Cómo «mantener la cabeza en el juego»

Cómo mantener la cabeza en el juego

Si juegas un deporte y le pides a un entrenador que entiendas tu juego, probablemente entiendas lo fácil que es distraerse y desenfocarse mientras estás en el juego. Campo. Una mala jugada, un pequeño error o un paso en falso pueden configurarte fácilmente para distraerte y hacer que pierdas el enfoque. Hay muchas técnicas que los atletas pueden usar para recuperar la compostura y tratar de volver su atención a lo que están haciendo, pero una de las más fáciles de practicar y dominar se llama centrar.

El centrado es una habilidad práctica que ayuda a los atletas a mantenerse enfocados en el éxito, evitar distracciones y evitar que el diálogo interno negativo descarrile una actuación. Puede ayudar a un atleta a permanecer en el momento y dejar ir sus pensamientos, preocupaciones y planes pasados ​​y futuros. Centrado de obras al reducir su enfoque y atención a una cosa a la vez y limitar los pensamientos y distracciones extraños.

Los psicólogos deportivos a menudo recomiendan que un atleta practique técnicas de centrado para ayudarlos a reducir la ansiedad y el estrés. Estas habilidades y técnicas permiten a los atletas prestar atención a su cuerpo y a su respiración y ayudar a redirigir su enfoque de los eventos y pensamientos negativos o que producen ansiedad a la tarea actual.

Centrar puede sonar simple, pero toma un poco de trabajo y mucha práctica antes de que se convierta en una habilidad o herramienta confiable. He aquí cómo comenzar.

Técnicas de centrado

La primera y más básica habilidad para dominar cualquier práctica de centrado es la capacidad de concentrarse en la respiración.

Este aspecto del centrado implica prestar especial atención a cada inhalación y exhalación y observar cada sensación que ocurre cuando el aire entra y sale de las fosas nasales y cuando el aire llena los pulmones. Con cada respiración y atleta puede simplemente notar las sensaciones de calor, frío, la velocidad del flujo de aire, la forma en que el aire llena los pulmones.

Para comenzar esta práctica, simplemente comience en un lugar tranquilo y sin distracciones y centre su atención en la velocidad de la respiración mientras mantiene un ritmo lento y constante. No trates de cambiar la respiración, solo tenlo en cuenta cuando inhales por la nariz y sientas que el aire llena tus pulmones. Exhala por la boca y repite. Puede ser útil tener una palabra clave (mantra) para repetir que lo ayude a volver a enfocarse en lo que desea hacer. Por ejemplo, relajarse o estable.

Practicar

Para que esto se convierta en una habilidad útil en el campo, y usar esta técnica para reducir automáticamente la ansiedad y la distracción cuando más lo necesites (durante el estrés de la competición o el entrenamiento), debes tener el hábito de practicar el centrado a menudo. Use sus sesiones de entrenamiento para probar varias técnicas de centrado y encuentre la mejor para usted. Vuelva a enfocar y consiga ‘centrado’ en cada descanso, período de descanso o cuando hay una pausa en la acción.

Este proceso tiene como objetivo mantenerte en el presente, ayudarte a tirar todo el equipaje que llevas sobre ansiedad de desempeño, expectativas o ‘qué pasaría si …’. Si desarrolla una respuesta de relajación automática, cambiará cómo se siente acerca de lo que está haciendo. Entonces, tendrá menos estrés, disfrutará de la actuación y, como resultado, tendrá más éxito.

Like this post? Please share to your friends: