¿Qué alimentos se permiten en una dieta de gastroparesia?

¿Qué alimentos se permiten en una dieta de gastroparesia?

La gastroparesia es una afección en la que el daño a los nervios aumenta el tiempo que tarda la comida parcialmente digerida para pasar de su estómago al intestino delgado. Seguir una dieta de gastroparesia puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas.

La gastroparesia puede ocurrir de manera idiopática (lo que significa que no sabemos cuál es la causa) o puede ser causada por diabetes tipo 1 o tipo 2, especialmente si usted permanece durante largos períodos de tiempo con niveles elevados de azúcar en la sangre.

Cambios en la dieta para la gastroparesia

Si sus síntomas son lo suficientemente graves, es posible que deba seguir una dieta líquida clara durante unos días. Esto puede ser seguido por una dieta líquida completa siempre que los líquidos no sean altos en grasa. Su proveedor de atención médica puede ayudarlo con estas dietas, y cuando sus síntomas hayan mejorado, puede pasar a una dieta de gastroparesia.

Sus cambios dietéticos específicos pueden ser ligeramente diferentes de los de otra persona, dependiendo de cualquier otro problema digestivo que pueda tener, como la intolerancia a la lactosa o la enfermedad celíaca. Se necesitarán algunos pasos generales:

Coma comidas pequeñas. Su estómago tiene dificultades para enviar alimentos al intestino delgado, por lo que comer pequeñas comidas del tamaño de una botana varias veces al día podría ayudarlo a manejar su condición. Piense en seis (o más) comidas pequeñas por día en lugar de tres comidas grandes.

Reducir la grasa. La grasa dietética reduce la velocidad de su estómago, por lo que seguir una dieta baja en grasas puede ser beneficioso para usted.

Evite las comidas fritas, los productos lácteos altos en grasa, las carnes grasas, los postres altos en grasa y las sopas cremosas. Elija productos lácteos bajos en grasa y sin grasa, carnes magras y tiernas como pollo, pavo o pescado. Está bien usar un poco de crema agria, mantequilla o margarina, pero solo lo suficiente como para agregar sabor a su comida. Una cucharada o dos de manteca de maní suave está bien, pero no coma demasiado porque tiene mucha grasa.

Reduzca su ingesta de fibra. La fibra generalmente es algo que desearía aumentar, pero como ralentiza el vaciado del estómago, comer demasiada fibra puede empeorar la gastroparesia. Evite los alimentos ricos en fibra como el brócoli, los cereales integrales, el arroz integral, las coles de Bruselas, las legumbres, los frutos secos y las semillas. Elija pan blanco y pasta, galletas de soda, plátanos y melones maduros.

Coma alimentos blandos. No tiene que renunciar a las frutas y verduras, pero es posible que deba evitar los vegetales crudos y las pieles o cáscaras. Las verduras pueden ser cocidas al vapor, asadas o hervidas. Las frutas deben estar completamente maduras, cocidas, enlatadas o en jugo (sin la pulpa). Evite frutas y bayas que tengan pulpa o muchas semillas. Elija papas horneadas o cocidas sin las cáscaras, el jugo de tomate, la salsa de tomate, el pudín y la gelatina simples, las bebidas transparentes y las sopas claras (los fideos están bien, pero evite los vegetales ricos en fibra).

Dejar los alimentos en su estómago durante demasiado tiempo es un problema porque puede provocar un sobrecrecimiento bacteriano o causar la formación de bolsas de alimentos endurecidos llamados bezoares. Estos bezoares son malos porque pueden bloquear el pasaje que conduce desde el estómago al intestino delgado. Cambiar su dieta puede no curar la gastroparesia, pero facilita el manejo de los síntomas y previene complicaciones adicionales.

Lo más importante, si tiene diabetes, necesita mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de un rango saludable, y hay medicamentos disponibles que podrían ayudar a tratar la gastroparesia. Su proveedor de atención médica puede diagnosticar y tratar su afección y una visita con un educador en diabetes, un dietista o un nutricionista también será útil.

Like this post? Please share to your friends: