¿Los DIU previenen el cáncer de cuello uterino?

¿Los DIU previenen el cáncer de cuello uterino?

Por supuesto, los dispositivos intrauterinos (DIU) son notablemente efectivos para prevenir el embarazo. Durante el primer año de uso, los DIU fallan en menos del 1 por ciento de las mujeres que los usan.

Además de prevenir el embarazo, una nueva investigación muestra que los DIU también pueden ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino, especialmente en poblaciones de menores ingresos, donde menos del 2% de las mujeres se vacunan contra el virus del papiloma humano (VPH).

Aunque no todas las mujeres con VPH desarrollan cáncer de cuello uterino, el VPH es la principal causa de cáncer de cuello uterino.

Investigación

En una revisión sistemática y metanálisis de diciembre de 2017 titulada Uso del dispositivo intrauterino y riesgo de cáncer cervicouterino, Cortessis y sus colegas identificaron 16 estudios de alta calidad para su inclusión en su análisis. Los datos agrupados de estos estudios representaron a 12,482 mujeres: 4945 mujeres con cáncer de cuello uterino y 7537 sin cáncer.

Después de controlar las variables de confusión como la prevalencia del VPH y la incidencia del cáncer de cuello uterino en las poblaciones de origen, los investigadores encontraron que el cáncer de cuello uterino era casi un tercio menos común en las mujeres que usaban el DIU.

¿Cómo funcionan los DIU?

La vagina está conectada al útero por el cuello uterino, un conducto en forma de cuello. Usando un espéculo, un médico colocará un DIU para colocarlo en el útero. Luego, el DIU se coloca en el útero utilizando un insertador especial, y se mantiene en su lugar por el orificio cervical.

Según los autores de Current Medical Diagnosis Treatment 2018 here, este es el momento de la colocación del DIU:La inserción se puede realizar durante o después de la menstruación, a mitad del ciclo para prevenir la implantación, o más adelante en el ciclo si el paciente no quedar embarazada. Cada vez hay más evidencia que sugiere que los DIU se pueden insertar de forma segura en los períodos postaborto y posparto inmediatos.

Los DIU de cobre funcionan al inducir una reacción inflamatoria estéril que hace que el cuerpo mate los espermatozoides. El cobre se reconoce como un cuerpo extraño que el cuerpo atacará a través del sistema inmune. I El DIU hormonal Progestasert funciona liberando hormonas que tienen un efecto espermicida.

El DIU hormonal Mirena tiene las siguientes acciones:

Espesar el moco cervical para evitar que los espermatozoides ingresen al útero

Inhibir la esperma para alcanzar o fertilizar el óvulo

  • Disminuir el revestimiento del útero
  • Históricamente, los DIU se han relacionado con la inflamación pélvica y la infertilidad; sin embargo, los dispositivos nuevos son mucho más seguros. Además de ser altamente efectivos, los DIU modernos también tienen pocos efectos secundarios negativos.
  • Las mujeres con alto riesgo de infectarse con una infección de transmisión sexual o desarrollar una endocarditis bacteriana no deben usar el DIU. Además, en mujeres con fibromas uterinos, los DIU pueden no ser efectivos porque alteran la forma de la cavidad uterina.

En los Estados Unidos, los DIU son subutilizados drásticamente. Solo el 1 por ciento de las mujeres estadounidenses usan el DIU. En Europa y Canadá, entre el 15 y el 30 por ciento de las mujeres usan los DIU.

¿Cómo los DIU evitan el cáncer de cuello uterino?

No está claro cómo exactamente los DIU previenen el cáncer de cuello uterino.

Sin embargo, hay algunas hipótesis diferentes.

La colocación del DIU puede inducir al sistema inmunitario a atacar las infecciones por VPH y las lesiones preinvasivas (cancerosas). Específicamente, los DIU se colocan sobre la zona de transformación y enfocan la respuesta inmune en la zona de transformación. La zona de transformación es un área del cuello uterino con un alto recambio celular y el lugar más común para el desarrollo del cáncer de cuello uterino.

Los hallazgos de investigación que respaldan esta primera hipótesis son que las lesiones cervicales progresan más rápidamente en las mujeres que están inmunocomprometidas. Además, los investigadores han encontrado que a los pacientes que tienen lesiones cervicales eliminadas les va mejor si el tejido que contiene estas lesiones contiene células T CD4 + y células dendríticas CD11c +.

La presencia de estas células, que son tipos de linfocitos activos en respuestas inmunitarias, indican infiltración inmunitaria.

Alternativamente, se ha sugerido una respuesta inmune a más largo plazo para explicar el efecto protector de los DIU. De acuerdo con Cortessis y coautores:

También se han sugerido mecanismos que implican una respuesta más crónica a la presencia de un DIU … Los DIU pueden afectar la persistencia del VPH a través de cambios en el estado inmunológico local de la mucosa causados ​​por inflamación crónica de bajo grado en el endocérvix y el cuello uterino o por la inducción de pequeños focos locales de inflamación crónica como resultado de la inserción o eliminación del DIU y su posterior duración reacción inmune

En otras palabras, con el tiempo, la inflamación de bajo grado secundaria a la presencia del DIU podría reforzar el potencial inmune de la mucosa del cuello uterino. O bien, pequeñas islas de inflamación crónica podrían inducir una respuesta inmune beneficiosa después de la inserción o extracción del DIU, lo que provocaría una reacción inmune a largo plazo.

Finalmente, aunque es poco probable, es posible que cuando el DIU se inserte o se extraiga, pueda raspar las células cancerosas.

Implicaciones

Es prematuro tomar los resultados de este estudio y sugerir que las mujeres adquieran los DIU para prevenir el cáncer de cuello uterino. Los dispositivos intrauterinos tienen sus beneficios, incluida su alta eficacia y pocos efectos adversos, pero, por el momento, necesitamos hacer más investigaciones para reforzar los hallazgos de este estudio y descubrir cómo y qué tipos de DIU pueden prevenir el cáncer de cuello uterino.

Aunque la mayoría de las mujeres en este estudio usaban DIU no hormonales, los investigadores no tenían suficiente información para comparar los efectos protectores de los DIU de cobre versus los DIU hormonales. Además, otros factores también podrían desempeñar un papel en los posibles efectos protectores, incluida la duración del uso o la edad de la colocación. Tales factores necesitarían ser examinados más a fondo para informar las guías clínicas.

Otra limitación de este metanálisis podría estar en la heterogeneidad de los estudios individuales. Los investigadores no cuestionan el diseño propio del metaanálisis o la veracidad de sus resultados. Específicamente, no atribuyen los efectos protectores sugeridos de los DIU a aspectos como el diseño del estudio, el sesgo de publicación o la confusión residual por el riesgo de cáncer de cuello uterino y los factores de protección.

Un metanálisis, sin embargo, solo es tan bueno como los estudios de sus componentes, y dado que este estudio fue observacional y retrospectivo, con los investigadores mirando hacia atrás al trabajo realizado por otros, es posible que los estudios individuales fueran fundamentalmente defectuosos. Por ejemplo, los autores de los 16 estudios examinados podrían haber considerado de manera inconsistente o inadecuada las diferencias en los factores de riesgo o de protección, como el acceso a la atención preventiva o los efectos del estado socioeconómico.

A pesar de que es demasiado pronto para determinar cómo incorporar los resultados de este estudio a la práctica clínica, los investigadores prevén un gran beneficio de esta investigación, especialmente entre las personas con mayor riesgo de cáncer de cuello uterino: poblaciones de bajos ingresos con acceso limitado a pruebas de detección y alto frecuencia de cáncer cervical. Estas poblaciones se extienden mucho más allá de los Estados Unidos e incluyen a aquellos en el mundo en desarrollo.

Los investigadores concluyen su estudio con lo siguiente:

Si tales esfuerzos corroboran una influencia preventiva del DIU, el asesoramiento anticonceptivo futuro puede incorporar rutinariamente este beneficio potencial no anticonceptivo del DIU. El potencial de traslación de esta vía de investigación se ve subrayado por la gran y creciente necesidad de enfoques para la prevención del cáncer de cuello uterino que pueden ser ampliamente utilizados por mujeres expuestas al VPH en entornos de bajos recursos, la necesidad frecuente de anticoncepción entre estas mujeres y la documentación creíble de otros beneficios no anticonceptivos de los DIU.

Más información sobre el cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino es el cáncer ginecológico más común y el tercer tipo más común de cáncer en el mundo. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer estima que para 2030 en todo el mundo habrá 710,000 casos de cáncer cervical y 383,000 muertes anuales por cáncer de cuello uterino.

El principal factor de riesgo para el cáncer de cuello uterino es el VPH, pero también existen otros factores de riesgo que incluyen los siguientes:

Obesidad

Fumar

  • Menor nivel educativo
  • Edad avanzada
  • Número de embarazos
  • Pobreza
  • Combinación de anticonceptivos orales
  • Tener varios compañeros sexuales durante toda la vida
  • Inmunosupresión
  • Debido a que las mujeres con cáncer de cuello uterino en etapa temprana a menudo se presentan sin síntomas, la única forma en que un médico puede identificar la enfermedad es por pruebas de Papanicolaou y detección de VPH. Además, el diagnóstico de cáncer de cuello uterino a menudo requiere una biopsia del cuello uterino, que se llama colposcopia. Es importante destacar que los factores de riesgo, como la pobreza y el bajo nivel educativo, no median la progresión del cáncer cervicouterino per se, sino que disminuyen las posibilidades de que una mujer sea examinada.
  • En general, la enfermedad en etapa temprana es altamente tratable con la extirpación quirúrgica de las lesiones cancerosas. El tratamiento de la enfermedad avanzada es menos exitoso y requiere quimiorradiación.

La tasa de supervivencia a cinco años es el porcentaje de mujeres vivas cinco años después del diagnóstico. Según la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica:

Cuando se detecta en una etapa temprana, la tasa de supervivencia a 5 años para las mujeres con cáncer invasivo de cuello uterino es del 91%. Alrededor del 46% de las mujeres con cáncer de cuello uterino son diagnosticadas en una etapa temprana. Si el cáncer de cuello uterino se ha diseminado a los tejidos u órganos circundantes y / oa los ganglios linfáticos regionales, la tasa de supervivencia a 5 años es del 57%. Si el cáncer se diseminó a una parte distante del cuerpo, la tasa de supervivencia a 5 años es del 17%.

En general, la combinación de la vacuna contra el VPH y el examen clínico proporcionan la mejor protección contra el cáncer de cuello uterino.

Como se indica en Princ Principios de cirugía de Shwartz

Varios ensayos clínicos aleatorizados que involucraron aproximadamente 35,000 mujeres jóvenes han demostrado que Gardasil y Cervarix [dos vacunas contra el VPH] previenen casi el 100% de los cambios celulares precancerosos cervicales específicos del subtipo de VPH hasta 4 años después de la vacunación entre las mujeres que no estaban infectadas en el momento de la vacunación; la vacunación ocurrió antes del debut sexual … Aún no se ha demostrado que la vacunación proteja a las mujeres que ya están infectadas con el VPH-16 o el VPH-18 en el momento de la vacunación.

Una noticia de Verywell Investigaciones recientes sugieren que la colocación de un DIU disminuye el riesgo de cáncer de cuello uterino. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones para respaldar estos hallazgos y descubrir por qué y qué tipos de DIU confieren protección. Por ahora, debe ver los DIU como lo que son: medios anticonceptivos altamente efectivos y seguros. El potencial de los DIU para prevenir el cáncer de cuello uterino debe considerarse como una ventaja potencial.Fuentes:

Like this post? Please share to your friends: