¿Qué causa la enfermedad de Parkinson?

¿Qué causa la enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson ocurre cuando ciertas células nerviosas (llamadas neuronas) localizadas en una parte particular de su cerebro dejan de funcionar correctamente o mueren. Estas neuronas normalmente producen una sustancia química cerebral importante llamada dopamina, que ayuda a controlar la actividad muscular.

Cuando no tienes suficiente dopamina porque estas neuronas no la producen, no puedes dirigir o controlar tus movimientos musculares normalmente.

Eso se debe a que el área de su cerebro que alberga estas neuronas productoras de dopamina (una región del cerebro conocida como la sustancia negra) no puede transmitir señales a la llamada estación repetidora del cerebro, el cuerpo estriado.

Los estudios han demostrado que los pacientes con Parkinson tienen una pérdida del 80% o más de las células productoras de dopamina en la sustancia negra. Esta falta de dopamina conduce a los movimientos bruscos y rígidos que se encuentran en la enfermedad de Parkinson.

¿Qué causa la pérdida de dopamina en el Parkinson?

Los científicos no saben por qué las células cerebrales en la parte de la sustancia negra de su cerebro dejan de producir dopamina, pero hay varias teorías.

La genética puede desempeñar un papel en algunos casos de la enfermedad de Parkinson. Entre el 15% y el 25% de los diagnosticados con Parkinson también tienen un pariente que tiene la afección, lo que indica un posible vínculo genético. Además, existen ciertos tipos de enfermedad de Parkinson que se dan en familias, y algunos de los genes involucrados han sido identificados.

Pero la mayoría de las personas con la enfermedad de Parkinson no parecen tener un historial familiar fuerte de la enfermedad, por lo que los investigadores están buscando en otra parte la causa de la afección.

Teorías sobre causas de raíz

Una teoría que involucra la causa raíz de la enfermedad de Parkinson, la destrucción de las células nerviosas que producen dopamina, sostiene que las células se dañan debido a los radicales libres en el cuerpo.

Los radicales libres son moléculas inestables y potencialmente dañinas producidas por reacciones químicas normales en el cuerpo.

Los radicales libres reaccionan con las moléculas vecinas (especialmente metales como el hierro) en un proceso llamado oxidación. Se piensa que la oxidación causa daño a los tejidos, incluidas las neuronas. Normalmente, los antioxidantes, químicos que protegen las células de este daño, mantienen el daño de los radicales libres bajo control.

Se ha encontrado que los pacientes con enfermedad de Parkinson han aumentado los niveles cerebrales de hierro, especialmente en la sustancia negra, y niveles disminuidos de ferritina, una proteína que se encuentra en el cuerpo que rodea el hierro y lo aísla, protegiendo así los tejidos del cuerpo.

Otra teoría involucra pesticidas y otras toxinas. Algunos científicos han sugerido que la enfermedad de Parkinson puede ocurrir cuando una toxina en el ambiente destruye las neuronas que producen dopamina. Existe una cantidad de toxinas (1-metil-4-fenil-1,2,3,6-tetrahidropiridina o MPTP) que pueden causar síntomas de la enfermedad de Parkinson.

Hasta ahora, sin embargo, ninguna investigación ha proporcionado pruebas firmes de que una toxina sea la causa de la enfermedad.

Sin embargo, otra teoría propone que la enfermedad de Parkinson ocurre cuando, por razones desconocidas, el desgaste normal y relacionado con la edad de las neuronas productoras de dopamina se acelera en ciertos individuos.

Esta teoría está respaldada por la idea de que lentamente perdemos los mecanismos que protegen nuestras neuronas a medida que envejecemos.

Muchos investigadores creen que una combinación de estos cuatro mecanismos (daño oxidativo, toxinas ambientales, predisposición genética y envejecimiento acelerado) finalmente puede demostrar que causa la enfermedad.

Like this post? Please share to your friends: