Tratamientos para el cáncer de mama maligno

Tratamientos para el cáncer de mama maligno

Un tumor es una palabra aterradora, pero en realidad solo significa una masa de tejidos anormales. Hay dos tipos principales de tumores: benigno, lo que significa que el tumor no es canceroso y es maligno, tumores que son cancerosos. T Tumores benignos y malignos

Dado que los tumores benignos son inofensivos, los médicos pueden optar por dejar el tumor solo en lugar de eliminarlo. Si experimenta molestias, irritación o presión, infórmele a su médico para que pueda planear quitárselo y mejorar su comodidad.

Si se descubre que un tumor es maligno, tiene cáncer de seno u otra forma de cáncer. Los tumores malignos son agresivos y se diseminarán a otros tejidos circundantes. Cuando se identifica el tumor, su médico puede recomendar una biopsia para identificar qué tan avanzado está el cáncer y qué tan grave es.

Niveles tumorales

Los tumores malignos se evalúan y clasifican de acuerdo con un sistema designado en función de su gravedad. Su médico evaluará qué tan similares son las células a las células sanas y la forma y el tamaño de las células. También buscará indicios de la rapidez con que las células se dividen y se multiplican. Teniendo en cuenta estos factores, al tumor se le asigna una calificación:

Grado bajo: Bien diferenciado

  1. Grado intermedio: Moderadamente diferenciado
  2. Grado alto: poco diferenciado
  3. En este sistema, 1 es el menos grave de los casos y el más parecido al tejido normal . Los tumores de alto grado se ven anormales bajo el microscopio y es probable que sean más agresivos y severos.

Estas calificaciones son completamente diferentes a las etapas del cáncer y no deben confundirse. La calificación simplemente ayuda a determinar su plan de tratamiento único. Los tumores malignos de cáncer de mama en cada grado se tratan con éxito todos los días. T Tumores malignos y otros tipos de cáncer

Si bien un tumor maligno puede identificarse y diagnosticarse por primera vez con cáncer de mama, puede convertirse en otra cosa.

Si un tumor maligno arroja células al torrente sanguíneo o al sistema linfático, esas células transportarán el cáncer a otras partes del cuerpo, que pueden incluir:

Hueso

Piel

  • Pulmones
  • Hígado
  • Cerebro
  • Nódulos linfáticos
  • Tratamiento
  • Una vez que un tumor maligno ha sido diagnosticado en el seno, su médico le recomendará un plan de tratamiento adaptado a su situación particular. Este plan podría incluir cirugía, terapia hormonal, radiación y quimioterapia:

Cirugía:

El médico extirpará tejido canceroso del área afectada. La efectividad de los procedimientos quirúrgicos depende del tipo de cáncer y su gravedad.

  • Terapia hormonal : se pueden recetar medicamentos para ayudar a reducir los niveles de hormonas.
  • Radiación:Los rayos de alta energía se usan para matar células cancerosas en un área específica. Por lo general, se administra de forma externa, sin embargo, también existen métodos internos.
  • Quimioterapia: Esta terapia incluye el uso de un agente quimio para matar células cancerosas. Puede recibir quimioterapia a través de una infusión directamente en el torrente sanguíneo. Las drogas viajan a través de su cuerpo y atacan el área afectada.
  • Los tumores malignos son crecimientos graves que requieren una intervención médica seria. Las evaluaciones periódicas y las visitas anuales a su médico no evitarán que se desarrolle el cáncer, pero identificarán el cáncer desde el principio. Atrapar el cáncer en las primeras etapas es esencial para tratarlo de manera efectiva.

Like this post? Please share to your friends: