7 Maneras de lidiar con el estrés emocional de una lesión

7 Maneras de lidiar con el estrés emocional de una lesión

Hacer frente al estrés de una lesión requiere de la capacidad de recuperación física y psicológica. La recuperación de lesiones deportivas generalmente se centra en la rehabilitación física, pero también es importante incluir técnicas de psicología deportiva para ayudar a recuperarse mental y emocionalmente.

Los atletas reaccionan a las lesiones con una amplia gama de emociones que pueden incluir negación, ira, tristeza e incluso depresión.

Una lesión a menudo parece injusta para cualquiera que haya estado físicamente activo y saludable. Aunque estos sentimientos son reales, es importante ir más allá de lo negativo y encontrar estrategias más positivas para enfrentar este revés. En muchos casos, tratar con gracia una lesión ayuda a un atleta a volverse más centrado, flexible y resistente.

Aquí hay algunas estrategias de psicología deportiva que puede usar para una recuperación de lesiones más rápida.

1. Aprenda sobre su lesión

Cuanto más sepa sobre la causa, el tratamiento y la prevención de su lesión, menos puede causar miedo o ansiedad. Aprenda cómo hablar con su médico.

Haga las siguientes preguntas a su médico, entrenador, entrenador o terapeuta hasta que sepa exactamente qué puede hacer para sanar rápida y completamente.

  • ¿Cuál es mi diagnóstico (qué tipo de lesión tengo)?
  • ¿Cuánto tiempo demorará la recuperación?
  • ¿Cuál es el propósito de los tratamientos que estoy recibiendo?
  • ¿Qué debo esperar durante la rehabilitación?
  • ¿Qué ejercicios alternativos puedo hacer de manera segura?
  • ¿Cuáles son las señales de advertencia de que estoy empeorando?

Al comprender la lesión y saber qué esperar durante el proceso de rehabilitación, sentirá menos ansiedad y una mayor sensación de control. Ac 2. Acepte la responsabilidad por su lesión

Esto no quiere decir que la lesión sea su culpa.

Lo que esto significa es que tu mentalidad necesita cambiar. En lugar de enfocarte en el rendimiento, debes aceptar que ahora tienes una lesión y eres el único que puede determinar por completo tu resultado.

Asumiendo la responsabilidad de su proceso de recuperación, encontrará una mayor sensación de control y progresará rápidamente en la recuperación, en lugar de esforzarse para desempeñarse a su nivel anterior a la lesión.

3. Mantenga una actitud positiva

Para sanar rápidamente necesita estar comprometido a superar su lesión al presentarse a sus tratamientos, y escuchar y hacer lo que su médico y / o entrenador deportivo recomiendan. También necesita controlar su conversación interna, lo que está pensando y diciéndose a sí mismo sobre la lesión y el proceso de rehabilitación.

Tu autodiálogo es importante. Para aprovechar al máximo su rehabilitación diaria, debe trabajar duro y mantener una actitud positiva. Permanece enfocado en lo que necesitas hacer, no en lo que te estás perdiendo. Use 4. Usar la mente para sanar el cuerpo

La creciente investigación muestra que es posible acelerar el proceso de curación mediante el uso de habilidades y técnicas mentales específicas, como imágenes y autohipnosis. Las técnicas de imágenes utilizan todos los sentidos para crear imágenes mentales, sentimientos y sensaciones relacionadas con un resultado deseado, como si estuviera sucediendo ahora o ya haya sucedido.

5. Obtener Apoyo

Una respuesta común después de una lesión es aislarse de compañeros de equipo, entrenadores y amigos. Es importante mantener el contacto con los demás mientras se recupera. Sus compañeros de equipo, amigos y entrenador pueden escuchar cuando necesite desahogarse o pueden ofrecer consejos o aliento durante el proceso de rehabilitación.

Solo saber que no tienes que enfrentar la lesión solo también puede ser una gran comodidad. Entonces, ve a practicar; permanecer alrededor del vestuario y la sala de pesas. Sea visible siendo un miembro activo del grupo.

6. Establezca metas apropiadas

Solo porque esté lesionado no significa que deje de planear o establecer metas.

En lugar de ver la lesión como una crisis, conviértalo en otro desafío de entrenamiento. Sus objetivos ahora se enfocarán en la recuperación en lugar del rendimiento. Esto te ayudará a mantenerte motivado.

Al monitorear sus objetivos, también podrá notar pequeñas mejoras en la rehabilitación de su lesión. Te sentirás más seguro de que estás mejorando y mejorando.

Recuerde trabajar estrechamente con su terapeuta o médico. Pueden ayudarlo a establecer metas realistas que estén en línea con cada etapa de su rehabilitación. La mayoría de los atletas tienden a tratar de acelerar la recuperación haciendo demasiado pronto. Es importante aceptar que estás herido y conocer tus límites.

7. Mantenga su aptitud física mientras está lesionado

Dependiendo del tipo de lesión que tenga, es posible que pueda modificar su entrenamiento o agregar formas alternativas de entrenamiento para mantener el acondicionamiento cardiovascular o la fuerza. Trabaje con su entrenador, terapeuta o médico para establecer un buen programa de entrenamiento alternativo. Si no puede correr, quizás pueda pedalear o nadar.

Trabajar en entrenamiento de relajación y flexibilidad, también. Cree un programa de entrenamiento de la fuerza modificado, haga una cantidad limitada de ejercicio para mantener la aptitud cardiovascular o concéntrese en una mejor salud nutricional.

Con el conocimiento, el apoyo y la paciencia correctos, se puede superar una lesión sin cambiar todo el mundo. Al tomar las cosas con lentitud, establecer metas realistas y mantener un enfoque positivo y centrado, la mayoría de los atletas pueden superar lesiones leves rápidamente y lesiones graves a tiempo. Asegúrese de consultar a su médico para obtener un diagnóstico y plan de tratamiento adecuado para cualquier lesión.

Like this post? Please share to your friends: