Dolor articular y obesidad

Dolor articular y obesidad

Nuestras articulaciones conllevan el peso de nuestros cuerpos. Cuanto más peso tenga que llevar, más difícil será que sus articulaciones funcionen correctamente. Incluso pequeños cambios en el peso pueden afectar significativamente el dolor articular experimentado por un individuo. No creas eso? Pruebe una prueba simple de llevar 15 libras de peso mientras realiza todas sus actividades diarias normales.

Incluso pequeños cambios de peso hacen una gran diferencia porque las fuerzas de las articulaciones en las caderas y las rodillas aumentan alrededor de tres veces ese peso con una marcha normal.

Esto significa que se sienten 15 libras de peso extra por las rodillas como un extra de 45 libras.

La obesidad acelera la artritis

Sabemos que la posibilidad de desarrollar artritis está fuertemente asociada con el peso corporal. Sí, hay personas delgadas con artritis y personas pesadas con articulaciones sanas. Pero en general, la probabilidad de desarrollar artritis en sus articulaciones está fuertemente asociada con su peso corporal. Las personas con un alto índice de masa corporal (IMC) tienden a contraer artritis a una edad más temprana. Tener un reemplazo de la articulación a una edad más temprana puede complicar el tratamiento porque el reemplazo es más probable que se desgaste en la vida del paciente.

La pérdida de peso alivia el dolor en las articulaciones

Perder peso puede no revertir el daño que se le ha hecho a una articulación, pero la investigación ha demostrado que incluso la pérdida de peso moderada puede tener un efecto dramático en el alivio del dolor en las articulaciones. Si bien lograr un peso corporal normal es una buena idea para las personas con sobrepeso, comenzar con objetivos razonables, como perder 10 o 20 libras, puede ayudar con el dolor en las articulaciones.

Los estudios han demostrado que una pérdida de peso de 11 libras disminuye el riesgo de desarrollar artritis de rodilla en un 50%.

La obesidad puede complicar la cirugía de reemplazo articular

Se han realizado numerosas investigaciones sobre el efecto de la obesidad en los resultados de la cirugía de reemplazo articular. Algunos de estos estudios han encontrado una mayor posibilidad de infección, coágulos sanguíneos y dislocación después del reemplazo de cadera.

Sabemos que la cirugía de reemplazo articular lleva más tiempo en individuos obesos (se necesita un período más prolongado de anestesia) y la recuperación también puede llevar más tiempo. Sin embargo, la mayoría de los estudios han encontrado un alivio similar del dolor y los beneficios generales de la cirugía de reemplazo articular.

Puede perder peso, incluso con articulaciones defectuosas

Nadie puede decir que la pérdida de peso es fácil. Comer menos calorías de las que quema cada día es la parte más importante de la pérdida de peso. El ejercicio es una forma saludable de quemar unas pocas calorías más y mantener la masa muscular mientras se hace dieta, pero pocas personas pueden perder peso con solo ejercicio. Si le resulta difícil hacer ejercicio debido a las articulaciones artríticas, eso no debería impedirle cambiar lo que come para que pueda perder peso.

El ejercicio es importante cuando tienes artritis y hay formas de hacer ejercicio con dolor en las articulaciones. La clave para ejercitarse cuando tiene problemas en las articulaciones es encontrar actividades de bajo impacto, como ciclismo, natación y aeróbicos. Estas actividades pueden elevar su ritmo cardíaco para aumentar la aptitud cardiovascular, sin exigir a sus articulaciones. Como beneficio adicional, también quemará algunas calorías más.

Like this post? Please share to your friends: