Consejo de protección de articulaciones para personas con artritis

Consejo de protección de articulaciones para personas con artritis

La protección de las articulaciones puede reducir el estrés en las articulaciones artríticas y disminuir el dolor. Existen varios principios de protección conjunta, que si se siguen, ayudarán a conservar energía y preservar la función articular. El consejo es bastante simple, pero debes ser consciente de los movimientos adecuados y reconocer las señales del cuerpo.

Respetar el dolor

En primer lugar, debe reconocer las señales del cuerpo.

Si siente dolor después de una actividad, debe considerar que ha estado demasiado activo o hecho demasiado. No ignore el dolor, respete el dolor que siente. Para los pacientes con artritis, hay una Regla de 2 horas que establece que si usted tiene más dolor de artritis dos horas después de hacer ejercicio que antes, considere reducir la próxima vez. Básicamente, ajuste su nivel de actividad a su nivel de dolor.

Evite actividades que dañen las articulaciones afectadas

Evite cualquier actividad que cause dolor y encuentre una mejor manera de lograr la tarea. Haga concesiones que protegerán sus articulaciones. Si pararse causa dolor, intente realizar la actividad mientras está sentado. Evite la presión excesiva sobre las pequeñas articulaciones de la mano. Por ejemplo, si abrir una botella de agua es doloroso, no fuerce su mano. Obtenga un abrebotellas que funcione o haga que otra persona lo abra por usted. Además, evite levantar objetos pesados. En última instancia, su sentido común dictará qué es una actividad que debe evitar.

Verifique los dispositivos de asistencia que están disponibles

Hay miles de dispositivos de asistencia que lo ayudarán a realizar tareas que de otra manera serían difíciles y dolorosas. Los abrelatas, los alcances, las varillas, las herramientas de limpieza de mango largo, los asientos de inodoro elevados y los bancos de ducha son solo algunos ejemplos de dispositivos de asistencia que son fáciles de encontrar.

Al usar los dispositivos de asistencia, usted pone menos estrés en sus articulaciones.

Use las articulaciones y los músculos más grandes y fuertes

Debe usar ambos brazos al levantar o llevar un objeto. Al usar las articulaciones más grandes y más fuertes, no deberá estresar articulaciones únicas o áreas más débiles de su cuerpo.

Use una buena postura y la mecánica del cuerpo.

Hay formas adecuadas de pararse, sentarse, doblarse, alcanzar y levantar que le permitirán ejercer menos presión sobre sus articulaciones. Al moverse correctamente, puede preservar sus articulaciones.

Evite permanecer en una sola posición por mucho tiempo

Permanecer en la misma posición durante mucho tiempo puede hacer que las articulaciones se pongan rígidas y duelan. Debe cambiar de posición con la mayor frecuencia posible para poder proteger sus articulaciones.

Equilibrar actividad y descanso

Es imprescindible equilibrar la actividad y el descanso. Cuando su cuerpo indique que ya ha tenido suficiente, programe un período de descanso. Al equilibrar la actividad y el descanso, podrá hacer más, aunque podría llevar más tiempo, y también estará protegiendo sus articulaciones.

Evite periodos prolongados de inmovilidad

La inactividad prolongada y la inmovilidad causarán rigidez y aumento del dolor. Los ejercicios suaves de rango de movimiento se deben realizar a diario. Cada articulación debe pasar todo su rango de movimiento doblando, estirando y extendiendo la articulación.

Reduzca el exceso de peso corporal

El peso extra agrega estrés a las articulaciones que soportan el peso. Al perder peso y mantenerse en su peso corporal ideal, estará protegiendo sus articulaciones.

Simplifica, planifica y organiza

Intenta usar tus músculos y articulaciones de manera más eficiente. Al planear y organizar su trabajo o cualquier actividad, la simplicidad se traducirá en la conservación de energía y menos estrés en sus articulaciones.

Like this post? Please share to your friends: