10 Cosas que debe decirle a su cirujano antes de la cirugía

Cuando planifique una cirugía, es importante que obtenga la mayor información posible de su cirujano, pero también es esencial que le brinde a su cirujano toda la información necesaria para que su cirugía lo más segura posible. Aquí hay diez cosas que absolutamente debe discutir con su cirujano para tener un resultado seguro y saludable.

1Medicamentos: Receta médica, sin receta médica y suplementos

10 Cosas que debe decirle a su cirujano antes de la cirugía

Su cirujano debe conocer todos los medicamentos que está tomando, incluidos los medicamentos recetados, sin receta, los suplementos a base de hierbas y las vitaminas. Con frecuencia, se omiten los suplementos cuando se enumeran los medicamentos actuales, pero es muy importante que el cirujano conozca los suplementos, ya que pueden interactuar con la anestesia y pueden aumentar el sangrado.

2 Hábitos y cirugía del fumador

Los pacientes deben asegurarse de notificar a su cirujano si fuman o si han fumado en el pasado. Algunos fumadores requieren más tiempo para desconectarse del respirador y oxígeno suplementario una vez que están respirando por sí solos. Fumar también puede afectar la cicatrización de las heridas y causar una mayor cicatrización que la que experimentan los no fumadores.

3 Ingesta de alcohol antes de la cirugía

Es esencial que los pacientes sean sinceros sobre la cantidad de alcohol que consumen. Los pacientes que dependen del alcohol pueden tener problemas que van desde temblores a convulsiones, ya que comienzan a experimentar abstinencia. Si el cirujano es consciente de que el paciente depende químicamente del alcohol, puede recetar medicamentos que alivien los síntomas y eviten algunas de las complicaciones más graves.

Los pacientes que dependen del alcohol también pueden tener dificultades para controlar el dolor, ya que generalmente son menos sensibles a los analgésicos y requieren dosis más grandes. Si el cirujano desconoce el uso de alcohol, la dosificación prescrita puede ser inadecuada.

4 Enfermedades y cirugías anteriores

Las cirugías dejan cicatrices, tanto internas como externas, y pueden cambiar las cirugías que siguen. Un cirujano debe conocer todas las cirugías previas, especialmente las que tienen lugar en la misma región del cuerpo. Además de las cirugías, también se deben divulgar todas las enfermedades importantes, ya que la tolerancia de un paciente a la anestesia puede ser modificada por enfermedades previas y actuales.

Uso de drogas 5Illicit

Las drogas, tanto recetadas como ilícitas, pueden alterar la forma en que la anestesia afecta a los pacientes. Además, fumar drogas ilícitas, como fumar cigarrillos, puede alterar la forma en que un paciente vuelve a respirar por sí mismo después de estar conectado a un ventilador.

Las drogas ilegales pueden cambiar la efectividad de los medicamentos recetados para el dolor, requieren diferentes dosis y pueden tener interacciones con los medicamentos de anestesia, causando complicaciones graves.

6Alergias

Es importante divulgar todas las alergias conocidas antes de someterse a una cirugía. Deben incluirse todas las alergias, incluidos los alimentos, los medicamentos y los que causan irritación de la piel. Al colocar esta información en su expediente hospitalario, hará que los diversos departamentos del hospital, incluidos los servicios de farmacia y nutricionales, estén al tanto de las alergias.

Un buen ejemplo es una alergia al huevo, que puede no parecer importante cuando se realiza una cirugía; sin embargo, muchos medicamentos están formulados en una base de huevo, lo que podría provocar una reacción grave si se administra al paciente.

7 Últimos problemas con la cirugía

El cirujano debe estar al tanto de cualquier problema con cirugías previas, incluso con anestesia. Esto incluye problemas de sangrado después de la cirugía, un breve despertar durante la cirugía o cualquier otra cosa que fuera inusual. Informe a su cirujano si tuvo náuseas y vómitos después de la cirugía en el pasado.

Un paciente que ha tenido problemas en el pasado no necesariamente tendrá los mismos problemas si se somete nuevamente a una cirugía, y los problemas que pueden volver a ocurrir pueden prevenirse si el cirujano y el proveedor de anestesia son conscientes de los problemas.

8 Enfermedad actual o fiebre el día de la cirugía

¿Te sientes mal el día anterior o el día de la cirugía?

Si un paciente comienza a sentirse enfermo o tiene fiebre en los días previos a la cirugía, el cirujano debe estar al tanto. El cirujano puede decidir que es seguro continuar con la cirugía o puede optar por posponer el procedimiento. La fiebre es un signo de posible infección y debe divulgarse, para evitar el desperdicio de tiempo y energía tanto para el paciente como para el cirujano.

Un paciente que se presenta en el hospital para una cirugía programada sin saber que tiene fiebre puede ser enviado a casa y cambiarse la cita de la cirugía.

9 Condiciones de salud actuales

Cualquier problema de salud actual que enfrenta un paciente debe ser revelado al cirujano. Por ejemplo, un paciente que se somete a una cirugía de reemplazo de rodilla debe informar al cirujano sobre el hecho de que es diabético y usa insulina. Sin esta información, el hospital no puede brindar atención para todas las afecciones, lo que podría dañar al paciente.

10 cuestiones religiosas

Algunas religiones prohíben las transfusiones de sangre y otros procedimientos médicos. Si este es el caso, el cirujano debe conocer las condiciones bajo las cuales están operando antes de la cirugía. Algunas cirugías no podrían llevarse a cabo si la objeción religiosa pudiera afectar el nivel de atención. En otros casos, puede haber alternativas que el cirujano podría preparar si se le da el tiempo suficiente.

La honestidad y la sinceridad pueden mejorar el resultado de su cirugía

Puede parecer que su cirujano no sabe que toma dos copas de vino todas las noches con la cena, o que solía ser fumador, pero este tipo de información tiene un impacto absoluto en su procedimiento quirúrgico y recuperación. Tómese el tiempo para responder a las preguntas de su cirujano a fondo, y ni siquiera considere la mentira o la mentira piadosa cuando rellene formularios o responda preguntas.

Like this post? Please share to your friends: