Fatiga en la esclerosis múltiple

Fatiga en la esclerosis múltiple

En general, la fatiga que acompaña a la esclerosis múltiple (EM) puede ser el síntoma más debilitante. Imagine que se despierta por la mañana con la mitad de la cantidad de energía que normalmente hace, como cuando está enfermo o sobrellevando una infección grave, y se espera que lleve a cabo actividades durante todo un día. Ese es un día en la vida de muchos de nosotros con EM.

¿Qué es MS Fatiga?

Los expertos estiman que entre el 85 y el 95 por ciento de las personas con EM experimentan fatiga, también conocida como laxitud de la EM, y es causada por la enfermedad misma. También puede tener fatiga secundaria con EM, causada por trastornos del sueño, algunos medicamentos, el esfuerzo adicional que se necesita para realizar tareas si tiene problemas de equilibrio o de marcha y depresión, por nombrar algunos.

Con frecuencia lo suficientemente grave como para interferir con las responsabilidades diarias, la fatiga de la EM puede ser tanto física como cognitiva, lo que significa que a veces puede sentir extremidades pesadas o agotamiento físico abrumador, y otras veces puede sentirse mentalmente nublado o tener dificultades para una conversación. A veces, sientes los dos al mismo tiempo. Esos días pueden sentirse muy derrotados.

Hacer las cosas un poco más desafiantes, sus amigos y familiares que no tienen esclerosis múltiple pueden tener problemas para comprender su fatiga y las formas en que limita sus actividades.

Después de todo, nunca experimentaron la naturaleza especial de la fatiga relacionada con la EM, por lo que cuando tiene que cancelar una cena o no puede asistir a un evento porque está demasiado cansado, puede que no sea así. Como la comprensión de su problema como es de esperar. Aunque la fatiga puede ser la parte más debilitante de tener EM, es un síntoma invisible a diferencia de una cojera o un temblor, por lo que es fácil de ignorar o minimizar.

Esto puede ser muy molesto para aquellos de nosotros que lidiamos con la enfermedad autoinmune.

¿Cómo se siente la fatiga MS?

Mientras que todos experimentan estar cansado ocasionalmente, la fatiga asociada con la EM tiene ciertas características:

  • Ocurre a diario.
  • Puede estar presente en la mañana, incluso después de una buena noche de sueño.
  • Empeora a medida que avanza el día.
  • El calor y la humedad lo agravan.
  • Puede aparecer repentinamente, causando que necesite descansar inmediatamente.
  • Es más grave que la fatiga normal y es más probable que interfiera con la vida diaria.

Para algunas personas, hay síntomas relacionados adicionales, que incluyen:

  • Sensación de pesadez en los brazos y las piernas
  • Empeoramiento de otros síntomas, como problemas de equilibrio o visión, o dificultad para hablar
  • Dificultad para concentrarse
  • Vértigo o mareos
  • Dolores de cabeza
  • Sensación enfermo, como si tuviera gripe
  • Depresión

¿Hay tratamiento disponible?

Si padece fatiga de la EM que está haciendo que la vida diaria sea un desafío, puede estar seguro de que hay pasos que puede seguir para mejorar su calidad de vida. En primer lugar, siempre recomiendo un chequeo completo con su médico para investigar cualquier causa de fatiga no relacionada con el SM que pueda empeorar su fatiga relacionada con la enfermedad y ponerlo al borde del abismo. La enfermedad tiroidea, la anemia y muchas otras pueden tratarse.

Si sus síntomas de MS son los que lo agobiarán, no dude en informarle a su médico que no le está yendo bien y que podría necesitar reconsiderar sus medicamentos o prescribir a otros para controlar su dolor y otros síntomas. También hay dos medicamentos en el mercado, Amantadine (Symmetrel®) y Modafinil (Provigil®) que se usan para tratar la fatiga extrema en pacientes con EM; Es posible que desee preguntarle a su médico acerca de esto.

Por último, y posiblemente lo más importante, cualquier persona con una condición crónica debe aprender trucos y estrategias de ahorro de energía para evitar el esfuerzo excesivo. Éstos son algunos de los que debe tener en el bolsillo:

  • Conozca sus mejores momentos del día; tal vez su energía llegue a las 11 a.M. Y luego vaya cuesta abajo, así que es mejor ir de compras por la mañana.
  • Use cualquier dispositivo de asistencia que pague su seguro que pueda ayudarlo (ahora no es el momento de ser orgullosa).
  • Tome descansos liberalmente y sin vergüenza. Evite programar demasiadas tareas en un día; en cambio, extiéndelos en el transcurso de la semana.
  • Trate de eliminar cualquier vergüenza que pueda sentir acerca de no poder funcionar como solía hacerlo; solo te drenarás mentalmente. Conserve esa energía en su lugar.
  • Haz lo mejor que puedas para incorporar el entrenamiento de fuerza en tu vida; cuanto más fuertes sean tus músculos y tu sistema cardiovascular, más energía tendrás. Puede tener esclerosis múltiple, pero todavía eres un ser humano, y todos nosotros nos beneficiamos de los movimientos y el ejercicio regular para que nuestra sangre fluya y desarrolle nuestra fuerza física.

Like this post? Please share to your friends: