Fisioterapia después de una fractura humeral proximal

Fisioterapia después de una fractura humeral proximal

Una fractura humeral proximal es un hueso roto que se produce cerca de la articulación del hombro. Proximal se refiere a estar cerca de su cuerpo, y humeral se refiere al hueso del brazo conocido como húmero. Una fractura humeral proximal puede ser una lesión dolorosa que limita su capacidad para mover el brazo y el hombro. Esto puede tener un impacto significativo en su capacidad para trabajar, realizar tareas domésticas o disfrutar de actividades recreativas.

Un programa de fisioterapia después de una fractura humeral proximal puede ayudarlo a volver a la actividad normal de manera rápida y segura.

Causas comunes de una fractura humeral proximal

Una fractura de su húmero proximal por lo general implica un trauma significativo en su brazo u hombro. Las situaciones que pueden causar una fractura aquí incluyen, pero no se limitan a:

  • Caer sobre su mano extendida
  • Un tirón fuerte en su brazo y hombro
  • Caer sobre su costado u hombro

Signos y síntomas de una fractura humeral proximal

Los síntomas típicos incluye:

  • Dolor en el hombro o en la parte superior del brazo
  • Dificultad para mover el brazo y el hombro
  • Hinchazón alrededor del hombro
  • Hematoma o decoloración alrededor del hombro y la parte superior del brazo

Si sospecha que ha sufrido una fractura humeral proximal (o cualquier otra fractura en el brazo) debe informar inmediatamente a su médico o departamento de emergencia para manejar su lesión adecuadamente. De lo contrario, puede provocar una pérdida significativa y permanente de la función en su brazo.

Tratamiento inicial para una fractura humeral proximal

Si su médico sospecha que tiene una fractura, es probable que se realice una radiografía para confirmar el diagnóstico. Ocasionalmente se tomarán imágenes más avanzadas de su hombro con un escáner CT o CAT. Estas imágenes ayudan a su médico a ver la gravedad de su lesión y ayudan a decidir la mejor forma de controlar su lesión.

Si se confirma una fractura humeral proximal, puede ser necesario reducir la fractura. Muy a menudo, las piezas de hueso fracturadas muy juntas no requerirán mucho para reducir la fractura. Para las fracturas severas donde las piezas óseas están muy separadas, puede ser necesario realizar un procedimiento quirúrgico llamado fijación interna de reducción abierta (ORIF). Su médico discutirá con usted las opciones y la mejor estrategia de tratamiento para su condición específica.

Terapia física para una fractura humeral proximal

En el hospital:Su primer encuentro con un fisioterapeuta puede tener lugar inmediatamente después de una lesión en el hospital. Lo más probable es que necesite usar su brazo en un cabestrillo para ayudar a proteger e inmovilizar su hombro mientras sana. Puede reunirse con un fisioterapeuta que pueda enseñarle cómo usar correctamente su cabestrillo. Él o ella también pueden enseñarle ejercicios suaves de péndulo para ayudarlo a mantener su hombro móvil mientras sana. Su médico le informará si es seguro realizar estos ejercicios.

En la clínica: después de cuatro a seis semanas de curación, es posible que esté listo para asistir a la terapia física. Si no puede manejar o salir de la casa debido a una lesión, un fisioterapeuta puede ir a su casa para recibir tratamiento.

Su fisioterapeuta evaluará su condición durante su primera cita. Él o ella le preguntará sobre su lesión y tomará algunas medidas para hacerse una idea de cómo le está yendo. La evaluación también ayuda a su fisioterapeuta a decidir cuál es el mejor tratamiento para usted.

Las mediciones comunes que se tomaron después de una fractura humeral proximal incluyen:

  • Rango de movimiento
  • Resistencia
  • Dolor
  • Función y movilidad
  • Mobilidad de la cicatriz (si ha tenido cirugía ORIF)

Después de una evaluación exhaustiva, su tratamiento comenzará a ayudar a mejorar la función de tu brazo. Su fisioterapeuta debe proporcionarle una idea de qué esperar y qué se espera de usted.

La mayoría de los programas de terapia física exitosos requieren su participación activa, así que asegúrese de hacer muchas preguntas para comprender lo que está sucediendo.

Algunas alteraciones comunes en las que usted y su fisioterapeuta trabajarán incluyen:

  • Rango de movimiento:Después de una fractura humeral proximal, lo más probable es que tenga un rango de movimiento disminuido de su hombro y codo, y esta pérdida de movimiento hará que mover su brazo sea difícil. Su fisioterapeuta puede prescribirle ejercicios para ayudar a mejorar su rango de movimiento.
  • Fuerza:Su hombro probablemente será inmovilizado en un cabestrillo durante cuatro a seis semanas después de la lesión. Este período de inmovilización generalmente resulta en una pérdida significativa de la fuerza (piense en usarlo o perderlo). Es probable que los ejercicios de fortalecimiento se centren en músculos como el manguito de los rotadores y los músculos del brazo como el bíceps y el tríceps. Los músculos que ayudan a sostener el omóplato también pueden debilitarse, y se pueden prescribir ejercicios para ayudar a fortalecer estos músculos.
  • Dolor:Después de una fractura en cualquier hueso, generalmente hay bastante dolor. Esto es normal y esperado. Su nivel de dolor debería mejorar día tras día después de la lesión, pero es posible que aún tenga dolor una vez que comience la fisioterapia. Su fisioterapeuta puede ayudarlo a controlar su dolor con el ejercicio o con tratamientos como calor, hielo o TENS. Asegúrese de informarle a su fisioterapeuta si su tratamiento está causando demasiado dolor para que pueda hacer ajustes a su cuidado y le proporcione el control adecuado del dolor. Mobility Movilidad de la cicatriz:
  • Si requirió un procedimiento de ORIF para ayudar a reducir el húmero fracturado, lo más probable es que tenga una cicatriz quirúrgica en la parte frontal o lateral de su hombro. Ocasionalmente, pequeñas adherencias hacen que la cicatriz se sienta atascada y limite el movimiento. Su fisioterapeuta puede realizar un masaje y movilización de cicatrices para ayudar a mejorar la movilidad de su cicatriz. Él o ella también pueden instruirlo en masajes con cicatriz propia para que pueda hacerlo en casa.Función:
  • Su programa de terapia física debe enfocarse en restaurar el funcionamiento normal de su brazo y hombro. Su fisioterapeuta puede ayudarlo a participar en actividades funcionales para ayudarlo a mejorar la forma en que se mueve su hombro y su brazo para que su lesión no limite sus actividades normales. Discuta con su fisioterapeuta las cosas que son difíciles (o imposibles) debido a su lesión para que pueda adaptar un programa de restauración funcional adecuado para usted.Su programa PT debe ser específico para su condición. Asegúrese de trabajar con su fisioterapeuta para establecer objetivos realistas para su rehabilitación y hable con su terapeuta si tiene alguna inquietud acerca de su rehabilitación de fracturas de húmero proximal.

¿Cuánto tiempo debe tomar la rehabilitación de fracturas de húmero?

De ocho a 12 semanas después de la lesión, su fuerza y ​​movilidad deberían mejorar lo suficiente como para permitir el funcionamiento normal de su brazo. Su nivel de dolor también debe ser mínimo. En este momento, su programa de terapia física puede suspenderse. Es posible que aún deba realizar ejercicios en el hogar durante algunos meses para maximizar la movilidad. Asegúrese de trabajar estrechamente con su médico y fisioterapeuta para comprender exactamente qué hacer y qué esperar.

Una palabra de Verywell

Si sufrió una fractura de su húmero proximal, puede beneficiarse de los servicios especializados de un PT para ayudarlo a recuperarse completamente. Al comprender qué esperar durante la rehabilitación, puede tener toda la información necesaria para participar plenamente en su rehabilitación de fracturas de húmero y garantizar que tenga la mejor recuperación posible.

Like this post? Please share to your friends: