Por qué los carbohidratos necesitan permanecer en nuestra dieta

Por qué los carbohidratos necesitan permanecer en nuestra dieta

Los hidratos de carbono son esenciales para una salud y un estado físico óptimos. Desafortunadamente, muchas dietas de moda recomiendan eliminar carbohidratos de nuestra ingesta diaria de alimentos. El marketing convincente tiene la creencia general de que los carbohidratos nos engordan. Los ataques de carbohidratos han causado que muchos de nosotros eliminemos este importante macronutriente de nuestra nutrición.

Los carbohidratos pueden ser los principales culpables de mantener a los Estados Unidos gordos, pero esto está lejos de la verdad.

De hecho, los carbohidratos son la principal fuente de energía necesaria para el cuerpo humano. Son un macronutriente, lo que significa que el cuerpo necesita muchos carbohidratos para funcionar a niveles óptimos. Comprender su papel debería hacernos cuestionar el dejar los carbohidratos fuera de nuestra dieta. ¿Cómo es bueno eliminar un grupo alimenticio esencial para el funcionamiento del cuerpo? En lugar de eliminar los carbohidratos, lo que debería aclararse es el tipo de carbohidratos que deberíamos comer para mejorar la salud y la forma física.

Los carbohidratos brindan energía

Cuando comemos carbohidratos, le proporcionamos a nuestro cuerpo combustible (energía) para que funcione en todos los niveles fisiológicos. Nuestro sistema digestivo descompone los carbohidratos en glucosa (azúcar en la sangre) que alimenta energía a nuestras células, tejidos y órganos. La energía que no se utiliza de inmediato se almacena en los músculos y el hígado donde nuestro cuerpo la usa según sea necesario. Sin un consumo adecuado de carbohidratos, nuestro cuerpo puede experimentar cansancio, dolor de cabeza, letargo e incapacidad de hacer ejercicio.

Lo que sigue siendo un problema es que todos los carbohidratos se consideran malos para usted y se consideran el motivo del aumento de peso y la mala salud. Parece que hay una falta de comprensión sobre el tipo correcto de hidratos de carbono para mantener en nuestra dieta para que el cuerpo funcione bien. Además, el rendimiento deportivo puede verse afectado negativamente sin la cantidad adecuada de carbohidratos.

Nuestro cuerpo necesita todas las fuentes de combustible, incluidos los carbohidratos, para rendir al máximo dentro y fuera del gimnasio.

El desglose

Los carbohidratos proporcionan energía a través de un proceso digestivo que descompone los azúcares y almidones para crear azúcares simples. Los azúcares simples son luego absorbidos en nuestro torrente sanguíneo y se convierten en glucosa o azúcar en la sangre. El páncreas libera insulina en respuesta al azúcar en la sangre y, al trabajar juntos, permiten que la glucosa ingrese a nuestras células. La glucosa alimenta todas nuestras actividades físicas desde sentarse para ver una película, respirar o participar en un entrenamiento. Energía adicional o glucosa se almacena en nuestros músculos y el hígado para su uso posterior o se convierte en grasa.

La posibilidad de que los carbohidratos se conviertan en grasa es la declaración de moda que se comercializa para vender dietas de moda. Tendemos a centrarnos solo en las reservas de grasa potencialmente causadas por el consumo de carbohidratos en lugar de lo esencial que son para apoyar el funcionamiento del cuerpo. Cuando todos los macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas) se consumen en cantidades adecuadas, nuestro cuerpo utiliza los nutrientes para que estemos saludables y en forma. Los estudios indican que los carbohidratos, incluidos los vegetales de hoja verde, los vegetales y los cereales integrales, nos ayudan a reducir la grasa corporal, a aumentar los músculos y a mejorar el rendimiento deportivo. Parece que se recomienda una mejor educación sobre carbohidratos sobre cómo tomar decisiones más saludables para este importante macronutriente.

Otros beneficios para la salud con carbohidratos

Se ha demostrado que los carbohidratos protegen el cuerpo contra ciertas enfermedades y cáncer. Los carbohidratos complejos como la harina de avena son ricos en fibra y se consumen regularmente para reducir el riesgo de hipertensión y problemas cardíacos. Los beneficios adicionales para la salud incluyen una menor incidencia de obesidad, protección contra la diabetes tipo 2 y un sistema digestivo óptimo. Los hidratos de carbono también se muestran para promover la pérdida de peso y la capacidad de mantener el peso objetivo.

Al contrario de lo que dicen las dietas de moda, la evidencia muestra que la selección saludable de carbohidratos no está relacionada con el aumento de peso o la obesidad. La investigación indica que los carbohidratos son una parte esencial de una dieta saludable que proporciona nutrientes vitales que el cuerpo necesita para un funcionamiento óptimo.

Debido a que los carbohidratos no son creados iguales, será la selección consistente y el consumo de carbohidratos buenos manteniendo nuestro cuerpo dentro de pesos saludables y sintiéndonos lo mejor posible.

Carbohidratos para la salud y la aptitud

Los dos tipos principales de carbohidratos son simples y complejos. Los carbohidratos simples incluyen azúcares que se producen naturalmente en alimentos como frutas, verduras y leche. Los azúcares agregados que se encuentran en los alimentos preparados o procesados ​​también se incluyen en la categoría de carbohidratos simples, pero no son tan saludables. Tienen menos nutrientes que los alimentos con azúcares naturales. Los carbohidratos simples ingresan al torrente sanguíneo rápidamente y proporcionan energía rápida para las funciones corporales. Muchos adultos y atletas activos consumirán pasas o plátanos antes de un entrenamiento y sienten que esto proporciona la energía adecuada para la sesión. Otros carbohidratos simples conocidos por sus antioxidantes superiores y alto valor nutritivo incluyen:

  • Granada
  • Mangos
  • 100% de jugo de fruta
  • Leche
  • Yogur
  • Miel natural cruda

Los carbohidratos complejos incluyen fibra y almidón y tardan más en digerir antes de que el cuerpo pueda usar la glucosa como una fuente de energía. Las muestras de carbohidratos complejos saludables incluyen pan integral, quinua, batatas, frijoles, la mayoría de los vegetales y avena. Se recomienda esperar al menos una hora para hacer ejercicio después de consumir carbohidratos complejos para evitar un posible malestar estomacal. Muchas personas también combinan una fuente de proteínas como las claras de huevo con carbohidratos complejos, especialmente si se está preparando para una intensa sesión de entrenamiento con pesas.

Los carbohidratos complejos son más ricos en nutrientes que los carbohidratos simples y deben constituir el mayor porcentaje de nuestra nutrición. Los siguientes carbohidratos complejos son una fuente excelente de fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales:

  • Verduras de hoja verde y verduras
  • Granos integrales
  • Avena
  • Arroz integral
  • Leguminosas
  • Nueces y semillas crudas
  • Frutas (manzanas y bayas)
  • Una palabra de Verywell

El cuerpo funciona mejor cuando se consumen regularmente selecciones saludables de carbohidratos simples y complejos. Aprender cómo seleccionar los mejores carbohidratos para mantener un cuerpo sano reducirá la ansiedad que rodea todo el bombo acerca de no comer carbohidratos y permitirá un enfoque más simple y realista para una alimentación saludable.

Like this post? Please share to your friends: