Someterse a una punción lumbar para el dolor de cabeza

Someterse a una punción lumbar para el dolor de cabeza

Los dolores de cabeza no son siempre trastornos primarios, como una migraña o un dolor de cabeza tensional, sino más bien indicadores de que algo más está sucediendo en el cuerpo. Por ejemplo, algunos dolores de cabeza severos son realmente señales de un proceso peligroso que ocurre en el sistema nervioso. Los ejemplos incluyen:

  • Meningitis
  • Hipertensión intracraneal
  • Hemorragia subaracnoidea

Si su médico está preocupado de que su dolor de cabeza sea realmente una de las afecciones anteriores, puede realizar una punción lumbar o enviarlo a la sala de emergencias por uno.

Descripción general

Una punción lumbar es un procedimiento neurológico que se realiza para acceder al canal espinal donde fluye el líquido cefalorraquídeo (LCR). Las punciones lumbares se realizan con fines diagnósticos o terapéuticos. Por ejemplo, la punción lumbar se utiliza para hacer el diagnóstico de meningitis, que requiere el análisis del líquido cefalorraquídeo. Una punción lumbar también se usa para administrar quimioterapia en un paciente con cáncer o anestesia a una mujer en trabajo de parto.

Cómo se realiza una punción lumbar

En primer lugar, su médico lo ubicará cuidadosamente, ya que es fundamental para acceder al CSF de manera segura y eficiente. Te pedirá que te sientas en el borde de la cama y que arquees como un gato o que te acuestes de costado en posición fetal, conocida como posición recostada lateral. Luego, su médico limpiará la piel de su espalda e inyectará un agente anestésico. Esta es la parte que generalmente pica más.

Después de inyectar el agente anestésico, su médico insertará la aguja espinal entre dos vértebras en la parte inferior de la espalda.

Una vez que la aguja espinal alcanza la mancha correcta, el líquido cefalorraquídeo fluirá hacia los tubos de recolección. Pero primero, si está recostado en posición lateral (de costado), su médico puede tomar una presión de apertura con un manómetro. La detección de la presión de apertura es especialmente útil para diagnosticar afecciones médicas como la hipertensión intracraneal idiopática o la meningitis bacteriana (dos afecciones que provocan una presión intracraneal alta).

Una vez recogido, el CSF se analiza cuidadosamente para ayudar a su médico a hacer un diagnóstico. Por ejemplo, si su médico sospecha meningitis, pedirá una tinción de Gram y un cultivo del CSF, junto con proteína CSF y glucosa.

Posibles complicaciones

La complicación más común de una punción lumbar es un dolor de cabeza, que ocurre en aproximadamente el 36% de los pacientes. La causa del dolor de cabeza es la filtración del líquido cefalorraquídeo a través del sitio en su espalda donde se insertó la aguja (llamado sitio de punción). El potencial de esta complicación es reducido por su médico usando una aguja espinal más pequeña.

En el caso de una cefalea espinal, su médico puede sugerirle que se recueste, líquidos por vía intravenosa, cafeína o incluso un parche de sangre, que es un procedimiento en el cual se inyecta su propia sangre en el sitio de punción para comprimir el orificio, evitando fuga de fluido espinal. Her La hernia de tallo cerebral es la complicación más grave (pero muy rara) de una punción lumbar. A veces, su médico hará que se someta a una tomografía computarizada de su cerebro antes de someterse a una punción lumbar para ayudarlo a identificar cualquier elevación de presión en su cerebro, lo que aumentaría sus probabilidades de sufrir una hernia.

El sangrado en el sitio de punción también puede ocurrir, aunque de forma poco común.

Su médico usará su discreción cuando realice una punción lumbar si está tomando un anticoagulante.

Otras posibles complicaciones poco comunes incluyen infección en el sitio de punción, dolor lumbar y una formación de quistes llamada quiste epidérmico subaracnoideo. Hu ¿Duele la punción lumbar?

Esta es una buena pregunta y realmente varía según el individuo. A menudo, la parte más incómoda del procedimiento es el agente anestésico que se inyecta en la piel, antes de la colocación de la aguja espinal. Esto se siente como una picadura de abeja. Luego, cuando el médico coloca la aguja en su espalda, sentirá una sensación de presión, que se alivia una vez que se retira la aguja.

En general, el procedimiento generalmente es bien tolerado, y si bien puede provocar ansiedad, es bastante rápido y sin mucha incomodidad.

Una palabra de Verywell

La punción lumbar sirve como una ventana a nuestro sistema nervioso y puede proporcionar información crítica de diagnóstico y medios terapéuticos. Si va a tener una punción lumbar y tiene preocupaciones, hable con su médico de antemano para que se sienta preparado y cómodo.

Like this post? Please share to your friends: