5 Formas de mejorar su sistema inmunológico de forma natural

5 Formas de mejorar su sistema inmunológico de forma natural

Incluso las personas más sanas se enferman de vez en cuando. Pero afinando ciertos aspectos de su rutina de salud, como la dieta y el manejo del estrés, puede ayudar a fortalecer la defensa de su sistema inmunológico contra las bacterias, los productos químicos tóxicos y los virus que causan enfermedades como el resfriado común y la gripe.

Refuerzos inmunes naturales

Aquí hay cinco maneras de apoyar su sistema inmune de forma natural.

1) Dieta

Seguir una dieta rica en antioxidantes es esencial para apoyar su sistema inmunológico. Abundantes en muchas frutas y verduras, los antioxidantes combaten los radicales libres (subproductos químicos que se sabe que dañan el ADN y suprimen el sistema inmunitario).

Elegir grasas saludables (como los ácidos grasos omega-3 disponibles en el pescado azul, linaza y aceite de krill) sobre las grasas saturadas (que se encuentran en la carne y productos lácteos) puede ayudar a aumentar la producción de compuestos que intervienen en la regulación de la inmunidad. Para un impulso inmune adicional, intente agregar ajo (que se ha demostrado que posee propiedades antibacterianas y contra el virus) y jengibre (un antiinflamatorio natural) a sus comidas con regularidad.

Beber mucha agua y mantenerse alejado de las bebidas azucaradas, como los refrescos y las bebidas energéticas, también puede ayudar a evitar infecciones al enjuagar el sistema.

2) Ejercicio

Ejercitarse regularmente puede movilizar sus células T, un tipo de glóbulo blanco conocido por proteger el cuerpo contra las infecciones.

En un estudio de 2006 de 115 mujeres, los participantes que realizaron ejercicio moderado (como caminar a paso ligero) durante un promedio de 30 minutos diarios durante un año tenían aproximadamente la mitad del riesgo de resfríos que aquellos que no ejercitaban rutinariamente.

Participar regularmente en actividades intensas y vigorosas como correr, por otro lado, puede debilitar su función inmune y dejarlo más susceptible a las infecciones virales.

Sin embargo, la investigación basada en animales sugiere que la complementación con la quercetina antioxidante podría reducir el riesgo de gripe entre los atletas.

3) Reducción del estrés

El estrés crónico puede tener un impacto negativo en la inmunidad, según una revisión de 2004 de 293 estudios con un total de 18,941 participantes. La revisión sugiere que, si bien la exposición a corto plazo a los factores estresantes puede acelerar su defensa inmune, el estrés prolongado puede desgastar el sistema inmunitario y aumentar su vulnerabilidad a las enfermedades.

Para mantener su estrés bajo control, incorpore una práctica de relajación como meditación, yoga o respiración profunda en su rutina diaria. O pruebe el tai chi, un arte marcial chino suave que se encuentra para aumentar la defensa inmune contra el herpes zóster en un estudio de 2007 de 112 adultos mayores.

4) Dormir e Higiene

Simplemente mantener las manos limpias es una de las mejores maneras de prevenir la enfermedad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Asegúrese de lavarse las manos durante 15 a 20 segundos (usando agua tibia y jabón) antes de preparar alimentos o comer y después de toser, estornudar, ir al baño o tocar las superficies públicas.

Otro hábito saludable vital para prevenir la enfermedad es dormir ocho horas completas cada noche, lo que puede ayudar a regular la función inmunológica.

Aprender más acerca de las ayudas naturales para dormir.

5) Hierbas y suplementos

Aunque los científicos aún no han determinado si la vitamina C puede mejorar la inmunidad, hay alguna evidencia de que este antioxidante puede reducir la incidencia de resfríos.

Las hierbas como andrographis, AHCC, astrágalo, equinácea y saúco, mientras tanto, pueden ayudar a reducir la duración y la gravedad de su enfermedad si se toman tan pronto como comience a experimentar síntomas de resfriado o gripe.

Aprender más sobre los remedios naturales para resfriados y gripe.

Uso de remedios naturales

Tenga en cuenta que el respaldo científico para el reclamo de que cualquier remedio puede prevenir o tratar resfriados y otras enfermedades infecciosas es limitado.

Si está considerando el uso de cualquier remedio, asegúrese de consultar primero a su médico. El autotratamiento de cualquier afección y el evitar o retrasar la atención estándar puede tener consecuencias graves.

Descargo de responsabilidad: la información contenida en este sitio tiene fines educativos únicamente y no sustituye el asesoramiento, diagnóstico o tratamiento de un médico con licencia. No está destinado a cubrir todas las precauciones posibles, las interacciones medicamentosas, las circunstancias o los efectos adversos. Debe buscar atención médica inmediata ante cualquier problema de salud y consultar a su médico antes de usar un medicamento alternativo o hacer un cambio en su régimen.

Like this post? Please share to your friends: