Cómo hacer correr aguas profundas para la recuperación de lesiones

Cómo hacer correr aguas profundas para la recuperación de lesiones

Correr en aguas profundas, también conocido como footing acuático, es un gran entrenamiento cruzado para los corredores y una excelente manera de tratar y prevenir lesiones. Si se está recuperando de una lesión, el funcionamiento del agua puede permitirle recuperarse sin perder el buen estado físico. La investigación ha demostrado que el funcionamiento en aguas profundas está relativamente cerca del funcionamiento real en términos de demanda cardiovascular a intensidades fáciles a moderadas.

Puede esperar mantenerse en forma durante al menos seis semanas haciendo correr el agua durante la recuperación de lesiones.

Y si no está lesionado, hacer jogging acuático es una excelente manera de mejorar la forma de correr y la forma física sin aumentar el golpeteo en las articulaciones de correr sobre superficies duras. También es una alternativa efectiva y segura para correr en exteriores en días extremadamente calurosos y húmedos. Y para los corredores con niños, puede hacer algo de ejercicio mientras observa a sus hijos chapotear en la piscina.

Para que las aguas profundas funcionen con eficacia, necesitarás un chaleco o cinturón de flotación. Uno de los populares utilizado por los corredores de aguas profundas es el AquaJogger. Está hecho de espuma EVA y correas alrededor de la cintura, como un cinturón. Casi cualquier chaleco o cinturón de flotación funcionará, siempre y cuando mantenga su cuerpo a flote mientras le permite realizar un movimiento de carrera. El uso de un dispositivo de flotación o cinturón le ayudará a continuar practicando su biomecánica de funcionamiento normal.

Si no lleva puesto uno, tendrá que levantar las rodillas muy alto y tener un rápido cambio para mantenerse a flote.

Algunos dispositivos de flotación, como el AquaJogger, vienen con instrucciones para el funcionamiento del agua. Pero aquí hay algunos consejos para ayudarlo a comenzar:

Cómo hacer correr el agua

  • Comience con un calentamiento, tal como lo haría con cualquier otra carrera. Métete en el agua y nada (o pisa el agua) durante 2-3 minutos para calentar tu cuerpo.
  • En aguas profundas, donde sus pies no pueden tocar la parte inferior, simule correr con su dispositivo de flotación usado según las instrucciones. Intente usar la misma forma de correr que cuando corría por el suelo o la cinta. No te inclines demasiado hacia adelante ni te encorveses. Intenta mantener tu cuerpo recto en el agua. Mantenga los hombros hacia atrás y la cabeza y los ojos mirando hacia el horizonte.
  • Para aprovechar al máximo su entrenamiento, intente simular su estilo de carrera normal lo más cerca posible. No remar con las manos. Debes mantener tu puño cerrado y dejar que tus piernas te muevan hacia adelante. Puede balancear los brazos más alto o más corto y más rápido para intensificar su entrenamiento.
  • Para refrescarse, saque su dispositivo de flotación y nade con facilidad durante 2-3 minutos.

Aunque correr agua es una excelente alternativa para corredores lesionados, es posible que no pueda hacerlo cómodamente con ciertas lesiones, como un flexor de cadera forzado. Si aqua jogging le causa dolor, entonces no debería hacerlo. Hable con su médico o fisioterapeuta para determinar otra actividad de entrenamiento cruzado para hacer durante su recuperación.

Hacer carreras en aguas profundas requiere algo de práctica, pero si lo haces y trabajas en tu forma, será más fácil y más divertido, especialmente en los días calurosos en los que puedes correr mientras te mantienes fresco.

Like this post? Please share to your friends: