Retire del horno y deje enfriar completamente en la bandeja para hornear.

Recetas

  • Ingredientes y alergias
  • Nutrientes
  • Vegetariano
  • Vegano
  • Recuentos de calorías
  • Apto para niños
  • Calculadora de nutrición de recetas
  • Aspectos destacados de la nutrición (por porción)
  • Calorías 175 Grasa 8g Carniceros 21gProteína 7g Mostrar etiqueta nutricional Ocultar etiqueta nutricional

    Datos nutricionales

    Porciones: 3 (1/4 taza cada una)Cantidad por porción
    Calorías
    175 % Valor diario *
    Grasa total
    8g 10% Fat Grasa saturada 1g 5%
    Colesterol 0 mg
    0% Sodio 385mg
    17% Total de carbohidratos 21g
    8% Fibra dietética 7g 25%
    Azúcares totales 4g Incluye 0g Azúcares agregados
    0%
    Proteína 7g
    Vitamina D 0mcg 0%
    Calcio 70mg 5%
    Hierro 3mg 17%
    Potasio 257mg 5%
    * El% de valor diario (DV) le dice cuánto contribuye un alimento en una comida a una dieta diaria. 2.000 calorías al día se utilizan para consejos generales de nutrición. (23 puntuaciones) Tiempo total
    45 min

    Preparación 5 min
    , cocina 40 minPorciones 3 (1/4 taza cada una)
    Los garbanzos tienen el equilibrio perfecto de proteínas y carbohidratos ricos en fibra para mantener los niveles de azúcar en la sangre estable, que también ayuda a mantener la inflamación a raya. Este refrigerio crujiente y salado se mantiene más bajo en sodio al usar especias que brindan un sabor lleno de antioxidantes, por lo que se necesita menos sal. Además, ¡la crisis es tan satisfactoria! Ingredientes

    1, lata de 15 onzas de garbanzos

    3 cucharaditas de aceite de oliva

    • 1 cucharadita de jugo de lima
    • 2 cucharaditas de comino en polvo
    • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
    • 1/2 cucharadita de pimentón
    • 1/4 de cucharadita de sal
    • Preparación
    • Precalienta horno a 400 F.

    Enjuague y escurra los garbanzos y seque con una toalla de papel para eliminar toda la humedad. No se salte este paso o sus garbanzos no se pondrán crujientes.

    1. Mezcle los garbanzos con 1.5 cucharaditas de aceite de oliva y colóquelos en una bandeja para hornear forrada de aluminio.
    2. Hornee a 400 grados por 25 minutos. Retire del horno y deje enfriar completamente en la bandeja para hornear.
    3. Baje el horno a 350 F.
    4. Agregue las 1,5 cucharaditas restantes de aceite, jugo de lima, comino, ajo, pimentón y sal hasta que se forme una pasta.
    5. Mezcle la mezcla con los garbanzos fríos y use sus manos para asegurarse de que todos los garbanzos estén cubiertos.
    6. Extienda los garbanzos uniformemente en la misma bandeja para hornear forrada con papel de aluminio y hornee a 350 F por 15 minutos, revisándolos cada 5 minutos para asegurarse de que no estén encendidos.
    1. Deje que los garbanzos se enfríen completamente antes de comer. Cuando los garbanzos estén listos, se sentirán más livianos y crujientes, pero no quemados. Guárdelos en un recipiente hermético a temperatura ambiente durante hasta 2 días. Sin embargo, se comen mejor de inmediato.
    2. Variaciones de ingredientes y sustituciones
    3. Mezcle el producto final con la ralladura de lima para agregar aún más sabor a lima, más un poquito más de fibra.

    Pruebe el aceite de sésamo tostado en lugar de aceite de oliva para cambiar el sabor. El cambio no afectará significativamente el perfil nutricional, ya que la mayoría de los aceites tienen aproximadamente la misma cantidad de calorías y grasa por cantidad. Tanto el aceite de sésamo como el de oliva contienen grasas saludables mono y poliinsaturadas, que pueden ser útiles para reducir la inflamación.

    Si tiene poco tiempo, sustituya el chile en polvo y la sal por especias. El conteo de sodio será más alto en este caso.

    ¿Quieres un bocadillo cursi? Reemplace el comino con 1 cucharada de queso parmesano rallado, que agrega 2 gramos de proteína, más calcio, por solo 20 calorías de calorías adicionales.

    Consejos para cocinar y servir

    Cuanto mejor sepas los garbanzos, más crujientes se vuelven.

    Además, asegúrese de enfriar los garbanzos por completo entre ciclos de tostado para asegurarse de que estén crujientes en lugar de blandas.

    Divida en porciones individuales y guárdelas en bolsas de bocadillo con cremallera para un refrigerio antiinflamatorio conveniente en el camino o en el trabajo.

    Like this post? Please share to your friends: