Prevenir la obesidad: dormir bien por la noche

Prevenir la obesidad: dormir bien por la noche

Ese antiguo consejo para dormir bien por la noche resulta ser más beneficioso para la salud de lo que nunca se había imaginado.

Además de prevenir enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, depresión y otros trastornos, obtener una cantidad adecuada de sueño de alta calidad todas las noches puede prevenir el aumento de peso y la obesidad. ¿Cuál es la cantidad correcta? La mayoría de los estudios han demostrado que se requieren entre siete y nueve horas de sueño ininterrumpido per por noche para aprovechar los beneficios para la salud del buen sueño, incluidos los relacionados con la prevención de la obesidad. ¿Qué pasa cuando dormimos? El cuerpo tiene la oportunidad de repararse y recuperarse. Si no tiene suficiente tiempo para hacerlo a largo plazo (crónicamente), se liberan hormonas del estrés y otros factores inflamatorios, ya que el cuerpo comienza a reaccionar como si estuviera bajo estrés crónico (que, sin dormir lo suficiente, es). Uno de los principales actores en términos de hormonas del estrés es el cortisol, que se libera en respuesta al estrés crónico.

Entre muchas otras de sus influencias sobre el cuerpo, el cortisol hace que la glucosa (azúcar) se libere al torrente sanguíneo para que esté más fácilmente disponible para alimentar el cerebro. Como respuesta evolutiva al estrés crónico, esto probablemente funcionó bastante bien, permitiendo que una persona bajo estrés responda con más poder cerebral.

Sin embargo, en el mundo de hoy, un efecto secundario no deseado de las acciones del cortisol es la tendencia al aumento de peso (tiene sentido que nuestros antepasados ​​tuvieran que almacenar o mantener el peso si estuvieran realmente bajo estrés en un ambiente hostil).

Ese aumento de peso, con el tiempo, puede traducirse en obesidad.

De hecho, los estudios han demostrado que la falta de sueño adecuado puede resultar en comer en exceso. Y para aquellos que están tratando de perder peso, dormir lo suficiente (una vez más, al menos siete horas por noche) aumenta las posibilidades de éxito con la pérdida de peso.

¡Según la enfermedad cardíaca de Braunwald, el tiempo que duerme puede representar hasta un tercio de nuestra vida!

Esto da una idea de cuán importante es el sueño para nuestros cuerpos.

¿Cómo puedes estar seguro de dormir lo suficiente? Primero, debes hacer que sea una prioridad en tu agenda diaria. En segundo lugar, una buena higiene del sueño es muy importante, especialmente si padece insomnio.

Higiene del sueño

Según la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño, el sueño puede mejorarse en muchos casos de insomnio crónico mediante la práctica de buenos hábitos de sueño o la higiene del sueño. Las rutinas diarias juegan un papel importante en la cantidad de sueño de buena calidad que obtenemos, por lo que es importante prestar atención a estas rutinas en forma de higiene del sueño.

Algunos ejemplos de buena higiene del sueño incluyen: evitar la cafeína y el alcohol antes de acostarse, preparar un entorno para dormir que minimice la exposición a la luz y minimizar la exposición a la luz en las horas previas a la hora de acostarse, dormir a la misma hora todas las noches y hacer ejercicio regularmente pero no solo antes de ir a la cama.

Si está practicando una buena higiene del sueño constantemente y aún sufre de insomnio crónico, es importante consultar con su médico sobre su situación, ya que otras condiciones pueden afectar la cantidad y la calidad de su sueño, y existen múltiples opciones de tratamiento, dependiendo de la causas subyacentes).

Like this post? Please share to your friends: