Col rizada y tu tiroides: lo que necesitas saber

Col rizada y tu tiroides: lo que necesitas saber

La col rizada se promociona como un alimento maravilloso, y puedes encontrarla en menús en todas partes. Pero puede haber algunas preocupaciones sobre el consumo de col rizada si tiene enfermedad de la tiroides.

Echemos un vistazo a un vistazo más de cerca a esta fuente de energía nutricional de una planta.

¿Qué es Kale?

El nombre latino de la col rizada es Brassica oleracea acephala. Kale es un miembro de la familia de vegetales crucíferos.

Es duro y amargo cuando se come crudo. Kale es un pariente cercano de otras verduras crucíferas, como la col, el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas y la col rizada. La col rizada tiene hojas largas, rizadas o lisas, y las hojas no forman un tallo unificado o una cabeza.

Las hojas de col rizada pueden ser verdes o moradas. Kale está lleno de vitaminas y minerales, y en particular, el antioxidante conocido como ácido alfa lipoico, que ha demostrado tener numerosos beneficios para la salud.

Beneficios para la salud de la col rizada

Una taza de col rizada (2,4 onzas) proporciona los siguientes nutrientes:

  • Vitamina A: 206% de la cantidad diaria recomendada (RDA) (de betacaroteno)
  • Vitamina K: 684% de la dosis diaria recomendada
  • Vitamina C: 134 por ciento de la RDA
  • Vitamina B6: 9% de la RDA
  • Manganeso: 26% de la RDA
  • Calcio: 9% de la RDA
  • Cobre: ​​10 por ciento de la RDA
  • Potasio: 9 por ciento de la RDA
  • Magnesio: 6 por ciento de la RDA

Además de ser un alimento nutritivo y bajo en calorías, una serie de beneficios para la salud se atribuyen al consumo de col rizada rica en vitaminas y minerales, que figura en las listas de los alimentos más saludables del mundo.

Estos beneficios incluyen lo siguiente:

  • Cabello y piel saludables debido a altas cantidades de vitaminas A y C
  • Ayuda a la digestión
  • Disminuye el riesgo de enfermedad cardíaca
  • Mejora la salud ósea
  • Disminuye el riesgo de desarrollar asma
  • Baja los niveles de glucosa y mejora el azúcar en la sangre equilibrio y sensibilidad a la insulina
  • Prevenir cambios inducidos por estrés oxidativo en pacientes con diabetes
  • Ayuda a disminuir la neuropatía periférica en diabéticos
  • Baja densidad energética debido a menor contenido calórico / alto contenido de agua
  • Ayuda a prevenir el estreñimiento, ayuda a la digestión y promueve la regularidad
  • Alto en vitamina K (cantidades inadecuadas de vitamina D pueden aumentar el riesgo de fractura ósea)
  • Alto en luteína, que ayuda a proteger la salud ocular
  • Puede bloquear los efectos cancerígenos al asar alimentos a altas temperaturas

Kale y Thyroid Link belongs Kale, como una verdura crucífera, pertenece a una familia de alimentos conocidos como bociógenos, lo que significa que tienen el potencial, cuando están crudos y en grandes cantidades, de frenar la hyroid, y promover la formación de una tiroides agrandada (llamada bocio).

Dicho esto, la cantidad exacta de col rizada que se puede consumir no se ha estudiado bien. Por lo tanto, se desconoce la cantidad exacta que puede causar una reacción adversa a los pacientes con tiroides.

Además, para la población en general, los beneficios para la salud de la col rizada superan con creces cualquier riesgo para la tiroides, y consumir algo de col rizada como parte de la dieta se considera seguro y beneficioso desde el punto de vista nutricional.

Además, en personas con enfermedad de la tiroides, los riesgos de empeorar la condición de la tiroides también son mínimos, siempre que no se consuma demasiado la col rizada (o cualquier vegetal crucífero).

Es importante señalar, sin embargo, que consumir kale crudo y kale kale puede ser una preocupación. El jugo de la col rizada hace que la concentración global de productos químicos bociógenos en la col rizada sea alta. Por lo tanto, si se consume regularmente, el jugo de col rizada tiene el potencial de afectar negativamente la función tiroidea, al inhibir la absorción de yodo en la dieta.

Una palabra de Verywell

Al final, si tiene un problema de tiroides, es posible que desee evitar o limitar significativamente el consumo de col rizada o jugos crudos de col rizada y otros bociógenos. En cambio, opte por cocinar al vapor o cocinar vegetales crucíferos, ya que la mayoría de los bociógenos están completamente destruidos por el calor (por lo que pueden consumirse de forma segura con moderación).

También es sensato mantener un diario de alimentos, para que pueda registrar su consumo de col rizada (y cómo está preparado). Luego, asegúrese de llevar su diario de alimentos a la cita con su médico para asegurarse de que ambos estén en la misma página.

Like this post? Please share to your friends: