Alimentación por tubo en el tratamiento de la fibrosis quística F Fibrosis quística

Alimentación por tubo en el tratamiento de la fibrosis quística F Fibrosis quística

¿Es hora de alimentar con tubo?

Las tomas de tubo, también llamadas alimentaciones

Enterales may, pueden ser parte de su tratamiento de CF dentro y fuera de su vida. Hay muchos escenarios que podrían llevar a la alimentación por sonda incluida en su plan de tratamiento. Por ejemplo, puede que tenga problemas con una infección que le dificulte comer o que aumente tanto su trabajo de respiración que no pueda comer lo suficiente como para satisfacer sus necesidades de energía. O bien, puede comer bien, pero aún no crecer o mantener el peso como debería. Durante sus visitas clínicas de rutina, su proveedor de atención médica monitorea de cerca su peso y sus patrones de crecimiento. Si comienza a mostrar signos de que no está recibiendo una nutrición adecuada a través de la dieta, su proveedor puede recomendarle alimentación por sonda. Algunos de los signos que pueden indicar la necesidad de alimentación por sonda son: Peso para la altura inferior al 85%

Pérdida de peso durante 2 meses consecutivos

  • Sin aumento de peso durante 2 a 3 meses en niños menores de 5 años
  • Sin aumento de peso durante 6 meses en niños de 5 años en adelante
  • Tipos de tubos de alimentación
  • Existen dos tipos principales de tubos de alimentación: uno se inserta a través de la nariz y el otro a través del abdomen. Su proveedor de atención médica decidirá qué tipo de tubo usar en función de sus necesidades y situación únicas.

Tubo nasogástrico (tubo NG):

Una sonda nasogástrica es un tubo delgado y flexible que se introduce en la nariz, baja por la garganta y llega al estómago.

Su médico puede recomendar un tubo NG si la alimentación por sonda solo será necesaria durante unos días, o posiblemente hasta unas pocas semanas. Un tubo NG es el tipo de sonda de alimentación menos invasiva porque su inserción no requiere una incisión quirúrgica. Desafortunadamente, los tubos NG se desprenden fácilmente y pueden causar molestias en la nariz y la garganta, por lo que no son la mejor opción para el tratamiento a largo plazo. Tubo de gastrostomía (sonda G):

Un tubo de gastrostomía, también llamado tubo G o PEG, es un tubo flexible que se inserta directamente en el estómago a través de una incisión en el abdomen. Los tubos G son adecuados para el uso a largo plazo, por lo que su médico probablemente recomendará este tipo de sonda si cree que necesitará nutrición suplementaria, ya sea de forma continua o intermitente, durante más de unas pocas semanas.

Tubo de yeyunostomía (tubo en J): Un tubo de yeyunostomía, también llamado tubo en J, es lo mismo que un tubo G, excepto que pasa por alto el estómago. Los tubos en J se insertan a través de una incisión en el abdomen directamente en la sección del intestino delgado llamada yeyuno. Los tubos en J se usan cuando una persona no puede tolerar la alimentación directamente en el estómago.

Gastrostomía: tubo de yeyunostomía (tubo GJ): Un tubo de gastrostomía y yeyunostomía, también llamado tubo GJ, es un tubo que se inserta a través del abdomen hacia el estómago, pero no se detiene allí.

El tubo GJ pasa a través del estómago hacia el yeyuno, administrando las tomas directamente en el intestino delgado tal como lo hacen con un tubo en J. Los tubos GJ a menudo se usan cuando una persona que ya tiene un tubo G no puede tolerar las alimentaciones en el estómago. En lugar de hacer una nueva incisión en el abdomen, un tubo más largo se enhebra a través de la abertura existente en el yeyuno. Fórmulas de alimentación por tubo

Hay muchas marcas de fórmulas de alimentación por sonda disponibles. Su médico o nutricionista le recetará la fórmula que contiene la cantidad correcta de calorías y nutrientes para usted. Por lo general, las tomas con sonda se administran como suplementos, lo que significa que aún comerá alimentos regulares además de la alimentación por sonda.

En los casos en que no puede tolerar los alimentos por vía oral, como por ejemplo, si tiene dificultades respiratorias graves que le impiden tragar de forma segura, la alimentación por sonda puede suministrar toda su nutrición hasta que pueda volver a comer.

Dependiendo de sus necesidades y qué tipo de tubo tiene, su alimentación se administrará a través de una bomba que administra la fórmula lentamente durante un período de varias horas, o una jeringa que permite que la fórmula gotee durante unos minutos.

Like this post? Please share to your friends: