Una guía completa para las complicaciones de la EPOC

Cuando tiene una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), las complicaciones de su afección pueden ser graves e incluso ponerla en riesgo la vida.

Para salvaguardar su propia salud, necesita aprender los signos y síntomas de estas posibles complicaciones. También debe seguir el plan de atención de su médico para disminuir sus probabilidades de desarrollar estas complicaciones.

Aquí hay una lista detallada de las posibles complicaciones que puede experimentar con su EPOC:

1 Cor Pulmonale

Una guía completa para las complicaciones de la EPOC

Cor pulmonale es insuficiencia cardíaca en el lado derecho de su corazón, el lado que bombea sangre desde su corazón a sus pulmones. Se debe a un aumento de la presión arterial en la arteria pulmonar, que es la arteria que transporta la sangre desde el lado derecho del corazón hacia los pulmones.

La presión arterial alta en esta arteria puede forzar el músculo cardíaco del lado derecho. Esto hace que el lado derecho de su corazón se agrande y desarrolle insuficiencia cardíaca, lo que significa que no puede bombear sangre adecuadamente.

Los síntomas del cor pulmonale son similares a los de la EPOC e incluyen dificultad para respirar, incapacidad para hacer ejercicio e hinchazón de los pies y tobillos. El tratamiento incluye medicamentos y oxigenoterapia, y en casos muy avanzados, trasplante de corazón o pulmón. Exa 2 Exacerbación aguda de la EPOC

En sus términos más simples, una exacerbación significa que sus síntomas de EPOC empeoran. Es posible que tenga más dificultad para respirar de lo normal, que su tos empeore o que tenga más mucosidad. Algunas personas también tienen fiebre con una exacerbación.

Una guía completa para las complicaciones de la EPOC

Muchas personas con EPOC sufren varios episodios de exacerbación aguda al año, lo que a menudo provoca un aumento de hospitalizaciones, insuficiencia respiratoria e incluso la muerte.

Cuando tiene una exacerbación de EPOC, es posible que tenga que ser ingresado en el hospital, o alternativamente, puede ser capaz de administrar en casa con la ayuda de una enfermera de atención domiciliaria. El tratamiento puede incluir medicamentos adicionales y terapia de oxígeno.

3 Hipertensión pulmonar

La hipertensión pulmonar ocurre cuando hay una presión anormalmente alta dentro de los vasos sanguíneos de los pulmones.

Una guía completa para las complicaciones de la EPOC

Normalmente, la sangre fluye desde su corazón para pasar a través de sus pulmones, donde las células sanguíneas recogen el oxígeno y lo envían al cuerpo.

En la hipertensión pulmonar, los vasos sanguíneos en los pulmones se vuelven más gruesos y angostos. Esto significa que menos sangre puede fluir a través de ellos. La presión aumenta, y el músculo cardíaco tiene que trabajar más para llevar la sangre a través de los vasos sanguíneos del pulmón. En última instancia, menos oxígeno llega a su cuerpo debido a la hipertensión pulmonar.

Los síntomas de la hipertensión pulmonar incluyen dolor en el pecho y dificultad para respirar. Para tratar la hipertensión pulmonar, debe controlar su EPOC.

4 Neumotórax

El neumotórax se define como la acumulación de aire o gas en el espacio entre el pulmón y la pared torácica. El neumotórax ocurre debido a un agujero que se desarrolla en el pulmón, lo que permite que el aire escape en el espacio alrededor del pulmón. Esto hace que el pulmón se colapse parcial o completamente.

Una guía completa para las complicaciones de la EPOC

Las personas con EPOC tienen mayor riesgo de neumotórax porque la estructura de sus pulmones es débil y vulnerable al desarrollo espontáneo de este tipo de agujeros.

Los síntomas del neumotórax incluyen dolor repentino y agudo en el pecho, opresión en el pecho y frecuencia cardíaca rápida. En ocasiones, un neumotórax pequeño desaparece por sí solo, pero si su neumotórax es grande, es posible que deba ingresar en el hospital para realizar un procedimiento para drenar el aire de su pecho y volver a inflar el pulmón.

5 Policitemia secundaria poly La policitemia secundaria es un trastorno poco frecuente en el que hay demasiados glóbulos rojos en la sangre. Cuando se producen demasiados glóbulos rojos, la sangre se vuelve gruesa, lo que dificulta que la sangre fluya a través de los vasos sanguíneos más pequeños.

En personas con EPOC, puede ocurrir policitemia secundaria a medida que el cuerpo intenta compensar la disminución de las cantidades de oxígeno en la sangre.

Una guía completa para las complicaciones de la EPOC

Los síntomas de policitemia secundaria incluyen debilidad, dolor de cabeza y fatiga. Tener su EPOC bajo control también debe controlar su policitemia secundaria. Mientras tanto, su médico puede recomendarle algunas medidas para aliviar sus síntomas.

6Insuficiencia respiratoria

La falla respiratoria ocurre cuando sus pulmones no están haciendo un trabajo apropiado de transferir oxígeno a su sangre y eliminar el dióxido de carbono residual de su sangre. Existen numerosas causas posibles de insuficiencia respiratoria, incluida la EPOC y la neumonía.

Los síntomas de insuficiencia respiratoria incluyen dificultad para respirar, cansancio extremo y fatiga, confusión y respiración rápida. Cuando estos síntomas aparecen repentinamente, son una emergencia médica.

Una guía completa para las complicaciones de la EPOC

El tratamiento de la insuficiencia respiratoria por lo general implica medicamentos y oxigenoterapia.

Like this post? Please share to your friends: