Cómo se diagnostican las infecciones del oído medio

Cómo se diagnostican las infecciones del oído medio

Diagnosticar correctamente una infección del oído, también conocida como otitis media aguda (OMA), acorta la duración de la incomodidad, es importante para evitar el uso excesivo de antibióticos y ayuda a prevenir el empeoramiento de la infección . Además de un historial de salud exhaustivo, es probable que su médico solo necesite usar un otoscopio neumático para diagnosticar una infección en el oído.

Debido a que los niños pequeños no siempre pueden decirle lo que está mal, descubrir si su hijo tiene o no una infección en el oído puede ser muy angustiante como padre.

Afortunadamente, un médico capacitado generalmente puede identificar una infección de oído sin mucha dificultad. También tenga en cuenta que incluso si no tuvo una infección en los oídos cuando era niño, igual puede obtener uno como adulto.

Autocomprobaciones y pruebas en el hogar

No necesita ser médico para comprar los suministros necesarios para realizar un examen de oído efectivo. Sin embargo, no se fomenta a menos que sepa lo que está haciendo, ya que hay sutilezas para evaluar la membrana timpánica (como se describe a continuación).

Los niños también son conocidos por no cooperar durante un examen de oído. Sin el equipo y la técnica adecuados, existe el riesgo de perforar accidentalmente el tímpano si inserta algo demasiado adentro del oído.

Sin embargo, hay compañías que facilitan un control rápido que puede ser útil antes de visitar a su médico. Hay algunos accesorios de teléfonos inteligentes que le permitirán visualizar el canal auditivo y la membrana timpánica.

También se han desarrollado algunos dispositivos que tratarán de proporcionar una escala del nivel de líquido detrás de su tímpano timpánico; aunque la precisión parece ser cuestionable según las revisiones en línea.

Examen visual

Durante la visita con su médico, será importante que examinen su oído.

La otoscopia es un examen realizado con un otoscopio que permitirá la visualización de su canal auditivo externo y su tímpano (membrana timpánica).

Si bien puede realizar una evaluación básica con un otoscopio estándar, lo mejor es que su médico tenga el accesorio neumático para el otoscopio. El accesorio neumático es simplemente una bombilla de goma que le permite a su médico aplicar una ligera presión sobre su membrana timpánica. Esto es lo que su médico buscará en un tímpano normal:

  • Posición: la membrana timpánica estará en una posición plana o neutral
  • Translucidez: la membrana timpánica es típicamente translúcida
  • Movimiento: la membrana timpánica se moverá con la aplicación de presión neumática (presión positiva o negativa) del bulbo en el otoscopio
  • Color: la membrana tímpano aparecerá gris perla o rosada

Los hallazgos que sugieren anormalidades en su oído interno incluyen:

  • Posición: la membrana timpánica está abombada o retraída
  • Translucidez: la membrana timpánica es opaca o turbia
  • Movimiento: la membrana timpánica no responde adecuadamente a la presión neumática cuando se utiliza el bulbo en el otoscopio
  • Color: gris, azul, ámbar, blanco o amarillo pálido son todos colores anormales asociados con la membrana timpánica

Por lo general, su médico le diagnosticará una infección en el oído si ve una membrana timpánica abultada.

Imágenes

No necesitará imágenes para una evaluación estándar de una infección del oído. Sin embargo, si la infección es prolongada y su médico está preocupado por otras complicaciones, puede solicitar una tomografía computarizada o una resonancia magnética.

Una tomografía computarizada puede ser útil para ver las estructuras, los abscesos u otras anormalidades alrededor de su oído. Una MRI, por otro lado, es útil si su médico está preocupado por algún problema relacionado con su cerebro. El uso de CT o MRI sería raro y no formará parte de una evaluación típica.

Diagnósticos diferenciales

Al evaluar si tiene o no una infección de oído, su médico tratará de diferenciar si tiene otitis media aguda (infección de oído) u otitis media con derrame (OME, fluido no infectado en el oído). Ambos pueden parecer muy similares.

El color, el movimiento y la translucidez pueden ser variables entre AOM y OME. Sin embargo, la posición de la membrana timpánica generalmente es el signo revelador. En OMA, la membrana timpánica suele estar protuberante, mientras que generalmente se retrae con OME.

Enrojecimiento

El enrojecimiento de la membrana timpánica sin signos de líquido detrás del tímpano no es causado por una infección en el oído. Su médico también puede observar estas causas comunes de enrojecimiento alrededor de la membrana timpánica:

  • Infección respiratoria superior que causa inflamación del tracto respiratorio
  • Llanto
  • Fiebre elevada
  • Traumatismo del oído
  • Eliminación reciente de cera del oído

Movimiento disminuido

Prueba de la movilidad del timpánico la membrana es importante para la identificación del derrame en el oído medio (MEE – líquido en el oído medio). Sin embargo, la disminución de la movilidad no significa que el fluido en el oído medio esté infectado. Otras causas de la disminución de la movilidad de la membrana timpánica incluyen:

  • Obstrucción de la trompa de Eustaquio
  • Timpanoesclerosis

Dolor de oído

Tener dolor de oído es un síntoma común de una infección de oído. Sin embargo, hay muchas otras razones para experimentar dolor de oído que incluyen:

  • Otitis externa (oído del nadador)
  • Traumatismo del oído
  • Obstrucción del conducto auditivo con un objeto extraño
  • Síndrome de la articulación temporomandibular
  • Herpes zoster (culebrilla)

Debido a los muchos diagnósticos diferentes que Puede ocurrir con síntomas de una infección de oído, siempre es importante hacer un seguimiento con un médico para un diagnóstico adecuado.

Like this post? Please share to your friends: