Causas, síntomas y tratamiento de la osteoartritis del cuello

Causas, síntomas y tratamiento de la osteoartritis del cuello

Causa de osteoartritis del cuello

Los cambios causados ​​por la degeneración de la región de la columna cervical pueden comprimir una o más raíces nerviosas. La compresión de los nervios no solo puede causar dolor en el cuello, sino también dolor, debilidad, entumecimiento y hormigueo en el brazo.

Si bien una lesión anterior en el cuello puede llevar a la osteoartritis del cuello años después, el envejecimiento es el principal factor de riesgo o la causa de la osteoartritis del cuello. El 70% de las mujeres y el 85% de los hombres tienen evidencia de osteoartritis en el cuello a los 60 años.

Diagnóstico de osteoartritis de cuello

El diagnóstico de osteoartritis de cuello se basa en:

Historial médico

  • Examen físico (observar por dolor, rango de movimiento en el cuello, reflejos, nervios y función muscular en brazos y piernas
  • Estudios de imágenes y otras pruebas de diagnóstico (pueden incluir radiografía de cuello, tomografía computarizada, resonancia magnética, mielograma, EMG)
  • Síntomas de osteoartritis de cuello

Dolor crónico y rigidez son los principales síntomas asociados con la osteoartritis del cuello.

Otros síntomas asociados con la osteoartritis del cuello incluyen:

Dolor en el cuello que empeora con la actividad cuando el paciente está de pie

  • Dolor en el cuello que irradia al brazo u hombro
  • Entumecimiento y debilidad en brazos, manos, dedos
  • Debilidad en las piernas, dificultad para caminar, pérdida del equilibrio
  • Sonido de molienda en el cuello al moverse
  • Dolores de cabeza
  • La artrosis del cuello también puede afectar el sueño, la capacidad para trabajar y la capacidad de realizar actividades diarias habituales.

Tratamiento de la osteoartritis del cuello

Si los síntomas de la osteoartritis del cuello son relativamente leves, se pueden recomendar tratamientos no quirúrgicos. El objetivo del tratamiento es aliviar el dolor y prevenir la compresión nerviosa. Descansar e inmovilizar el cuello con un cuello cervical puede ser útil.

Los medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los analgésicos no narcóticos o las inyecciones de corticosteroides pueden usarse para tratar la osteoartritis del cuello. Para la osteoartritis del cuello más severa, también se pueden recetar relajantes musculares y analgésicos narcóticos.

Se puede usar terapia física incluyendo tracción cervical, terapia con calor o frío, y un programa de ejercicios para estirar y fortalecer el cuello y los hombros. La terapia de masaje también puede aliviar el dolor en pacientes con osteoartritis en el cuello.

La intervención quirúrgica puede ser necesaria para casos muy graves de osteoartritis en el cuello. Los procedimientos pueden incluir la extracción de hueso, osteofitos (espolones óseos) o tejido discal que comprime los nervios de la médula espinal. La fusión cervical, o la fusión de los discos en la región cervical de la columna vertebral, puede ayudar a estabilizar el cuello.

Es importante ver a su médico cuando comienza a tener síntomas. Un diagnóstico precoz permitirá un tratamiento temprano que posiblemente pueda retrasar el proceso degenerativo o al menos aliviar los síntomas y mejorar la función.

Like this post? Please share to your friends:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: