10 Mandamientos para vivir bien con la artritis

10 Mandamientos para vivir bien con la artritis

  • Síntomas
  • Causas y factores de riesgo
  • Diagnóstico
  • Tratamiento
  • Soporte y manejo
  • Dolor en las articulaciones Art Artritis reumatoide
  • Artritis psoriásica
  • Gota Spon Espondilitis anquilosante
  • Osteoartritis
  • Más artritis Tipos y condiciones relacionadas
  • Artritis es una enfermedad crónica En pocas palabras, no existe cura para la mayoría de los tipos de artritis. Puede esperar tener la enfermedad por el resto de su vida. Aprender a manejar mejor la artritis es esencial.
  • Cuando se diagnostica por primera vez, las personas con artritis a menudo se sienten desanimadas y se preguntan cómo pueden vivir con dolor todos los días. El hecho es que toma tiempo encontrar la mejor combinación de medicamentos, tratamientos y modificaciones en el estilo de vida que le permitan enfrentar el dolor y vivir bien con la artritis.
  • La mejor combinación no es exactamente la misma para cada persona con artritis. Sin embargo, hay 10 cosas que cada paciente con artritis debe hacer para asegurarse de que vivan su mejor vida posible a pesar de tener artritis. Los llamo los 10 mandamientos para vivir bien con artritis.

    1 – Preste atención a los primeros síntomas o al aumento de los síntomas

    Cuando experimente los primeros síntomas de la artritis, deseará desearlo. Sin embargo, no debe demorar la evaluación de sus síntomas por un médico. El daño permanente en las articulaciones puede ser la consecuencia de esperar demasiado tiempo para ver a un médico o ir sin tratamiento. El tratamiento temprano ofrece la mejor posibilidad de desacelerar la progresión de la enfermedad. Incluso si no es nuevo en la artritis y ha tenido la enfermedad por algún tiempo, preste atención al empeoramiento de los síntomas que pueden indicar que se debe considerar un cambio en el tratamiento.

    2 – Tenga una relación médico-paciente en la que pueda confiar

    Realmente no conozco a nadie que disfrute yendo al médico.

    Sin embargo, si tiene una enfermedad crónica, como la artritis, su relación con su médico es muy importante. Es tan importante como cualquier otra relación que tengas porque tu bienestar depende de ello. Debe poder confiar en su médico, comunicarse con su médico y confiar en su orientación y consejo.

    3 – Sea un paciente conforme

    Aunque es importante que confíe en los consejos y recomendaciones de su médico, su médico debe poder confiar en que cumplirá con el plan de tratamiento. Saltarse sus medicamentos, cancelar citas sin reprogramar o retener información importante de su médico no son opciones. Debe ser un paciente obediente. No puede haber accesos directos o no divulgación.

    4 – Preste atención a su dieta

    Es un desafío físico vivir con dolor crónico. El aumento de la fatiga y el agotamiento de la energía se encuentran entre las consecuencias. Debe comer una dieta saludable para darle a su cuerpo todas las ventajas y restaurar su energía. Considere la posibilidad de reducir los alimentos proinflamatorios e incluir alimentos antiinflamatorios en su dieta. Evite los alimentos que sospeche que activan bengalas.

    5 – Mantenga su peso ideal

    El exceso de peso afecta las articulaciones. El estrés adicional en las articulaciones puede aumentar el dolor. Para mantener su peso ideal, mire su consumo de calorías. Si tiene sobrepeso u obesidad, reduzca las calorías diarias en 500 para perder peso. Debe participar en actividades físicas regulares para quemar calorías también. Es un concepto erróneo común entre las personas con artritis que no pueden hacer lo suficiente para afectar su peso.

    Incluso pequeños cambios son significativos. Los investigadores han determinado que por cada libra perdida, hay una reducción de 4 veces en las fuerzas de carga sobre su rodilla mientras da un paso.

    6 – Haga ejercicio regularmente

    Hace varios años, una encuesta nacional reveló que más de un tercio de los pacientes con artritis no hacen ejercicio. Muchas de esas personas perciben el ejercicio como algo que simplemente no pueden hacer. Muchas personas también creen que el ejercicio exacerbará sus síntomas de artritis. En realidad, el ejercicio ayuda a mantener la función articular, la fuerza ósea y la fuerza muscular. El ejercicio mejora el sueño y el estado de ánimo. También ayuda con el control de peso.

    Cualquier movimiento es mejor que ningún movimiento. Establezca metas realistas y desarrolle esas metas a un ritmo apropiado para usted.

    7: Descanse lo suficiente y duerma

    Mientras se le anima a hacer ejercicio regularmente y a mantenerse en movimiento, debe tener en cuenta que el descanso también es necesario. Descansar una articulación dolorosa puede aliviar el dolor. Tu cuerpo necesita períodos de descanso para recuperarse. Sin embargo, los periodos de reposo prolongados pueden perjudicarlo y, de hecho, pueden promover el dolor y la debilidad. Del mismo modo que la actividad excesiva puede aumentar el dolor y empeorar los síntomas, un descanso excesivo puede tener el mismo efecto. Esfuércese por un equilibrio entre el descanso y la actividad. Además, tenga en cuenta los buenos hábitos de sueño. Lograr un patrón de sueño suficiente e ininterrumpido cada noche es otro objetivo importante.

    8 – No sientas lo que sientes por ti

    Nadie te culpe por sentir lástima de ti mismo de vez en cuando. Todos lo hacemos ocasionalmente por razones distintas a tener una enfermedad crónica. Pero la autocompasión debe ser de corta duración y no debe permitirse convertirse en una forma de vida. No le servirá de nada insistir en por qué yo o no puedo. Date cuenta de que cada persona se enfrenta a desafíos, y esto es tuyo. Si te encuentras atascado en el modo de autocompasión por mucho tiempo, haz ajustes o considera pedir ayuda.

    9: mejore su entorno en el hogar y el trabajo

    Es importante que su entorno en el hogar y el trabajo sea accesible y cómodo. Esto puede parecer obvio, sin embargo, a menudo se pasa por alto. Cambios simples, como cambiar una silla por una que facilite pasar de una sentada a otra, organizar estantes para mantener los artículos de uso frecuente de fácil acceso, obtener un colchón de apoyo o comprar otro equipo ergonómico o dispositivos de asistencia, pueden hacer gran diferencia. Los ajustes y adaptaciones a su entorno pueden ayudar a proteger sus articulaciones y ayudar a reducir el dolor.

    10 – Refuerce su actitud positiva

    Una actitud positiva puede llevarlo a través de los momentos más difíciles. Haz lo que puedas para minimizar el estrés y evitar la negatividad. Descubra lo que promueve la positividad para usted. No será lo mismo para todos. Puede ser iglesia, música, naturaleza o algo completamente diferente. Cuando descubras lo que alimenta tu positividad, asegúrate de obtener suficiente. Aférrate a esas experiencias.

    Like this post? Please share to your friends: