IHeart: Mida la velocidad de la onda de pulso para prevenir la enfermedad cardiovascular

IHeart: Mida la velocidad de la onda de pulso para prevenir la enfermedad cardiovascular

  • Cuidados geriátricos
  • Compensación de atención médica
  • Administración de la oficina
  • Suministros médicos
  • La enfermedad cardiovascular es considerada la principal causa mundial de muerte. En Estados Unidos, aproximadamente una de cada tres muertes se atribuye a enfermedades del corazón, derrames cerebrales u otras enfermedades cardiovasculares. Cada 40 segundos, un estadounidense muere por una de estas enfermedades. Se están haciendo esfuerzos para reducir los riesgos asociados con las enfermedades cardiovasculares y agregar años a nuestras vidas.

    Esto es especialmente importante ya que muchos de nosotros desconocemos lo que está sucediendo dentro de nuestros cuerpos y tendemos a ignorar las señales de advertencia. De hecho, la Asociación Estadounidense del Corazón estima que la mayoría de los estadounidenses tienen algunas deficiencias en relación con los siete factores clave de salud y los comportamientos que aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca. Estos también se conocen como Los 7 simples de la vida: no fumar, actividad física, dieta saludable, peso corporal y control del colesterol, la presión arterial y el azúcar en la sangre.

    Algunos argumentan que la velocidad de la onda del pulso (PWV) ha surgido como el método estándar de oro para evaluar el riesgo cardiovascular. La PWV es una medida directa de la rigidez aórtica e implica medir la fuerza del flujo sanguíneo arterial. Hasta hace poco, obtener el valor de PWV requería procedimientos complicados y costosos. Ahora bien, existe una medición no invasiva de la PWV, y esta medida a menudo se incluye en nuestros controles clínicos de rutina. Es particularmente importante realizar cuando se examinan personas con un alto riesgo de enfermedad cardíaca.

    Además, los métodos novedosos hacen que el proceso sea más fácil, más rápido y más asequible.

    El vínculo entre la rigidez aórtica y el daño cerebral inicial

    Nuevos estudios muestran que la rigidez de las arterias podría ocurrirnos mucho antes de lo que creíamos anteriormente. Según una investigación dirigida por la Facultad de Medicina de UC Davis, las personas sanas de 40 años ya pueden mostrar rigidez arterial.

    La condición puede causar lesiones cerebrales sutiles, que se han relacionado con un deterioro cognitivo lento y la enfermedad de Alzheimer más adelante en la vida.

    Este gran estudio, que incluyó a 1.900 participantes, probó la velocidad de la onda de pulso femoral carotídeo de los participantes o CFPWV (la medición de la rigidez aórtica) y los sometió a resonancia magnética cerebral (MRI). El estudio concluyó que el aumento de CFPWV estaba relacionado con un mayor daño cerebral.

    En otras palabras, los participantes con rigidez aórtica más pronunciada tuvieron cambios negativos en su materia cerebral blanca y gris.

    La Dra. Pauline Maillard, autora principal del estudio, afirma que la rigidez arterial puede ser un buen indicador de la salud vascular y debe controlarse durante toda la vida. Los resultados del estudio del Dr. Maillard muestran que los cambios iniciales comienzan a una edad temprana, lo que sugiere la importancia de un conocimiento temprano de la rigidez arterial. Otros estudios han confirmado que la alta PWV puede ser un predictor independiente de rigidez arterial, enfermedad cardíaca y muerte. Si estos hallazgos son ciertos, abordar la rigidez arterial al inicio de la vida podría ayudar a preservar la salud del cerebro y reducir la morbilidad y la mortalidad relacionadas con diversas causas cardiovasculares.

    Reducir su edad interna al tomar decisiones positivas

    Ya los antiguos egipcios establecieron un vínculo entre nuestro pulso y la salud del corazón. Hablando sobre los factores internos que afectan la expectativa de vida de una persona, Thomas Sydenham, un médico inglés del siglo XVII, observó: Un hombre es tan viejo como sus arterias. Según el Dr. Edward Lakatta del Instituto Nacional de Envejecimiento, muchas personas de mediana edad no son tan saludables como parecen ser. La edad fisiológica de una persona puede ser significativamente más alta que su edad cronológica.Es intuitivo para la mayoría de nosotros que la salud del cerebro y del corazón se puede preservar por más tiempo al tomar decisiones de vida saludables, que incluyen comer una dieta saludable, reducir el estrés y hacer ejercicio. En 1998, el Dr. Hirofumi Tanaka, director del Laboratorio de Investigación de Envejecimiento Cardiovascular de la Universidad de Texas, realizó un estudio que incluía una muestra de mujeres sanas y mostró que la rigidez arterial aumentaba con la edad en personas con un estilo de vida sedentario. Por el contrario, las mujeres que eran muy activas no experimentaron un aumento de la rigidez arterial relacionado con la edad y, posteriormente, tuvieron un menor riesgo de enfermedad cardiovascular. Más recientemente, un grupo de científicos japoneses de la Nippon Sports Science University examinó el efecto del ejercicio sobre la PWV en hombres jóvenes. Como era de esperar, confirmaron que el ejercicio aeróbico reduce la rigidez arterial en personas sanas. Sin embargo, algunos autores afirman que los factores genéticos también influyen en nuestra PWV.

    ¿Cómo puede controlar su rigidez aórtica? Devices Los dispositivos disponibles en el mercado ahora facilitan la medición de PWV. Una manera de medir su rigidez aórtica fácil y cómodamente es usar iHeart, un dispositivo desarrollado por el Dr. Jess Goodman que puede decirnos qué está sucediendo en nuestro cuerpo con respecto a la PWV.

    El sistema iHeart tiene dos componentes: un sensor de pulso de dedo y una aplicación para análisis y visualización de señal de pulso. Este dispositivo clip-on toma 30 segundos para medir tu pulso. Luego se conecta a una base de datos en línea y envía los resultados a su teléfono inteligente o tableta. Averigua sobre su rigidez arterial y su edad fisiológica casi al instante.

    También puede guardar los resultados en un perfil iHeart en línea para futuras comparaciones. Con la orientación de los recursos de iHeart sobre la dieta, el estilo de vida y la forma física, puede trabajar para reducir su VOP y obtener algunos de los beneficios de reducir la rigidez aórtica.

    La compañía también ha presentado un nuevo producto, iHeart Pro. Está dirigido a profesionales de la salud y el bienestar que pueden usarlo para demostrar los beneficios de sus sesiones a clientes potenciales. Se pueden obtener lecturas siguiendo diferentes actividades para ayudarlo a establecer la reacción de su cuerpo a diferentes tipos de ejercicio. Lo que supuestamente es tan avanzado sobre iHeart es que a los usuarios se les da una métrica que es muy sensible a los cambios en el estilo de vida.

    A veces, los usuarios de iHeart pueden sorprenderse cuando ven su número de edad interno. Algunos se complacen en descubrir que son biológicamente más jóvenes de lo que pensaban, mientras que otros pueden recibir un llamado de atención cuando se enfrentan a un número (significativamente) más alto que su edad cronológica. Sin embargo, el gadget no pretende ser un dispositivo de diagnóstico, y la medición de la edad interna no se ha validado aún. No obstante, muchos expertos lo ven como una gran herramienta de motivación para quienes tratan de mejorar su salud y bienestar.

    Like this post? Please share to your friends: