Por ejemplo, después de un golpe en el cuello, inicialmente (y frenéticamente) puede pensar que está roto. Aquí están las buenas noticias: los traumatismos en el cuello rara…