¿Cuál es la mejor dieta para la tiroides?

¿Cuál es la mejor dieta para la tiroides?

Al igual que muchos pacientes con tiroides, es posible que se pregunte si existe una mejor dieta para la tiroides. La verdad es que la mejor dieta para ti como paciente con tiroides depende de tus objetivos. Estos son algunos de los objetivos clave que puede tener, junto con algunos consejos útiles para alcanzar esos objetivos.

Si su objetivo es la pérdida de peso

La dificultad para perder peso es una queja común de personas con hipotiroidismo, tiroides poco activa.

Si necesita perder peso, la mejor dieta para la tiroides es la que le ayuda a perder peso. Sin embargo, hay un proceso de varios pasos que puede ayudarlo a lograr este objetivo:

Optimice su tratamiento tiroideo

No es suficiente que sus niveles de tiroides sean normales o queden dentro del rango de referencia. En muchos casos, para que pueda perder peso, necesita que sus niveles de tiroides sean óptimos. Eso significa que el nivel de la hormona estimulante del tiroides (TSH) caerá típicamente por debajo de 2.0, y su T4 libre y T3 libre caerían en la mitad superior del rango de referencia. Para obtener más información, lea Ayuda, soy hipotiroideo y todavía no me siento bien: sus próximos pasos.

Optimiza los niveles de azúcar en la sangre y de leptina

¿Conoces tu nivel de leptina? ¿Glucemia en ayunas? Si no lo haces, descubrirlo es un siguiente paso importante. Y si estos niveles están desequilibrados, deberá usar una dieta, suplementos o medicamentos para recuperarlos. Obtenga más información sobre la pérdida de peso a largo plazo para pacientes con tiroides: factores hormonales que afectan las dietas: una entrevista con Kent Holtorf, MD.

Equilibrar otras hormonas

Si sus hormonas sexuales (estrógeno, progesterona, testosterona) y las hormonas suprarrenales (cortisol, DHEA) están desequilibradas, esto puede hacer que la pérdida de peso sea más difícil. La perimenopausia y la menopausia, así como el dominio de los estrógenos, también pueden causar un cambio de peso hacia el abdomen y hacer que la pérdida de peso sea más difícil.

La falta de testosterona en hombres y mujeres también puede dificultar la construcción de músculo que quema grasa. Los desequilibrios suprarrenales lo pueden hacer sentir cansado, menos receptivo al tratamiento de la tiroides y menos capaz de perder peso. La evaluación de estas hormonas y la resolución de desequilibrios puede ser un paso clave para ayudarlo en su esfuerzo por perder peso.

Duerma lo suficiente

Se ha demostrado que la falta de sueño contribuye al aumento de peso y hace que tu esfuerzo por perder peso sea más difícil. Apunta siete o más horas por noche.

Eliminar las toxinas y los alérgenos

Los productos de trigo y gluten tienen una relación con la enfermedad tiroidea autoinmune, y la eliminación del gluten por completo puede ayudarlo a reducir la inflamación y perder peso. Del mismo modo, otros alérgenos alimentarios (alimentos lácteos, soja, nueces y ciertas frutas) pueden causar inflamación y dificultar la pérdida de peso. Considere la posibilidad de una dieta de eliminación o pruebas de alergia para determinar las sensibilidades de los alimentos y hacer cambios en la dieta para reflejar cualquier alergia o problema.

Mover

El músculo es más metabólicamente activo que la grasa, elevar el metabolismo es importante para los pacientes con tiroides que intentan perder peso. El movimiento diario, ya sea ejercicio o actividad física regular, es crucial, así que asegúrese de incorporar actividad en su rutina diaria para una mejor salud.

Cambie qué y cómo come

Puede descubrir que cambiar su dieta lo ayudará. Una sugerencia es reducir o eliminar el azúcar, limitar las frutas, los lácteos y los cereales, y obtener sus carbohidratos principalmente de las verduras mientras redondea su dieta con proteínas magras y grasas saludables. Además, comer de dos a tres comidas al día, sin refrigerios y evitar la comida después de las 8 p.M. Parece ayudar a equilibrar las hormonas del hambre y el azúcar en la sangre, y promover la quema de grasa.

Si su objetivo es la asistencia con la tiroides

Es posible que no le preocupe la pérdida de peso, sino que desea saber qué comer para ayudar y no dañar su función tiroidea. Aquí hay algunos consejos:

Evitar la deficiencia de yodo

El yodo es un componente esencial para la hormona tiroidea. Con ese fin, asegúrese de que su dieta no sea deficiente en yodo. La mejor manera de incluir yodo en su dieta es con alimentos ricos en yodo: algas marinas, camarones, ciruelas pasas, langosta, arándanos, o use una sal rica en yodo. (La sal del Himalaya es menos procesada que la típica sal de mesa enriquecida con yodo).

Mire los goitrógenos

Tenga cuidado al exagerar con las verduras bociogénicas (estimulantes del bocio) como el brócoli de espinaca, la col rizada, la coliflor y las coles de Bruselas. Cuando se comen crudos y en grandes cantidades, estos vegetales pueden ralentizar la tiroides. Por lo general, al vapor o cocinar estas verduras. Tenga especial cuidado con los jugos crudos. Obtenga más información en Todo sobre los bociógenos: por qué se advierte a los pacientes con tiroides sobre las verduras crucíferas.

Limite la soya

También tenga cuidado de exagerar con los alimentos de soja, que pueden bloquear la capacidad de su cuerpo para absorber la hormona tiroidea. Para obtener más información, lea La soja y la salud tiroidea: lo que necesita saber: qué hacer y qué no hacer para los pacientes con tiroides.

Considere eliminar el gluten

El gluten vuelve a aparecer porque, en algunos pacientes, la sensibilidad al gluten es el desencadenante de la enfermedad tiroidea autoinmune. En un subgrupo de pacientes, ir sin gluten en realidad elimina los anticuerpos y provoca una remisión de la enfermedad tiroidea. Vale la pena probar una dieta libre de gluten, seguida de pruebas de anticuerpos, para determinar si comer sin gluten puede ayudar a su función y / o síntomas de la tiroides.

Obtenga nutrición que apoya la tiroides

El selenio, las vitaminas B y el zinc son importantes para la función tiroidea. Asegúrese de que su dieta tenga suficiente de estos nutrientes, o hable con su médico sobre cómo agregar suplementos.

Una palabra de Verywell

Si su objetivo es la pérdida de peso, recuerde que no hay una respuesta mágica, un suplemento individual o un cambio dietético único que hará que pierda peso milagrosamente. Pero garantizar la función óptima de la tiroides y centrarse en la dieta, el movimiento, la nutrición y los cambios en el estilo de vida pueden ayudarlo a lograr un mayor éxito en su objetivo.

Like this post? Please share to your friends: