Si el bulto resulta ser un quiste…

Un quiste mamario es un saco inofensivo lleno de líquido que se muestra fácilmente en un ultrasonido. Otros tipos de bultos en los senos pueden parecerse a los de un quiste, pero una manera de asegurarse de que el bulto en su seno sea un quiste y no una masa diferente es mediante una aspiración con aguja fina. Su médico usará una aguja muy fina (más pequeña que una aguja de extracción de sangre) para succionar algo de líquido, que se examinará con un microscopio.

Este procedimiento se puede realizar en una oficina o clínica, por un médico capacitado en la técnica y que tiene acceso a un laboratorio de patología que puede examinar el fluido resultante.

También conocido como: aspi Aspiración de quistes mamarios, aspiración con aguja fina de mama, FNA mamaria, biopsia por aspiración con aguja fina, FNAB

Hacerse un nudo en la mama es una decisión acertada. Tener una aspiración con aguja fina puede parecer aterrador, pero puede darle la información más clara sobre la naturaleza del bulto. Si el bulto resulta ser un quiste, el líquido puede drenarse, aliviando cualquier presión que pueda haber causado. La mayoría de los bultos en los senos no son cancerosos, pero un pequeño porcentaje de ellos son malignos. En cualquier caso, el examen del líquido resultante de su aspiración puede brindarle a su médico suficiente información para determinar cuáles serán los próximos pasos, para tratar el bulto.

Qué esperar durante el procedimiento

Va a estar despierto durante el procedimiento, pero puede solicitar anestesia local para insensibilizar el área de su seno donde entrará la aguja.

Su piel será limpiada para prevenir infecciones. Su médico localizará el bulto al sentirlo o al usar un ultrasonido para verlo. Luego, su médico inmovilizará la masa y usará una aguja de calibre muy fino para perforar la masa y extraer el líquido con una jeringa. Si no sale líquido, el médico puede volver a colocar la aguja e intentar nuevamente.

Una vez que se captura el líquido, se retira la aguja, se aplica presión para evitar un hematoma y se usa una venda para cubrir el sitio.

Interpretación de resultados

El color del fluido extraído del bulto dará algunas pistas sobre su naturaleza. Si el líquido es claro o acuoso y no tiene sangre, y el bulto se contrae como resultado de la aspiración, lo más probable es que sea un quiste. A veces, el líquido será blanco, amarillo verdoso, marrón o con sangre; en casos excepcionales, esto significará que el tumor es canceroso. Si la aguja extrae pequeños trozos de tejido y muy poco fluido, eso indica una masa sólida. Esas muestras de tejido deben ser examinadas por un patólogo para determinar su naturaleza.

Precisión

Una aspiración con aguja tiene una precisión del 80 al 85% al ​​dar una indicación clara de si un bulto en la mama es un quiste o una masa mamaria sólida. Pero dado que existe una posibilidad de error, es importante ir a sus visitas de seguimiento. Un quiste puede rellenarse y necesita más aspiración, o si un bulto crece o el sitio de la biopsia con aguja se magullan, infectan o se vuelven sensibles, su médico debe examinarlo nuevamente.

Beneficios y riesgos

Una aspiración con aguja fina puede provocar el drenaje de un quiste y el tumor desaparecerá. Esta es una buena indicación de que el bulto no era canceroso.

Sin embargo, algunos quistes se vuelven a llenar y, si se vuelven molestos, se pueden extirpar quirúrgicamente. Si la biopsia con aguja omite un tumor canceroso, o si el líquido o la muestra de tejido no proporcionan un diagnóstico claro, entonces su médico puede recomendarle hacer otra biopsia FNA o una biopsia quirúrgica con aguja gruesa, estereotáctica o abierta.

Instituto Nacional del Cáncer. Comprensión de los cambios en los senos: una guía de salud para las mujeres. Pruebas de seguimiento para informarte más: Aspiración con aguja fina.

Like this post? Please share to your friends: