Remedios naturales para el síndrome de piernas inquietas

Remedios naturales para el síndrome de piernas inquietas

El síndrome de piernas inquietas (SPI), marcado por un impulso incontrolable de mover las piernas, es un trastorno neurológico que afecta a hasta 12 millones de estadounidenses. Por lo general, los síntomas aparecen cuando los pacientes se acuestan en la cama por la noche, pero el síndrome de piernas inquietas también se puede inflamar durante el día (por ejemplo, durante períodos prolongados).

Los pacientes con síndrome de piernas inquietas típicamente reportan una sensación de ardor, hormigueo, dolor, picazón o tirones profundos debajo de la piel de sus pantorrillas (y algunas veces en los muslos, pies, manos y brazos también).

Aunque la intensidad y la duración de los síntomas varían de persona a persona, mover las piernas tiende a aliviar la incomodidad para la mayoría de los pacientes.

Remedios para el síndrome de piernas inquietas

Hasta ahora, falta el apoyo científico para el uso de remedios naturales para el síndrome de piernas inquietas.

1) Adopte hábitos saludables

Dado que la cafeína, el alcohol y el tabaco pueden desencadenar síntomas, evitar las tres sustancias podría aliviar el síndrome de piernas inquietas. La fatiga también puede agravar el síndrome de piernas inquietas, por lo que debe mantener un régimen de sueño saludable (por ejemplo, respetando la hora de acostarse y despertarse regularmente). El ejercicio también puede beneficiar a los pacientes con síndrome de piernas inquietas, pero recuerde que ejercitarse a las pocas horas de acostarse puede ser un obstáculo para una buena noche de sueño.

2) Terapia con frío y calor

La aplicación de compresas tibias o frías en el área afectada o la alternancia de terapia con calor y frío pueden calmar los síntomas del síndrome de piernas inquietas. Para mayor alivio, trate de tomar un baño tibio y masajear suavemente los músculos de sus piernas.

3) Técnicas de relajación

Controlar su estrés puede ayudar a evitar los síntomas del síndrome de piernas inquietas, así que asegúrese de incluir una práctica para reducir el estrés (como la respiración profunda o la meditación) en su rutina diaria.

4) Vitaminas

Dado que mantener niveles suficientes de calcio y magnesio ayuda a mantener los músculos y nervios funcionando correctamente, tomar un multivitamínico / multimineral diario puede aliviar los síntomas del síndrome de piernas inquietas.

En algunos casos, los niveles bajos de hierro pueden provocar un síndrome de piernas inquietas. Sin embargo, dado que demasiado hierro puede ser tóxico para su sistema, nunca debe usar suplementos de hierro sin antes consultar con su médico. Para aumentar su ingesta de hierro a través de alimentos, busque fuentes como frijoles, verduras de hoja verde oscuro, nueces y semillas.

5) Terapias alternativas

Las investigaciones indican que la terapia tradicional china basada en agujas conocida como acupuntura puede ayudar a aliviar el síndrome de piernas inquietas. Y en un estudio de 2007, los científicos descubrieron que recibir terapia de masaje dirigida a la parte inferior del cuerpo podría ayudar a prevenir los síntomas del síndrome de piernas inquietas durante varias semanas.

Causas y complicaciones del síndrome de piernas inquietas

En aproximadamente la mitad de los casos, los pacientes tienen antecedentes familiares del trastorno. El síndrome de la pierna inquieta también se asocia con una serie de afecciones crónicas, como la diabetes, la enfermedad de Parkinson y la insuficiencia renal.

En un estudio publicado en 2009, los científicos descubrieron que la obesidad y el exceso de grasa abdominal pueden aumentar el riesgo de síndrome de piernas inquietas. Investigaciones anteriores también sugieren que las anormalidades en los niveles de la dopamina química cerebral pueden estar relacionadas con el síndrome de piernas inquietas.

Debido a que el síndrome de piernas inquietas con frecuencia interrumpe el descanso, los pacientes suelen experimentar falta de sueño e insomnio, lo que a su vez puede contribuir a una serie de otros problemas físicos y de salud mental (incluidas las enfermedades cardiovasculares).

Uso de remedios naturales

Debido a la falta de investigación de apoyo, es demasiado pronto para recomendar la medicina alternativa en el tratamiento del síndrome de piernas inquietas. Si está considerando usarlo, hable con su médico para sopesar los posibles riesgos y beneficios. Tenga en cuenta que la medicina alternativa no debe usarse como un sustituto de la atención estándar. El autotratamiento de una condición y el evitar o retrasar la atención estándar puede tener consecuencias graves.

Descargo de responsabilidad: la información contenida en este sitio tiene fines educativos únicamente y no sustituye el asesoramiento, diagnóstico o tratamiento de un médico con licencia. No está destinado a cubrir todas las precauciones posibles, las interacciones medicamentosas, las circunstancias o los efectos adversos. Debe buscar atención médica inmediata ante cualquier problema de salud y consultar a su médico antes de usar un medicamento alternativo o hacer un cambio en su régimen.

Like this post? Please share to your friends: