Antihistamínicos y su asma

Antihistamínicos y su asma

Aunque los antihistamínicos no son medicamentos para el asma per se, eso no significa que su asma podría no beneficiarse de ellos.

Descripción general

Si tiene muchos síntomas de alergia, su médico puede usar antihistamínicos para ayudar a aliviarlo y controlar su asma. La histamina es una parte normal de los mecanismos de defensa de su cuerpo, pero cuando se libera histamina en respuesta a un alérgeno, puede desarrollar síntomas de alergia.

Los antihistamínicos están disponibles como medicamentos recetados y de venta libre (OTC).

Cómo funcionan

Como es de esperar por su nombre, los antihistamínicos actúan contra la histamina. En el asma y las alergias, la histamina se libera como una reacción exagerada de un sistema alérgico a un alérgeno.

La histamina es liberada por los mastocitos y los basófilos. Puede causar síntomas en todo el cuerpo, dependiendo de dónde se libera la histamina:

  • Nariz: secreción acuosa, nariz acuosa
  • Ojos: picazón, lágrimas (¡pero no estás triste!)
  • Garganta: irritada, adolorida, áspera
  • Pulmón: sibilancias, opresión en el pecho, dificultad para respirar y tos

Un antihistamínico funciona al evitar que los mastocitos y los basófilos se adhieran a las partes de su cuerpo donde se puede liberar la histamina y causar síntomas.

Disponibilidad

Cuando experimentas secreción nasal, estornudos y picazón en los ojos, es posible que quieras probar primero un medicamento antihistamínico OTC. Algunos medicamentos antihistamínicos OTC populares incluyen:

  • Zyrtec
  • Claritin
  • Benadryl

Si no puede controlar sus síntomas de alergia con un antihistamínico OTC, su médico puede recetarle uno de los siguientes antihistamínicos recetados:

  • Allegra
  • Clarinex
  • Xyxal

Ambos los antihistamínicos más antiguos y nuevos también están disponibles como parte de un producto combinado que contiene pseudoefedrina.

Efectos secundarios comunes

Aunque la mayoría de las personas no experimentan efectos secundarios al tomar un antihistamínico, debe ser consciente del potencial. Los antihistamínicos de primera generación como la bromfeniramina (Dimetapp) y la difenhidramina (Benadryl) pueden causar somnolencia. Esto se debe a que estos medicamentos en particular también van a la parte del cerebro responsable de las náuseas y los vómitos (también se pueden usar para tratar o prevenir el mareo por movimiento). Los antihistamínicos de segunda generación tienen menos probabilidades de causar este efecto secundario pero no son más efectivos para controlar los síntomas y cuestan más dinero. Mientras más alta sea la dosis de medicamento que toma, es más probable que experimente efectos secundarios. Finalmente, si tiene más de 60 años, corre un mayor riesgo de somnolencia con un antihistamínico y también puede aumentar el riesgo de caídas.

Efectos secundarios comunes adicionales incluyen:

  • Dizzy
  • Boca seca
  • Ronquera
  • Náuseas

La mayoría de estos efectos secundarios se resolverán con el tiempo. Sin embargo, si experimenta cualquiera de los siguientes efectos secundarios, considere hablar con su médico:

  • Cambios en la visión
  • Nerviosismo extremo
  • Latido cardiaco acelerado
  • Dolor en el estómago
  • Deténgase o tenga dificultad para orinar
  • Amarillez de la piel
  • Debilidad

Además, debe tener cuidado y tenga cuidado con los efectos secundarios si combina los antihistamínicos con:

  • Relajantes musculares
  • Medicamentos para el dolor
  • Sedantes como el alcohol
  • Píldoras para dormir

Debido a que los antihistamínicos también pueden reaccionar con algunos antibióticos y antimicóticos, es extremadamente importante que cada médico que lo atienda conozca su medicamentos. Asegúrese de llevar las botellas de píldoras con usted o al menos una lista actualizada. Si obtiene una nueva receta, asegúrese de consultar con su farmacéutico para asegurarse de que no haya interacciones peligrosas.

Finalmente, hable con su médico antes de tomar antihistamínicos si tiene alguna de las siguientes condiciones, ya que pueden empeorar algunas condiciones:

  • Hipertrofia prostática benigna o agrandamiento de próstata
  • Condiciones respiratorias como asma o EPOC
  • Problemas cardíacos
  • Hipertensión o alta presión arterial
  • Problemas tiroideos

Opciones alternativas

Si los antihistamínicos no controlan sus síntomas de alergia y su asma sigue siendo molesta, su médico puede considerar agregar un esteroide nasal, un bloqueador de leucotrienos, Xolair o inmunoterapia.

Like this post? Please share to your friends: