Deportes para niños con autismo

Deportes para niños con autismo

La actividad física y los deportes, para niños con autismo, pueden ser tanto esenciales como desafiantes. Alrededor de dos tercios de los adolescentes con trastorno del espectro autista tienen sobrepeso o son obesos, según un estudio publicado en Finding Balance: Obesity and Children with Special Needspublicado por AbilityPath.Org. Los autores del informe analizaron datos de National Health and Nutrition Examen de Encuesta (NHANES) y también entrevistó a profesionales médicos y padres de niños y adolescentes con necesidades especiales.

Otra investigación ha demostrado que los adolescentes con autismo y síndrome de Down tienen entre dos y tres veces más probabilidades de ser obesos que sus pares.

¿Por qué? Los niños con autismo pueden tener fuertes aversiones a la textura, el sabor y el color de ciertos alimentos, lo que limita su dieta. Un estudio encontró que los niños en el espectro del autismo rechazaban alimentos con más del doble de frecuencia que los niños neurotípicos, y que los niños con autismo consumían más bebidas azucaradas y refrigerios que los niños sin autismo. Los medicamentos utilizados para tratar los síntomas del autismo también pueden conducir al aumento de peso.

Además, los niños con autismo pueden encontrar difícil el ejercicio y la actividad física. La hipersensibilidad a las imágenes, los sonidos y los estímulos táctiles puede afectar la participación, al igual que los límites o retrasos en la coordinación y planificación motoras. Los deportes de equipo pueden ser especialmente desafiantes para los niños con autismo, que tienen problemas con la comunicación y la interacción social.

Beneficios de los deportes para niños con autismo

Incluso frente a estos desafíos, es importante encontrar formas de ayudar a los niños con autismo a participar y disfrutar de las actividades físicas.

El ejercicio regular puede prevenir o revertir el aumento de peso, y también tiene beneficios terapéuticos. Según el programa y el tipo de actividad, la participación puede ayudar con la integración sensorial, la coordinación y el tono muscular, y las habilidades sociales.

Las diferentes formas de ejercicio benefician a los niños con autismo de maneras específicas.

El ejercicio aeróbico puede ayudar a disminuir la conducta autoestimulante dañina y brinda los mismos beneficios para la salud que para los niños y adultos neurotípicos: pérdida de peso, salud cardíaca y alivio del estrés. El ejercicio que mejora la flexibilidad puede ayudar a abordar los problemas asociados con el bajo tono muscular. Entrenamiento de fuerza puede desarrollar los músculos centrales del niño, lo que a su vez ayudará con el equilibrio y la coordinación. Las siguientes actividades deportivas y de acondicionamiento físico pueden funcionar bien para los niños con autismo (pero de ninguna manera es una lista completa, y cada niño tendrá diferentes habilidades, gustos y aversiones):

Nadar:

  • El agua proporciona una entrada sensorial relajante. Y los niños pueden competir individualmente sin dejar de ser parte de un equipo. Artes marciales:
  • Las clases generalmente son muy estructuradas y el avance es incremental y predecible. Correr:
  • Al igual que con la natación, los niños pueden competir en atletismo o eventos de campo traviesa como individuos y como parte de un equipo, a menudo con poca comunicación requerida entre sus compañeros de equipo.Bowling:
  • Los niños pueden desarrollar la amistad como parte de un equipo pequeño y acogedor, y pueden disfrutar de la repetición y el ritual de los bolos.Montar a caballo:
  • A veces los niños con autismo disfrutan y se destacan en la comunicación con los animales, haciendo que los deportes equinos sean divertidos y terapéuticos. Buscar deportes para niños con autismo

Verifique con los doctores, maestros y terapeutas de su hijo. Si su hijo ya está viendo a un terapeuta físico u ocupacional, él o ella podrá sugerirle ejercicios y actividades que puede hacer en su hogar. También puede preguntarle al equipo de la escuela de su hijo, así como a otros padres de niños con autismo, sobre ligas deportivas y otros programas. Vea la lista de recursos a continuación, también.

Una vez que haya identificado algunas posibilidades, determine si el programa es adecuado para su hijo. Desea asegurarse de que el entrenador esté entrenado para trabajar con niños con autismo. La enseñanza debe enfatizar las habilidades sociales junto con las físicas, y los entrenadores y el personal deben ser pacientes y estar preparados para proporcionar rutina y repetición.

Si encuentra un programa que suena atractivo, realice una prueba, recordando que puede funcionar o no para su hijo (¡lo mismo ocurre con los niños neuróticos!). A veces, tener un mentor o amigo puede ser una bendición para un niño que comienza una nueva actividad.

Ligas, programas deportivos y otros recursos

Estos programas están diseñados especialmente para niños con necesidades especiales.

Béisbol:

  • Liga de Milagros, División Challengers de la Liga Pequeña Cheerleading y baile:
  • The Sparkle Effect Football:
  • Pop Warner Challenger Division Hockey:
  • American Special Hockey Cabalgatas:
  • American Hippotherapy Association, Asociación Profesional de Equitación Terapéutica Internacional Fútbol:
  • Programa AYSO VIP, Upward, US Youth Soccer TOPSoccer Deportes múltiples:
  • Upward (no específicamente diseñado para niños con necesidades especiales, pero inclusivo); Olimpiadas EspecialesPara obtener más opciones y recursos, prueba el Centro Nacional para la Actividad Física y la Discapacidad, que tiene una lista de búsqueda de cientos de programas y campamentos deportivos adaptables.

Like this post? Please share to your friends: