Consejos para ayudarse a sí mismo en momentos de dolor

Consejos para ayudarse a sí mismo en momentos de dolor

El duelo es un viaje que debe soportar después de la pérdida de un ser querido. Es fácil sentirse abrumado mientras trabaja en las fases y tareas del duelo por lo que es importante recordar cuidarse a sí mismo.

Consejos para cuidarse en tiempos de dolor

Aquí hay 10 consejos, recopilados de personas que han recorrido este camino antes que usted, para ayudarlo en este viaje.

  1. Buscar y aceptar soporte. No puedes viajar por este camino solo. Necesitas el apoyo y el cuidado de los demás. Llame a un familiar o amigo de confianza, al clero de la iglesia o a consejeros profesionales. Llame a su agencia local de cuidados paliativos o centro de duelo comunitario para que lo ayuden a comenzar.
  2. Acepta tu dolor. No intente correr y esconderse de su dolor. Necesitas experimentar el dolor y la tristeza para poder pasar de allí a la sanación.
  3. Encontrar modelos de roles. Usted no es el primero en viajar por el camino del dolor. Descubra cómo otros han enfrentado la pérdida antes que usted. Esto le proporcionará un modelo para basar su propia curación y le recordará que no está solo. Lea libros sobre el duelo y conozca a otras personas que han trabajado con duelo en grupos de apoyo.
  4. Aprende sobre el duelo. Cuanto más sepa sobre el dolor y disipe los mitos que lo rodean, más se dará cuenta de que su dolor es normal. También es posible que descubras señales de advertencia de que tu dolor es complicado y de que necesitas más ayuda para sobrellevarlo. De cualquier manera, el conocimiento es poder.
  1. Expresa tu dolor. El dolor no puede permanecer oculto en lo profundo de ti. La mejor manera de superar el dolor es dejarlo salir. Llora, grita y grita si lo necesitas. Exprese sus sentimientos a través de la música, el arte, la poesía o el diario. Ya sea que exprese su dolor con una persona segura de su confianza o que lo deje en completa privacidad, expresar sus sentimientos es la única forma verdadera de honrar su dolor y comenzar a trabajar en ello.
  1. Acepta tus sentimientos. El dolor puede traer muchos sentimientos diferentes a la superficie, algunos muy intensos. Reconozca estos sentimientos y acéptelos como parte del proceso natural de duelo. No aguante la ira, la tristeza o el anhelo. Estos son sentimientos importantes que, una vez expresados, te ayudan a sanar.
  2. Pace usted mismo. El dolor puede ser agotador. Se requiere mucha energía para sentir tan intensamente. Permítase un montón de tiempo para realizar actividades cotidianas y no se exceda en sus tareas. Descanse cuando lo necesite y ofrézcase algo de gracia.
  3. Participe en algo. Participar en el trabajo u otra actividad que disfrute puede mantenerlo enfocado y ofrecer una distracción bienvenida de su dolor. Si esa actividad es especialmente significativa o útil para los demás, es posible que descubras que también te levanta el ánimo.
  4. Diviértete un poco. A veces, las personas afligidas no se permiten divertirse, como si compartir una risa con alguien deshonra de algún modo la memoria de su ser querido. La verdad es que la risa es una excelente medicina. Una buena manera de divertirse de verdad es rodearse de niños o animales.
  5. Mantener la fe. Recuerda que el dolor intenso no dura para siempre. Uno de mis dichos favoritos dice: La fe no es la ausencia de miedo, sino la voluntad de seguir cuando el miedo está presente. Mantén la fe en que algún día sanarás y volverás a estar completo.

Like this post? Please share to your friends: