¿Cuál es la diferencia entre CT y MRI?

¿Cuál es la diferencia entre CT y MRI?

Aunque las radiografías simples son pruebas de imágenes útiles para evaluar una amplia variedad de problemas de salud, los médicos a menudo necesitan exámenes de imágenes médicas más sofisticados para ayudarlos a determinar la causa de los síntomas del paciente. La tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (IRM) pueden usarse con fines de diagnóstico y detección.

En ambas pruebas, el paciente se acuesta sobre una mesa que se mueve a través de una estructura en forma de rosquilla a medida que se adquieren las imágenes.

Pero hay diferencias significativas entre CT y MRI. T Tomografía computarizada (TC)

En una tomografía computarizada, el haz de rayos X gira alrededor del cuerpo del paciente. Una computadora captura las imágenes y reconstruye cortes transversales del cuerpo. Las tomografías computarizadas se pueden completar en tan solo 5 minutos, lo que las hace ideales para su uso en los departamentos de emergencia.

Una tomografía computarizada se usa comúnmente para las siguientes estructuras y anormalidades corporales:

Hemorragia cerebral aguda por accidente cerebrovascular o trauma

  • Estructuras óseas emb Embolia pulmonar – coágulo de sangre en los pulmones
  • Pulmones, abdomen y pelvis
  • Cálculos renales
  • También se realiza un examen de TC utilizado para guiar la colocación de la aguja durante una biopsia de los pulmones, el hígado u otros órganos.
  • En ciertos casos, se administra un tinte de contraste al paciente para mejorar la visualización de ciertas estructuras durante la tomografía computarizada. El contraste se puede administrar por vía intravenosa, por vía oral o mediante un enema. El contraste intravenoso no se usa en pacientes con enfermedad renal significativa o una alergia al contraste.

Las tomografías computarizadas usan radiación ionizante para capturar imágenes. Este tipo de radiación causa un pequeño aumento en el riesgo de desarrollar cáncer en la vida de una persona. La respuesta a la radiación ionizante varía entre individuos. La radiación es más arriesgada en los niños. Por ejemplo, un estudio dirigido por el profesor Mark Pierce de la Universidad de Newcastle, Reino Unido, mostró una asociación entre la radiación de las exploraciones por TC y la leucemia y los tumores cerebrales en los niños.

Sin embargo, los autores señalan que los riesgos absolutos acumulativos son pequeños, y generalmente, los beneficios clínicos superan los riesgos.

Además, a medida que la tecnología ha mejorado, se ha reducido la dosis de radiación necesaria para una tomografía computarizada. Al mismo tiempo, la calidad general de la imagen se ha mejorado. Algunos escáneres de próxima generación pueden reducir la exposición a la radiación hasta en un 95 por ciento en comparación con las máquinas de TC tradicionales. Por lo general, contienen más filas de detectores de rayos X y permiten imágenes más rápidas mediante la captura de un área más grande del cuerpo a la vez. Por ejemplo, las angiografías coronarias por TC que exploran las arterias del corazón ahora pueden tomar una imagen de todo el corazón en un solo latido si se usa la nueva tecnología.

Además, la seguridad de la radiación y la conciencia de la radiación se han debatido ampliamente. Dos organizaciones que trabajan en crear conciencia son Image Image Alliance e Image Wisely. Image Gently se preocupa por ajustar las dosis de radiación para los niños, mientras que Image Wisely hace campaña para una mejor educación sobre la exposición a la radiación y aborda diferentes preocupaciones relacionadas con las dosis de radiación de las diferentes pruebas de imagen. Los estudios también muestran la importancia de analizar los riesgos de radiación con los pacientes; como paciente, debe participar en un proceso compartido de toma de decisiones.

Imágenes de Resonancia Magnética (IRM)

A diferencia de la TC, una IRM no usa radiación ionizante. Por lo tanto, es un método preferido para la evaluación de niños y partes del cuerpo que no deben ser irradiados si es posible, por ejemplo, la mama y la pelvis en las mujeres.

En cambio, MRI utiliza campos magnéticos y ondas de radio para obtener imágenes. La IRM genera imágenes transversales en múltiples dimensiones, es decir, a lo ancho, largo y alto de su cuerpo.

La MRI es adecuada para visualizar las siguientes estructuras y anormalidades corporales:

Lesiones en los tendones y ligamentos que rodean las articulaciones, como la rodilla o el hombro. (Un tendón conecta el músculo con el hueso para mover el hueso. Un ligamento conecta el hueso con el hueso para estabilizar una articulación). Por ejemplo, un médico puede ordenar una IRM si alguien tiene signos o síntomas de un ligamento roto en la rodilla.

Problemas de la médula espinal, como una hernia discal o estenosis espinal

  • Problemas cerebrales, como tumores, infecciones, derrames cerebrales antiguos y esclerosis múltiple
  • Osteomielitis (infección crónica de los huesos)
  • Las máquinas de MRI no son tan comunes como las de CT, por lo que por lo general, un tiempo de espera más largo antes de obtener una resonancia magnética. Un examen de MRI también es más costoso. Mientras que una tomografía computarizada se puede completar en menos de 5 minutos, los exámenes de MRI pueden demorar 30 minutos o más.
  • Las máquinas de resonancia magnética son ruidosas, y algunos pacientes sienten claustrofobia durante los exámenes. Un medicamento sedante oral o el uso de una máquina de resonancia magnética abierta pueden ayudar a los pacientes a sentirse más cómodos.

Debido a que la resonancia magnética utiliza imanes, el procedimiento no puede realizarse en pacientes con ciertos tipos de dispositivos metálicos implantados, como marcapasos, válvulas cardíacas artificiales, endoprótesis vasculares o clips de aneurisma.

Algunas resonancias magnéticas requieren el uso de gadolinio como colorante de contraste intravenoso. El gadolinio generalmente es más seguro que el material de contraste utilizado para la tomografía computarizada, pero puede ser perjudicial para los pacientes que se someten a diálisis por insuficiencia renal.

Los recientes desarrollos tecnológicos también están haciendo posible la exploración por MRI para las condiciones de salud donde la MRI no era apropiada anteriormente. Por ejemplo, en 2016, los científicos del Sir Peter Mansfield Imaging Center en el Reino Unido desarrollaron un nuevo método que podría permitir la formación de imágenes de los pulmones. La metodología utiliza gas de criptón tratado como un agente de contraste inhalable y se denomina MRI de gas hiperpolarizado inhalado. Los pacientes necesitan inhalar el gas en una forma altamente purificada, lo que permite la producción de una imagen en 3D de alta resolución de sus pulmones. Si los estudios de este método tienen éxito, la nueva tecnología de MRI podría proporcionar a los médicos una imagen mejorada de las enfermedades pulmonares, como el asma y la fibrosis quística. Otros gases nobles también se han usado en forma hiperpolarizada, incluidos el xenón y el helio. El xenón es bien tolerado por el cuerpo. También es más barato que el helio y está disponible naturalmente. Se ha observado que es particularmente útil cuando se evalúan las características de la función pulmonar y el intercambio de gases en los alvéolos (diminutos sacos de aire en los pulmones). Los expertos predicen que los agentes de contraste no radioactivos podrían ser superiores a las técnicas de imagen existentes y las pruebas de función. Proporcionan información de alta calidad sobre la función y la estructura de los pulmones, obtenida durante una sola respiración.

Like this post? Please share to your friends: