Hacer lavandería con fibromialgia…

Las dos mejores soluciones pueden no ser opciones para usted. Ellos son:

Consigue a alguien más para que lo haga.

  1. Obtenga un servicio de lavandería.
  2. El primero supone que vives con personas dispuestas y capaces de asumir esa tarea. Si es así, ¡hurra! Contar con suerte y tomar una siesta. El segundo supone que puede pagarlo y vivir en un lugar donde esté disponible. Si eso te describe, felicidades! Ahora ve a hacer una llamada telefónica y configúrala.

Para el resto de nosotros, hay mucho que podemos hacer para aliviar la tensión de la colada. Todos estos consejos pueden no ser adecuados para usted y su situación, pero incluso un par de pequeños cambios pueden ser de gran ayuda. D 1Ditch the Big Basket

La cesta de la ropa típica plantea algunos problemas reales para aquellos de nosotros con limitaciones:

Es difícil de llevar

Hacer lavandería con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica Sy Síndrome de fatiga crónica y fibromialgia

Es demasiado pesada cuando se llena

  • Es difícil mantener las cosas organizadas y fáciles de guardar
  • Es grande y siempre en el camino
  • Así que deshazte de la canasta y obtén varias pequeñas. El plástico y el mimbre siempre son opciones, pero también puedes encontrar montones de bolsos livianos de lona con asas que son mucho más fáciles de llevar y que no se pueden sostener tanto que se vuelven demasiado pesadas o desorganizadas.
  • Las cargas más pequeñas no solo son más fáciles de transportar, sino que también son más fáciles de guardar. Eso ayuda a disminuir la tentación de simplemente meter la canasta en el dormitorio y llegar a ella más tarde. O nunca. (Todos hemos sacado nuestros calcetines diarios y la ropa interior de la canasta hasta que esté vacía, ¿no?) B 2Bending y Twisting

Es casi imposible lavar la ropa sin doblarla o doblarla. La clave es encontrar formas de minimizarlo para que no mates tu espalda.

Algunas veces, puede parecer más fácil extraer una carga de la cesta en lugar de clasificarla. Sin embargo, en el transcurso de varias cargas, eso significará mucho más flexión y excavación que si solo ordenase todo al principio. (Además, no echará de menos esa camisa negra en la parte inferior cuando arroja sus luces oscuras).

A continuación, observe cómo está configurado su cuarto de lavado. ¿Dónde guardas tu detergente, quitamanchas, suavizante de telas, etc.? Si tiene que doblarse, torcerse o estirarse para obtenerlos, encuentre una solución. Tal vez un estante, una mesa o una bandeja de TV podría ir junto a la lavadora, en lugar de colocar contenedores pesados ​​y artículos de uso frecuente a una altura conveniente.

Cuando se trata de detergentes líquidos y suavizantes de telas, busque paquetes con pico para que no tenga que levantarlos ni verterlos.

Luego, se transfiere la ropa de la lavadora a la secadora: inclinarse, sacar la ropa mojada, girarla, echarla al secador, ¿no? Experimente con diferentes formas de hacerlo, como dejar caer la ropa sobre la puerta de la secadora, y luego empujarlas todas a la vez, lo que puede hacer directamente en lugar de torcer. O coloque la ropa mojada encima de la secadora o en una cesta.

Si tiene una lavadora de carga frontal, ¿ayudaría una silla?

Cuando sea el momento de reemplazar su lavadora y secadora, tenga en cuenta la altura y la configuración de los diferentes modelos. ¿Una significaría menos flexión que otra? ¿Deberían obtener pedestales que los hagan más altos? Por supuesto, todos tenemos restricciones presupuestarias, pero asegúrese de obtener la mejor que pueda pagar para que pueda usarla con más frecuencia. S 3 Sobresaliente y Alcanzando laundry La ropa plegable y colgante es físicamente exigente. Intente tener una mezcla de ropa colgante y plegable en cada carga (que es una razón más para ordenar previamente) por lo que no repetirá el mismo movimiento demasiadas veces.

Mientras descarga, coloque las cosas para doblar en una de sus cestas pequeñas o bolsas y cuide primero de las cosas colgantes. Luego, puede llevar las cestas hasta el sofá o la cama y doblarlas mientras se sienta. Luego puede ponerlos directamente en las cestas, y están listos para guardar.

Las cestas pequeñas también son útiles en esta etapa, incluso los niños pequeños pueden transportarlas, lo que significa menos acarreo para usted.

Si la ropa colgada consume demasiada energía, solo doble lo que realmente necesita atención inmediata. Calcetines, ropa interior y pijamas pueden esperar hasta que tengas la energía para ellos. ¿A quién le importa si están un poco arrugadas? (¡Y si alguien se queja, pueden ayudarlo más la próxima vez!) G 4Estimarse atrapado

Especialmente durante las erupciones, es fácil quedarse atrás en la lavandería. Cuando llega el momento de ponerse al día, una pequeña organización es esencial.

Piense en cuáles deben ser las prioridades, no solo sobre luces, oscuros y colores. ¿Una persona necesita desesperadamente trabajo o ropa para la escuela? Haz una carga que sea total o principalmente para ellos. ¿Están todos fuera de los pantalones? Lave un par de parejas para todos. De esta forma, usted sabe que lo más importante es cuidado antes de que usted no pueda hacer más.

Además, trate de no hacer varias cargas de sábanas y toallas seguidas, ya que consumen mucha energía de doblado. Alternarlos con una o dos cargas de ropa colgante.

Lo más importante -y lo más complicado- es no iniciar una carga que no puedas terminar. No siempre podemos predecir cuándo se agotará nuestra energía o si nuestro dolor aumentará, pero al prestar mucha atención a cómo te sientes, puedes hacerte una idea de si estarás preparado para cambiar otra carga. Si no, en lugar de arriesgarse a que se quede allí mojado y desarrollando ese funk, simplemente no inicie otra carga. Y si termina con toallas o ropa interior, mientras se seque, ¿a quién le importa si se queda en la secadora por un tiempo? G 5Eliminar ese Funk

Sin importar cuán cuidadoso sea, sin embargo, a veces no podrá sacar la última carga de la lavadora, y terminará con un moho, funky- Oliendo lío, especialmente si su cerebro niebla le hace olvidar que comenzó la ropa en primer lugar.

¿Tu mejor amigo en ese momento? Vinagre. Vierta un poco y vuelva a lavarlo, en un momento en que sepa que podrá secarlo o tendrá a alguien a quien ayudar, y debería eliminar ese olor. Si su lavadora retiene el hedor, déjelo abierto para que se seque o hágalo solo con vinagre y agua.

El vinagre también es ideal para las toallas que se colocan mucho tiempo antes de que se laven.

Haga que sea conveniente para usted y deje una botella de vinagre en el lavadero. P 6Pase usted mismo

Al igual que con todo, es importante que marquemos el ritmo cuando se trata de lavar la ropa. Algunos ritmos están incorporados debido al tiempo que les toma a las máquinas hacer su trabajo.

Durante ese tiempo, tómalo con calma. Acuéstese y descanse, o haga algo mental en lugar de físico.

Para asegurarse de que no se exceda en el día de la colada, vigile de cerca cómo se siente y sepa cuántas cargas puede enfrentar en un día.

Una palabra de Verywell

Estas condiciones complican todo. Al final, solo puedes hacer todo lo que tu cuerpo permita. Aprender a aceptar eso, en lugar de hacer hincapié en lo que no puede hacer, es lo más útil de todo, independientemente de las tareas que enfrente.

Like this post? Please share to your friends: