Si bien parece razonable sugerir que la obesidad ejerce un estrés excesivo sobre la pelvis, la espalda y la columna vertebral, desencadenando el desarrollo de dolor de espalda…