7 Formas de disciplinar a un niño con parálisis cerebral

Alrededor del 40 por ciento de los niños con parálisis cerebral muestran problemas de conducta. Y aunque los tipos de problemas de conducta varían, existen algunas formas específicas de disciplinar a un niño con parálisis cerebral que puede mejorar el comportamiento.

Problemas de comportamiento asociados con la parálisis cerebral pa La parálisis cerebral se refiere a un grupo de trastornos neurológicos que afectan permanentemente la coordinación muscular. Es causado por daño o anormalidades dentro del cerebro que interrumpen la capacidad de controlar el movimiento y mantener la postura y el equilibrio. Pa La parálisis cerebral puede producirse cuando la corteza motora cerebral no se desarrolla normalmente en el útero. En otras ocasiones, la parálisis cerebral proviene del daño que resulta en el cerebro antes, durante o después del nacimiento. El daño no se puede reparar y las degradaciones resultantes son permanentes.

La investigación muestra que los niños con parálisis cerebral tienen más probabilidades de experimentar problemas de conducta, tales como:

Problemas con los compañeros:

La parálisis cerebral puede provocar dificultades del habla y problemas para comunicarse, lo que puede contribuir a las dificultades relacionadas con los compañeros. Además, los niños con parálisis cerebral pueden tener problemas para mantenerse al día con sus compañeros físicamente, lo que puede afectar la socialización. En consecuencia, algunos niños con parálisis cerebral luchan por llevarse bien con sus compañeros.

  • Síntomas emocionales: Los niños con parálisis cerebral pueden tener una mayor dificultad para regular sus emociones. Los arrebatos, los berrinches y los problemas para completar las tareas pueden ser comunes.
  • Hiperactividad: Se estima que aproximadamente el 20 por ciento de los niños con parálisis cerebral tienen TDAH. Pero incluso aquellos que no cumplen con los criterios para TDAH a menudo son hiperactivos.
  • Problemas de conducta: Los niños con parálisis cerebral pueden ser más argumentativos, desafiantes o no conformes que otros niños.
  • Estrategias disciplinarias efectivas para niños con parálisis cerebral Los problemas de conducta pueden derivarse de impedimentos relacionados con la parálisis cerebral. Algunos niños experimentan dolor crónico, lo que puede afectar su estado de ánimo y su comportamiento. Las dificultades de aprendizaje asociadas y las dificultades del habla también pueden desempeñar un papel en los problemas de conducta.

Los niños con parálisis cerebral también tienen más probabilidades de tener dificultades para dormir. La falta de sueño está relacionada con un aumento en los problemas de conducta en los niños.

Los niños con parálisis cerebral pueden sentirse frustrados debido a sus limitaciones motrices. Intentar completar sus actividades de la vida diaria puede dejarlos exhaustos.

Es importante tener en cuenta los factores que contribuyen a los problemas de conducta al establecer un plan de disciplina para un niño con necesidades especiales. Aquí hay siete estrategias efectivas de disciplina que pueden mejorar los problemas de conducta en niños con parálisis cerebral:

1 Enseñar habilidades sociales

Las limitaciones físicas causadas por la parálisis cerebral pueden hacer que los niños se sientan aislados y solos. En consecuencia, su hijo puede tener dificultades para llevarse bien con otros niños.

Enseñar a su hijo habilidades sociales específicas puede reducir el conflicto con sus compañeros. Enséñele cómo resolver conflictos, resolver problemas y cooperar. Juego de roles sobre cómo ser una buena amiga y cómo defenderse por sí misma.

7 Formas de disciplinar a un niño con parálisis cerebral

Busque oportunidades para que su hijo participe en grupos de juego o grupos de apoyo para aumentar sus oportunidades de interactuar. Un terapeuta conductual también puede ayudar a su hijo a aprender habilidades sociales.

2 Proporcione salidas para la energía de su hijo

Un niño con parálisis cerebral puede no ser capaz de correr en el recreo o sacarse los pelos en la clase de gimnasia como los otros niños. Por lo tanto, puede ser especialmente frustrante para un niño con parálisis cerebral ser hiperactivo.

Busque maneras positivas de canalizar la energía de su hijo. Ya sea que pueda andar en bicicleta adaptable o que pueda participar en una clase de natación, inscriba a su hijo para actividades que lo ayudarán a ejercitarse.

Enseñar habilidades de regulación emocional

En lugar de castigar a su hijo por estallidos emocionales, convierta los momentos difíciles en momentos propicios para la enseñanza. Enséñele a reconocer cuándo se está frustrando para poder tomar un descanso antes de que se derrumbe. De manera similar, enséñele estrategias para calmarse cuando está ansioso o triste.

Cuando esté calmado, haga preguntas como: ¿Qué puede hacer en lugar de pegar para mostrarme que está enojado? Resuelva problemas juntos e identifique maneras saludables para que su hijo comunique sus sentimientos.

4Poner buen comportamiento

Es importante atrapar a su hijo para que sea bueno. La alabanza reforzará el comportamiento positivo y la alentará a mantener el buen trabajo.

Alabe a ella por esforzarse o intentar algo nuevo. Señale los momentos en los que ha mantenido la calma o cuando ha utilizado sus nuevas habilidades. Estará más dispuesta a seguir trabajando cuando sepa que prestas mucha atención a sus esfuerzos.

5 Establecer un sistema de recompensas

Apuntar problemas de comportamiento específicos con un sistema de recompensa. Los niños pequeños pueden responder bien a una tabla de pegatinas que simplemente les muestra su progreso.

Los niños mayores pueden necesitar recompensas tangibles. Un sistema de recompensa diario que vincule el buen comportamiento de su hijo con los privilegios, como la electrónica, podría servir como un motivador.

Un sistema de economía de fichas también puede ser una forma efectiva de mantener a los niños en el buen camino. Solo asegúrese de mantener el sistema de recompensas simple y proporcionar una variedad de recompensas que sirvan como buenos incentivos.

6 Seguir con consecuencias consistentes

Las consecuencias negativas le enseñarán a su hijo a tomar mejores decisiones en el futuro. Pero es importante que esas consecuencias sean consistentes. Consequences Las consecuencias lógicas, aquellas que están directamente relacionadas con la mala conducta, pueden ser más efectivas. Entonces, si su hijo lanza su videojuego de mano, retire sus dispositivos electrónicos durante un período de tiempo específico. Cuando su hijo tenga reglas claras y consecuencias, será más probable que siga las reglas.

7Ofrecer elecciones

A menudo, los niños con parálisis cerebral carecen de control sobre muchas cosas en sus vidas, incluida su capacidad para mover sus cuerpos. Darle a su hijo un poco de control sobre las decisiones pequeñas puede ayudarla a sentirse fortalecida.

Darle opciones a veces puede ayudar a reducir el desafío y el comportamiento de oposición. Entonces, en lugar de insistir en que coma sus zanahorias, pregunte: ¿Quieres zanahorias o guisantes con tu pollo? O pregunta: ¿Quieres hacer tus deberes de matemáticas antes o después de cenar? Ofrecer pequeñas opciones simples puede reducir luchas de poder y aumentar el sentido de autonomía de su hijo.

8Elegir las mejores estrategias disciplinarias para su hijo

Las estrategias de disciplina que elija dependerán de las habilidades de su hijo. Lo que funciona bien para un niño puede no funcionar con otro.

Obtener apoyo para usted mismo cuando cría a un niño con parálisis cerebral también es importante. El estrés asociado que muchos padres sienten cuando ser padres de un niño con necesidades especiales puede afectar el comportamiento de un niño. Si se siente estresado, considere asistir a un grupo de apoyo o buscar ayuda de un profesional de la salud mental.

También es importante trabajar con otros profesionales y cuidadores para abordar las necesidades de su hijo. Los terapeutas del habla, los maestros de educación especial, los terapeutas conductuales, los fisioterapeutas y los médicos son solo algunos de los proveedores que pueden ayudarlo a encontrar las mejores estrategias de disciplina para su hijo.

Like this post? Please share to your friends: