Examinar el vínculo entre la apnea del sueño y la artritis reumatoide

Examinar el vínculo entre la apnea del sueño y la artritis reumatoide

Trastornos del sueño son frecuentes entre las personas que tienen artritis reumatoide. La fatiga se reconoce como un gran problema para quienes viven con la enfermedad. En un momento, se dijo que no estaba claro si la apnea obstructiva del sueño estaba asociada con la artritis reumatoide. La apnea obstructiva del sueño es uno de los tres tipos de apnea del sueño.

¿Cuál es el pensamiento actual? ¿Existe un mayor riesgo de desarrollar apnea obstructiva del sueño si tiene artritis reumatoide?

¿La apnea obstructiva del sueño es la causa de la alteración del sueño y la fatiga, que son quejas comunes de las personas con artritis reumatoide? Consideremos lo que los investigadores han determinado.

Fundamentos de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es un tipo de artritis crónica, autoinmune e inflamatoria. Si bien el dolor articular simétrico y el daño articular son característicos de la artritis reumatoide, también pueden existir efectos sistémicos y manifestaciones extraarticulares. Alrededor de 1.5 millones de personas en los Estados Unidos tienen artritis reumatoide, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Conceptos básicos sobre la apnea del sueño

La apnea del sueño es el trastorno respiratorio relacionado con el sueño más común. Con la apnea del sueño, la respiración de una persona se interrumpe, o se detiene, durante el sueño. En América del Norte, la prevalencia estimada, cuando la apnea obstructiva del sueño se define como un índice de apnea-hipopnea (IAH) de más de 5 eventos por hora determinado por polisonograma, es del 20 al 30 por ciento en hombres y del 10 al 15 por ciento en mujeres.

Mientras que la apnea se refiere a la suspensión temporal de la respiración, la hipopnea se refiere a la respiración lenta o superficial. Los episodios de apnea del sueño producen una reducción de la saturación de oxígeno.

Los factores de riesgo asociados con la apnea del sueño incluyen:

  • Edad avanzada
  • Género masculino
  • Obesidad abnormal Anormalidades craneofaciales o de las vías respiratorias superiores
  • Otros factores de riesgo que se han identificado incluyen el tabaquismo, la congestión nasal, la menopausia y los antecedentes familiares de apnea del sueño. Ciertas afecciones médicas se han relacionado con una mayor tasa de apnea del sueño, incluido el embarazo, enfermedad renal en etapa terminal, insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad pulmonar crónica y accidente cerebrovascular. Los investigadores también han encontrado un vínculo entre la artritis reumatoide y un mayor riesgo de apnea obstructiva del sueño.

La apnea del sueño y la artritis reumatoide pueden estar relacionadas

Según los resultados del estudio publicado en BMJ Open (2016), la tasa de incidencia general de apnea obstructiva del sueño fue un 75% mayor en la cohorte de personas con artritis reumatoidea que en aquéllas sin artritis reumatoide. Los hallazgos se derivaron del primer estudio de cohortes retrospectivo que utilizó datos basados ​​en la población a nivel nacional. Los estudios previos de la apnea del sueño y su posible asociación con la artritis reumatoide se basaron en informes de casos o estudios de casos con un tamaño de muestra pequeño.

La discusión del estudio BMJ Open indica que el riesgo de apnea obstructiva del sueño es mayor en los hombres que en las mujeres, en las personas mayores en comparación con las personas más jóvenes, y en aquellos con una comorbilidad. El riesgo de apnea del sueño se asocia con hipertensión, hiperlipidemia, cardiopatía isquémica y obesidad.

Con respecto a la artritis reumatoide, ciertos factores parecen contribuir al mayor riesgo de apnea del sueño, que incluye micrognatia, anomalías de la columna cervical, afectación de la articulación temporomandibular, afectación de la articulación cricoaritenoidea y obesidad.

La micrognatia es una afección en la que la mandíbula inferior es más pequeña de lo normal. Esto es a menudo característico de la artritis idiopática juvenil. También puede ocurrir como micrognatia adquirida en el adulto asociada con artritis reumatoide, en algunos casos debido a la destrucción de la articulación temporomandibular, lo que lleva a la obstrucción de la vía aérea superior y la apnea obstructiva del sueño. Issues Los problemas de la columna cervical pueden ocurrir con la artritis reumatoide, específicamente, la inestabilidad de la unión occipitocervical, la desalineación de la región occipital cervical, así como otras anormalidades, como la presencia de osteofitos. La desalineación cervical puede causar el estrechamiento de la vía aérea superior, la compresión del tronco encefálico y puede afectar la gravedad de la apnea del sueño. La fusión occipital-cervical (quirúrgica) puede ayudar a corregir esa anormalidad particular y mejorar la apnea del sueño.

  • Complicación de la articulación temporomandibular: la destrucción de la articulación temporomandibular relacionada con la artritis reumatoidea puede reducir el tamaño de la vía aérea superior y contribuir a la apnea del sueño en los afectados. Involvement Participación de la articulación cricoaritenoide: las articulaciones cricoaritenoideas se ubican entre los cartílagos aritenoides cricoides y pares en la pared posterior de la laringe. Las articulaciones cricoaritenoideas abren, cierran y tensan las cuerdas vocales durante el habla y la respiración. Las anomalías pueden contribuir a la apnea del sueño en personas con artritis reumatoide. May Los factores genéticos, la exposición a ciertas condiciones ambientales, otras comorbilidades y las elecciones o conductas de estilo de vida, como una dieta menos que óptima (p. Ej., Demasiado azúcar o grasa), consumo excesivo de alcohol o tabaco y ejercicio insuficiente también pueden estar contribuyendo factores.
  • También se sugirió que la asociación conocida entre la enfermedad cardiovascular y la artritis reumatoide puede, en parte, deberse a la apnea del sueño. La apnea obstructiva del sueño se relacionó con la inflamación, la coagulación y la disfunción endotelial. Como se han identificado factores contribuyentes, la causa y el efecto se vuelven más evidentes y la necesidad de gestionar cada factor es obvia.
  • Los factores se deben considerar desde la perspectiva de cómo las enfermedades reumáticas se relacionan con la apnea del sueño. Por ejemplo, se ha determinado que las personas con apnea obstructiva del sueño tienen reactivos de fase aguda elevados (CRP, velocidad de sed) y citocinas proinflamatorias. Se ha informado que algunas interleucinas, específicamente, IL-1, IL-2, IL-6, Il-8, IL-18 y TNF-alfa promueven el sueño no REM (movimiento rápido de los ojos). IL-4, IL-10, IL-13 y TNF-beta inhiben el sueño no REM.
  • Los niveles de citocinas inflamatorias son proporcionales a la gravedad de la apnea del sueño. Los niveles más altos de TNF-alfa se han asociado con la apnea obstructiva del sueño más severa y la hipoxia. Esto puede explicar por qué las personas con artritis reumatoide que son tratadas con bloqueadores del TNF encuentran que su nivel de fatiga mejora. Se necesitarían más estudios para llegar a una conclusión sobre el impacto de los tratamientos específicos para la artritis reumatoide.

¿Cómo se debe gestionar?

La asociación de la artritis reumatoide y la apnea del sueño puede contribuir significativamente al aumento de la morbilidad y la mortalidad en las personas que tienen ambas afecciones. Que la asociación puede contribuir al aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular en pacientes con artritis reumatoide es quizás más notable.

Los reumatólogos deben buscar signos de apnea del sueño en sus pacientes al entrevistarlos y evaluarlos y, si está indicado, consultar a un especialista en sueño o clínica de sueño. La apnea del sueño generalmente se trata con dispositivos CPAP. Sin embargo, el cumplimiento de los dispositivos CPAP es un problema para algunos. Podría describirse mejor como engorroso. Otros medios posibles para el manejo de la apnea del sueño incluyen la posición corporal específica durante el sueño para mantener las vías respiratorias abiertas, la pérdida de peso y el uso de dispositivos para mover la mandíbula hacia adelante, reduciendo así la obstrucción de la vía aérea. Por cierto, el problema no debe ser ignorado.

The Bottom Line

Cuando alguien con artritis reumatoide se queja con su médico acerca de la fatiga, inicialmente no debe descartarse como una característica común asociada con la enfermedad. No debe suponerse que la fatiga se relaciona simplemente con la interrupción del sueño y la fragmentación del sueño asociada con el dolor. Si bien eso puede ser cierto en la mayoría de los casos, se debe emprender el arduo trabajo de determinar la causa. La apnea del sueño debe ser controlada dentro o fuera. Las posibles consecuencias de la apnea del sueño no tratada son demasiado grandes de lo contrario.

Like this post? Please share to your friends: