del dolor

Si golpea la rodilla contra una mesa o se quema, el dolor suele ser instantáneo. Estos casos se conocen como dolor agudo o nuevo. El dolor agudo comienza con la nocicepción, el método del sistema nervioso para detectar daños en el cuerpo. Los nociceptores son terminaciones nerviosas o receptores sensoriales ubicados en todo el cuerpo. Son responsables de evaluar el daño al cuerpo mientras experimenta dolor.

Si te cortas el dedo del pie, los nociceptores se activan de inmediato. Envían una señal al cerebro, que viaja a través de los nervios periféricos hasta la médula espinal. Durante la transmisión, las señales de los nociceptores se procesan constantemente, y el cerebro tiene el mayor impacto en la forma de experimentar el dolor.

Los nociceptores sirven como alarmas para el cuerpo, alertándote de que ha sucedido algo a lo que debes reaccionar y solo se activa cuando se desencadenan por un evento.

Los nociceptores se dividen en tres categorías:

  • Químico: Los productos químicos activan los nociceptores, como cuando un corte se infecta. Para combatir la infección, el área se inflamará; su cuerpo está llevando más sangre y productos químicos al área para ayudar a reparar el daño. Los productos químicos activan los nociceptores y producen dolor. Es por eso que después de una lesión o herida, incluso toques suaves o pequeños movimientos pueden realmente lastimar.
  • Temperatura: la temperatura es desencadenante común de los nociceptores. Si toca una estufa caliente, los nociceptores que señalan dolor se activan de inmediato, a veces incluso antes de que se dé cuenta de lo que ha hecho.
  • Mecánico: La presión mecánica se refiere a cualquier cosa que obstaculiza o estira el movimiento, como cuando tira de un tendón de la corva o tensiona un tendón. Los ligamentos se estiran más allá de su capacidad, estimulando nociceptores y enviando señales de dolor al cerebro.

El dolor nociceptor es una función normal y se comporta de una manera generalmente predecible. Puede identificar la causa del dolor, como un pie lesionado después de pisar algo, y la categoría en la que cae. Sin embargo, no todo el dolor cae en una categoría de nociceptores. Las lesiones sin causa directa, como el resultado de una enfermedad interna, generalmente no estimulan los nociceptores.

Los nociceptores funcionan para alertarlo de posibles daños; en algunos casos, es inexacto. Mientras que un dedo del pie aplastado puede doler gravemente en este momento, es probable que no cause un daño duradero. Pero en el caso de una quemadura, los nociceptores trabajan para alertarlo sobre el daño a los nervios.

Muchos analgésicos, como los opiáceos, funcionan bloqueando los productos químicos que reducen el umbral del dolor. Así es como se controla la respuesta al dolor y por qué solo funcionan en algunos casos; el dolor puede ser señalado por otros receptores, no solo por los nociceptores, por lo que puede sentir dolor sin activar los nociceptores.

Like this post? Please share to your friends: