Cómo se trata la parálisis cerebral

La parálisis cerebral no se puede curar, pero algunos de los síntomas se pueden controlar y la mayoría de las complicaciones de salud se pueden prevenir con una planificación avanzada. La calidad de vida de niños y adultos con parálisis cerebral puede mejorarse sustancialmente con las intervenciones médicas correctas y atención domiciliaria atenta.

Estilo de vida

Si vive con parálisis cerebral, las rutinas y estrategias que son autodirigidas o facilitadas por la familia y los cuidadores son componentes centrales para prevenir complicaciones y maximizar el uso de sus habilidades.

Ejercicio

Además de las sesiones de terapia física profesional, la actividad física frecuente y regular es una forma efectiva de maximizar el control motor, prevenir las contracturas musculares (rigidez extrema de los músculos) y mantener un peso saludable.

Incluso si está profundamente discapacitado debido a una parálisis cerebral, es posible desafiarse de manera consistente físicamente dentro de los límites de sus habilidades. Se ha demostrado que la actividad física regular previene las complicaciones médicas, como la enfermedad cardíaca y las fracturas óseas.

Reposicionamiento de su cuerpo

Si usted o su ser querido con parálisis cerebral no puede girar y moverse en una silla de ruedas o en la cama durante períodos prolongados, los cuidadores deben mantener un horario de torneado frecuente para evitar complicaciones, como escaras, coágulos de sangre e infecciones.

Ayuda para usar el baño

Dependiendo del grado de discapacidad, algunas personas con parálisis cerebral necesitan ayuda para usar el inodoro. Schedules Los horarios constantes y los inodoros con acceso adecuado pueden ayudar a que este proceso sea higiénico para evitar complicaciones tales como infecciones de la piel, infecciones de la vejiga y estreñimiento.

Nutrición

Mantener una nutrición adecuada para asegurarse de obtener suficientes calorías, vitaminas y minerales mientras evita alimentos no saludables puede prevenir enfermedades tales como enfermedades óseas, hepáticas, cardíacas y derrames cerebrales. The Terapias de venta libre (OTC)

No existen medicamentos de venta libre que ayuden con los síntomas de la parálisis cerebral, pero se pueden recomendar suplementos vitamínicos.

Vitamina D y calcio

Los niños y adultos que tienen parálisis cerebral tienen una posibilidad mayor de lo normal de sufrir fracturas óseas debido al adelgazamiento de los huesos. Existe alguna evidencia de que los suplementos de vitamina D y calcio pueden proporcionar algún beneficio para reducir el desarrollo de huesos débiles, lo que puede reducir la incidencia de fracturas óseas.

Prescripciones

Hay medicamentos recetados que pueden aliviar varios de los síntomas comunes y los efectos asociados de la parálisis cerebral. Si usted o su ser querido con parálisis cerebral tiene problemas para tragar, tomar estos medicamentos requiere una planificación especialmente cuidadosa.

Alisadores musculares

La rigidez muscular y la espasticidad de la parálisis cerebral limitan el control motor y pueden contribuir al dolor en reposo o con actividad. A veces, tomar relajantes musculares en un horario regular o según sea necesario puede reducir temporalmente los problemas que surgen de la rigidez muscular. Medica Medicamentos anticonvulsivos

Las convulsiones ocurren más a menudo entre las personas que tienen parálisis cerebral que entre la población general. Existe una cantidad de medicamentos anticonvulsivos efectivos y el más adecuado para usted depende del tipo de convulsiones que experimente y de su respuesta al medicamento.

Bisfosfonato

La fragilidad ósea es común en niños y adultos con parálisis cerebral. Las personas que tienen parálisis cerebral regularmente usan bisfosfonato, un medicamento que se puede tomar por vía oral o por inyección. La evidencia sugiere que el bifosfonato inhibe una disminución en la densidad ósea, lo que puede ayudar en la prevención de fracturas óseas. Sin embargo, la evidencia actual definitivamente no prueba que el bisfosfonato definitivamente previene las fracturas óseas o fortalece los huesos.

Terapia intervencionista

La mayoría de las personas con parálisis cerebral pueden beneficiarse de varios tipos de técnicas terapéuticas especializadas. Estas técnicas terapéuticas interactivas requieren dirección y orientación de un terapeuta profesional con experiencia en rehabilitación de parálisis cerebral.

La terapia puede realizarse en un centro de rehabilitación con equipo especializado o en el hogar.

Terapia del habla

La terapia del habla es una intervención profesional centrada en la repetición de ejercicios y técnicas que mejoran la pronunciación de las palabras. El objetivo clave de la logopedia es aprender a comunicarse efectivamente con los demás.

Terapia de deglución

Comer con seguridad es una de las habilidades con las que las personas con parálisis cerebral pueden ser deficientes. Los problemas de masticar y tragar pueden causar episodios de asfixia e infecciones pulmonares peligrosos. Trabajar con un terapeuta de deglución para practicar técnicas que desarrollen la capacidad de controlar la masticación y la deglución puede optimizar estas habilidades para una alimentación más segura.

Terapia física

Desarrollar fuerza y ​​coordinación a través de sesiones de terapia física cuidadosamente diseñadas puede evitar que los músculos se debiliten, prevenir contracturas y optimizar la coordinación muscular. La terapia física en la parálisis cerebral implica movimientos activos de los músculos que tienen cierta fuerza para mejorar el control, así como los movimientos pasivos de los músculos paralizados para evitar contracturas.

Terapia ocupacional

La terapia ocupacional incluye un plan personalizado para aprender y mejorar habilidades prácticas tales como el cuidado personal, el uso de dispositivos de asistencia y el desplazamiento de un lugar a otro.

Terapia cognitiva

La educación formal en la escuela y los ejercicios cognitivos basados ​​en la terapia son componentes importantes del control de la parálisis cerebral. La mayoría de los niños con parálisis cerebral tienen la capacidad de aprender. La lectura, las matemáticas, el pensamiento artístico y las habilidades para resolver problemas se pueden lograr con base en un enfoque educativo personalizado con objetivos realistas y de ritmo adecuado.

Dispositivos de asistencia

La mayoría de las personas con parálisis cerebral necesitan usar algunos accesorios recetados por un médico.

Anteojos, parches oculares, ayudas visuales

Los niños con parálisis cerebral pueden tener problemas de seguimiento ocular o problemas visuales que requieren más intervención que los anteojos recetados regulares. La intervención temprana con los dispositivos apropiados puede ayudar a corregir algunos problemas, como un ojo vago, lo que resulta en mejores habilidades visuales durante toda la vida.

Apoyo muscular

Los dispositivos como férulas y aparatos ortopédicos recetados por un profesional pueden ayudar a lograr una serie de resultados deseables.

Prevención de caídas y lesiones

Prevención de contracturas

Desarrollo de control muscular

  • Mejora de las habilidades motoras finas
  • Cirugías y procedimientos
  • No existen procedimientos para tratar la parálisis cerebral en sí, pero existen procedimientos que ayudan con algunos de los síntomas y complicaciones de la parálisis cerebral.
  • Espasticidad

La espasticidad y la rigidez musculares pueden interferir con el control motor y causar dolor. Además de los medicamentos recetados que funcionan sistémicamente, existen algunos procedimientos que pueden aliviar la espasticidad.

Inyecciones: inyecciones dirigidas de relajantes musculares y agentes paralíticos como la toxina botulínica pueden reducir temporalmente la espasticidad, esencialmente liberando los músculos para que puedan funcionar a su capacidad máxima.

Cirugía: los procedimientos quirúrgicos pueden proporcionar cierto alivio de la espasticidad de la parálisis cerebral en ciertas circunstancias. Sh Derivación ventriculoperitoneal para hidrocefalia abnormal Las anomalías cerebrales estructurales generalmente no se pueden reparar quirúrgicamente en la parálisis cerebral, pero a veces las anormalidades estructurales del cerebro se asocian con agrandamiento ventricular (exceso de espacio abierto en el cerebro) o exceso de líquido en el cerebro.

En algunas situaciones, esta acumulación de líquido puede progresar y causar daño adicional al cerebro. En estos casos, una derivación VP, un dispositivo que puede colocarse quirúrgicamente para aliviar la acumulación de líquido, puede evitar una presión adicional sobre el cerebro. Leng Alargamiento muscular

  • En ocasiones, la cirugía para extender la longitud de las extremidades, especialmente las piernas, puede ser una forma efectiva de maximizar las habilidades motoras para algunos niños con parálisis cerebral.

Like this post? Please share to your friends: