El dolor de pecho, la dificultad…

Salud cardíaca

¿Cómo se produce el taponamiento cardíaco? Tamp El taponamiento cardíaco ocurre cuando la presión incrementada dentro del saco pericárdico, causada por el exceso de líquido, se vuelve suficiente para restringir el llenado del corazón durante la diástole. Como el corazón ya no puede llenarse por completo, se eyecta menos sangre con cada latido del corazón, y el corazón tiene que trabajar mucho más para satisfacer las necesidades del cuerpo. Además, la sangre que intenta ingresar al corazón tiende a retroceder, produciendo congestión en los pulmones y las venas.

La cantidad de líquido pericárdico que es necesaria para producir el taponamiento depende en gran medida de la rapidez con que se haya acumulado el líquido. Si el líquido pericárdico aumenta rápidamente, el pericardio no tiene tiempo para estirarse y la presión dentro del espacio pericárdico puede aumentar considerablemente, incluso con una cantidad relativamente pequeña de líquido. Por otro lado, si el líquido pericárdico se acumula más gradualmente (por ejemplo, durante un período de días o semanas), el pericardio tiene tiempo para estirarse para acomodar el líquido extra.

En este caso, la presión dentro del espacio pericárdico puede no aumentar sustancialmente hasta que el derrame pericárdico se haya vuelto bastante grande, hasta el punto en que el pericardio ya no sea capaz de extenderse más.

¿Cuáles son las causas del taponamiento cardíaco? Tamp El taponamiento cardíaco puede ser causado por cualquiera de las afecciones que producen derrame pericárdico.

Estos incluyen:

Pericarditis

Síndrome de Dressler

Infecciones (virales, bacterianas o fúngicas)

  • Enfermedades autoinmunes como el lupus
  • Trauma en el pecho debido a un accidente o trauma quirúrgico
  • Cáncer
  • Radioterapia en el área del tórax
  • Hipotiroidismo disse Disección aórtica
  • Fármacos (especialmente hidralazina, isoniazida y procainamida)
  • ¿Cuáles son los síntomas del taponamiento cardíaco?
  • El tipo y la gravedad de los síntomas dependen de si el taponamiento se ha desarrollado aguda o gradualmente. El taponamiento agudo generalmente se produce por traumatismo de tórax, cirugía cardíaca u otros procedimientos cardíacos invasivos, como cateterismo cardíaco o disección aórtica. En todas estas condiciones, la sangre puede llenar el saco pericárdico en cuestión de segundos o minutos, produciendo un compromiso cardiaco rápido y grave. Debido a que el exceso de líquido (es decir, sangre) en el saco pericárdico se acumula rápidamente en estas condiciones, el taponamiento puede desarrollarse incluso con una cantidad relativamente pequeña de líquido pericárdico. Los síntomas son inmediatamente llamativos y severos. El dolor de pecho, la dificultad para respirar severa, y la taquicardia y las palpitaciones son comunes. Puede producirse una presión arterial muy baja, junto con una piel anormalmente fría, decoloración azulada de la piel y una disminución de la producción de orina. Tamp El taponamiento agudo es una emergencia médica y es probable una muerte rápida si no se trata rápidamente. Tamp El taponamiento cardíaco que resulta de afecciones que no sean traumatismos, procedimientos médicos o disección aórtica tiende a desarrollarse de manera algo más gradual, generalmente durante días o semanas. Los derrames pleurales en estos casos subagudos tienden a ser mucho más grandes que en los casos agudos ya que el pericardio generalmente tiene tiempo para estirarse para acomodar la acumulación de líquido más gradual. Los síntomas también son menos dramáticos. Los pacientes con taponamiento subaguda generalmente experimentan sensación de plenitud o incomodidad en el pecho, facilidad de fatiga, dificultad para respirar con actividad mínima y edema en las piernas y los pies. Pero si bien los síntomas pueden desarrollarse de forma menos dramática que con el taponamiento agudo, con el tiempo pueden llegar a ser bastante graves.
  • Esta forma más gradual de taponamiento cardíaco también puede ser fatal, y aún es necesario un tratamiento expedito.
  • ¿Cómo se diagnostica el taponamiento cardíaco?

El médico generalmente sospechará taponamiento cardíaco al escuchar los síntomas del paciente, por las circunstancias clínicas (como la presunta presencia de alguna de las afecciones médicas que puedan causar taponamiento) y por el examen físico. Se pueden obtener pistas adicionales con una radiografía de tórax y un electrocardiograma. Una vez que se sospecha esta condición, el diagnóstico se puede confirmar fácilmente con un ecocardiograma.

¿Cómo se trata el taponamiento cardíaco?

El tratamiento del taponamiento cardíaco consiste en eliminar el exceso de líquido pericárdico del saco pericárdico. La extracción de líquido alivia la presión dentro del saco pericárdico y permite que el corazón reanude su función normal.

La extracción del líquido pericárdico generalmente se realiza mediante una pericardiocentesis, es decir, drenando el líquido a través de un catéter flexible insertado en el espacio pericárdico. Alternativamente, la eliminación del líquido puede lograrse mediante un procedimiento de drenaje quirúrgico. El drenaje quirúrgico generalmente se realiza si, además de drenar el líquido, se necesita una biopsia del pericardio por razones de diagnóstico. Si el derrame pericárdico vuelve después de que se ha drenado, puede ser necesaria una pericardiectomía (extirpación quirúrgica del pericardio) para evitar nuevas recurrencias.

Siempre que se diagnostique rápidamente y se aborde rápidamente, el taponamiento cardíaco casi siempre se puede tratar con eficacia, y el resultado a largo plazo generalmente depende principalmente de la naturaleza y la gravedad de la causa médica subyacente.

Like this post? Please share to your friends: