¿Se puede diagnosticar el síndrome de Down con un ultrasonido?

¿Se puede diagnosticar el síndrome de Down con un ultrasonido?

Los ultrasonidos brindan una excelente manera de controlar su embarazo y se pueden utilizar para detectar el síndrome de Down. Lo más probable es que tenga al menos uno o dos ultrasonidos, si no más, en el transcurso de su embarazo para controlar el crecimiento y desarrollo de su hijo.

Hay muchas razones por las que es posible que se haga una ecografía durante el embarazo. Durante su primer trimestre, un ultrasonido puede ayudar a determinar la fecha de parto de su bebé, ya sea que esté embarazada con uno o más bebés, la ubicación y el desarrollo de su placenta, así como también si ha tenido un aborto espontáneo.

Los ultrasonidos también se pueden usar durante los procedimientos diagnósticos de pruebas prenatales y pueden ayudar a los médicos a detectar posibles defectos de nacimiento.

¿Cómo funciona un ultrasonido?

Los ultrasonidos funcionan al usar ondas de sonido demasiado altas para que el oído humano escuche generar una imagen del feto. Al realizar una ecografía, su médico aplicará un gel especial en el abdomen y usará un transductor, un aparato tipo varita, para transmitir las ondas de sonido hacia su abdomen. Estas olas no representan ningún riesgo para usted o su hijo.

Las ondas de sonido viajan a través del líquido amniótico y rebotan en las estructuras ubicadas en el útero. Estas ondas se recuperan a diferentes velocidades dependiendo de la densidad de las estructuras que golpean antes de desviarse. Una computadora convierte las ondas de sonido que regresan en una imagen del feto. Cuanto más dura o más densa es una estructura, más brillante se mostrará en el monitor.

Por ejemplo, al observar un ultrasonido fetal, las estructuras óseas como el cráneo y los huesos de las piernas aparecen de color blanco brillante. Organs Órganos menos densos, como el hígado y los riñones, aparecen de color gris claro. El líquido amniótico se muestra negro porque las ondas de sonido pasan directamente a través del fluido y no se recuperan. Al observar estas imágenes en blanco y negro, un profesional de la salud calificado puede examinar la anatomía de su bebé.

¿Puede un ultrasonido diagnosticar el síndrome de Down?

Un ultrasonido no puede diagnosticar el síndrome de Down.

Sin embargo, puede proporcionar información sobre su hijo que podría hacer que su médico esté más inclinado a evaluar el síndrome de Down y otras anormalidades cromosómicas. Ciertos hallazgos ecográficos, a veces denominados marcadores blandos

,, son hallazgos que, en sí mismos, no causarán ningún problema al bebé, pero podrían indicar una anomalía cromosómica subyacente. Los marcadores suaves para el síndrome de Down pueden incluir:Aumento de la translucencia nucal: trans La translucidez nucal mide qué tan gruesa es la acumulación de líquido en la parte posterior del cuello de su hijo en desarrollo. Si el área es más gruesa que el promedio, puede ser un signo de síndrome de Down.

  • Longitud del fémur acortada: Un fémur acortado, o fémur, puede ser otro signo. C Quistes del plexo coroideo:
  • Este tipo de quiste ocurre en el cerebro del feto. Focos ecogénicos intracardíacos:
  • Representando mineralizaciones en los músculos del corazón, este es un hallazgo de ultrasonido más común. Bow Intestino ecogénico: Este marcador suave muestra que el intestino es más brillante de lo que se supone que es.
  • Arteria umbilical única: La mayoría de los cordones umbilicales tienen una vena y dos arterias.
  • Pelvis renal dilatada: También un hallazgo ecográfico común, una pelvis renal dilatada o hidronefrosis, significa que el área de la pelvis por los riñones está distendida.
  • Pruebas adicionales para el Síndrome de Down Si se encuentra alguno de estos marcadores en su ultrasonido, debe hablar con su médico o proveedor de atención médica para determinar su riesgo de tener un bebé con una anomalía cromosómica y para analizar qué pruebas prenatales adicionales puede realizar. Considerar.
  • La única forma de saber si su bebé tiene una anomalía cromosómica subyacente es hacerse una prueba de diagnóstico prenatal, como una prueba de muestreo de vellosidades coriónicas (CVS) o una amniocentesis. Estas pruebas son opcionales pero pueden ayudarlo a determinar la salud futura de su hijo. Incluso si se ve uno de estos marcadores durante su ultrasonido, es importante recordar que muchos bebés con uno de estos marcadores resultan ser bebés perfectamente sanos sin anormalidades cromosómicas subyacentes.

Los ultrasonidos son solo una prueba de detección y no pueden diagnosticar el síndrome de Down u otras anormalidades cromosómicas.

Like this post? Please share to your friends: