Consejos para recuperarse de la cirugía abdominal

La cirugía para la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es difícil para el cuerpo y para la calidad de vida. Hacer buenas preparaciones puede disminuir el impacto y mejorar el tiempo de recuperación de la cirugía. Se puede hacer mucho para prepararse, su hogar, sus finanzas y su empleador durante el tiempo que necesitará para recuperarse. Cuando todo esté en su lugar antes de someterse a una cirugía, el mejor momento para pasar el tiempo es centrarse en la recuperación.

1 Comuníquese con su compañía de seguros

Algunas compañías de seguros requieren que se les informe antes de una hospitalización. Esto es extremadamente importante, ya que pueden denegar beneficios si no se les hace una llamada antes de la cirugía. En caso de duda, haga una llamada rápida al número que figura en el reverso de la tarjeta del seguro para averiguarlo con certeza.

2Trabaje con su empleador

Informe al empleador tan pronto como se programe la fecha de la cirugía. Algunas personas pueden ser elegibles para una discapacidad a corto plazo si existe la necesidad de un período de recuperación prolongado. Recuerde que se necesita una nota del médico para explicar la necesidad de cirugía (nadie necesita saber por qué, no es asunto de ellos) y cuánto tiempo es probable que ocurra una ausencia. Para volver al trabajo, se necesitará otra nota, y esta detallará cuándo, dónde y cómo puede tener lugar un regreso al trabajo (por ejemplo, regresar a menos horas para comenzar o con ciertas adaptaciones). No olvides pedir esto, y recuerda guardar una copia.

3Preparar para su regreso antes de irse al hospital

Una casa necesita estar lista para el regreso antes de salir para la cirugía. Algunas de las cosas a considerar podrían ser:

  • Almacenar el congelador, el refrigerador y la despensa con alimentos blandos y con bajo contenido de residuos
  • Llevar ropa cómoda, como batas, pantalones con cinturas elásticas y camisetas, para llevar a casa desde el hospital y durante la recuperación
  • Acabar todas las tareas de lavandería y limpieza pesada y tener la casa en buen estado
  • Arreglar muebles y otros elementos para que los viajes hacia arriba y hacia abajo se minimicen
  • Pagar todas las facturas actualizadas o incluso configurar pagos automáticos

4 Salga de la cama

Sí, es probable que sea incómodo, pero no pelee con las enfermeras cuando dicen que es hora de levantarse de la cama y caminar en los días posteriores a la cirugía. Las personas que se levantan de la cama y se desplazan se recuperarán más rápido y serán liberadas antes. Además, esto ayudará a que los intestinos se muevan nuevamente, y una vez que eso ocurra, es posible que se pueda pasar de una dieta líquida a un alimento sólido. I 5Instruya su afición

Estará cansado, adolorido y tendrá un período de atención breve debido a los analgésicos. Planee pasar tiempo en la casa leyendo, tejiendo, viendo películas o TV, haciendo crucigramas o juegos de palabras, armar rompecabezas o haciendo algún otro pasatiempo tranquilo. Si te aburres fácilmente en casa, encontrar algunos pasatiempos con los que te puedas relajar es muy importante. Su salud mental durante la recuperación es crítica, y aburrirse o sentirse encerrado no ayudará.

6No levantes nada pesado …

Tus músculos necesitan tiempo para sanar. No levante objetos que pesen más de lo recomendado por su médico (por lo general, pesan alrededor de 5 lb), incluidos, entre otros, niños, gatos, perros, bolsas de supermercado y cestos de ropa. Su salud continua y su recuperación completa son demasiado importantes para arriesgarse yendo en contra de las órdenes del médico. Pasar la aspiradora es difícil en los músculos abdominales, por lo tanto, no lo haga hasta que el cirujano lo indique.

7 … Pero haz algo de ejercicio liviano

Tu recuperación irá por etapas. Al principio, caminar será lo suficientemente duro. No te gastes, pero camina todo lo que puedas. Cuando el cirujano lo libere para hacer más, comience de nuevo con su programa de ejercicios lentamente. Pasarán algunos meses antes de que regrese a sus actividades habituales.

8Pregunte antes de intimar

No tema hablar con su cirujano sobre cuándo estará lo suficientemente bien como para tener relaciones sexuales; es una pregunta muy importante. Esta es una decisión personal que también debe discutirse con su compañero, y dependerá de su nivel de comodidad. Sabrás cuando estés listo.

9Tiene almohadas adicionales a la mano

Una almohada entre las rodillas y otra que se sostiene contra el estómago ayuda con la incomodidad durante el sueño después de la cirugía. Una almohada corporal también es una buena opción para apoyarse en la cama. Además, ponga una o dos almohadas en cualquier silla en la que esté sentado para una mayor comodidad.

Solicitar ayuda

Tener a alguien cerca para preparar comidas y mantenerse al día con las tareas del hogar será útil para su recuperación física y le dará tranquilidad. Si no tiene un amigo o familiar disponible, consulte con el hospital sobre los voluntarios. Es posible que tengan un equipo de voluntarios (o puedan dirigirlo a un grupo de voluntarios) que puedan entregar sus medicamentos y comestibles, o simplemente que vengan para una breve visita.

Like this post? Please share to your friends: