Consejos para conducir de noche

Consejos para conducir de noche

La conducción nocturna es difícil para muchas personas. Conducir en la oscuridad es muy diferente de conducir durante las horas del día. El campo de visión del ojo humano es mucho más pequeño sin la ayuda de la luz natural. Si debe conducir de noche y sentirse menos seguro, los siguientes consejos le ayudarán a mejorar su visión nocturna y llegar a su destino de manera segura.

  • Tómate tu tiempo.

Permita que sus ojos se acostumbren a la oscuridad antes de comenzar a conducir. Los alumnos tardan unos minutos en dilatarse por completo, permitiendo que entre la luz máxima al ojo. Mientras más luz entre sus pupilas al ojo, mejor será su visión.

  • Minimizar el resplandor.

Mire hacia la parte inferior derecha de la carretera para evitar acercarse a los faros. (Algunos faros son cegadoramente brillantes.) También use la configuración nocturna en su espejo retrovisor para desviar el brillo de los vehículos detrás de usted. A los conductores mayores les resulta más difícil verlos de noche porque les lleva más tiempo recuperarse del resplandor.

  • Manténgalo oscuro.

Podrá ver mucho mejor si permanece oscuro dentro de su automóvil. Apaga todas las luces interiores. Cualquier fuente de luz dentro del automóvil parecerá extremadamente brillante y hará que sea más difícil de ver.

  • Reducir la velocidad.

Reduzca su velocidad de manejo para tener más tiempo para reaccionar si algo sucede en la carretera frente a usted.

Conducir a una velocidad más lenta también le dará más confianza.

  • Sintonízalo.

Mantenga su automóvil en forma de punta para la máxima seguridad. Controle periódicamente los niveles de líquidos, la presión de los neumáticos y las pastillas de freno. Limpiar a fondo los faros, las luces traseras y las luces de señal. Asegúrese de que todas las ventanas estén limpias tanto en el interior como en el exterior.

Una palabra de VeryWell

Su capacidad para ver en la oscuridad depende de varios factores, incluida la salud y la agudeza visual de sus ojos. Ciertas condiciones, como el síndrome del ojo seco, pueden dificultar la conducción nocturna. Las lágrimas artificiales a veces son útiles. Recuerde que la percepción de profundidad, la agudeza visual, el reconocimiento del color y la visión periférica se ven comprometidos en la oscuridad. Los conductores mayores tienen incluso mayor dificultad para ver de noche.

Like this post? Please share to your friends: