Cómo hacer la postura de la montaña del yoga (Tadasana)

Cómo hacer la postura de la montaña del yoga (Tadasana)

La postura de la montaña (Tadasana) es una postura de yoga fundamental para todas las poses e inversiones de pie. Usará esta postura a menudo para prepararse para otras poses, pero también puede hacerlo solo para ayudarlo a mejorar su postura.

  • Tipo de pose: De pie
  • Beneficios: Mejora tu postura y conciencia corporal, fortalece tus piernas, establece una buena alineación

Importancia de la Pose de Montaña

Tadasana puede no parecer mucho, pero mantener tu cuerpo activo y alineado es un trabajo duro.

No solo estás parado de la vieja manera. Debe tener en cuenta cada parte de su cuerpo y la función que desempeña en el apilamiento de los huesos y la longitud de la columna vertebral. Incluso puede sudar si aplica los músculos de sus piernas con la mayor fuerza posible.

Dado que esta postura parece tan simple, existe la tentación de ignorar su importancia o apresurarla. En cambio, asegúrate de tener al menos un tadasana realmente atento al comienzo de cada práctica. Es una gran manera de verificar con su cuerpo y prepararse para ser consciente de su forma a lo largo de todas sus poses. De hecho, la alineación básica para la pose de montaña se traslada a muchas de las otras posturas de pie (guerrero I, por ejemplo) y posturas invertidas (parada de manos) que vas a hacer.

Instrucciones de Mountain Pose:

  1. Ponte de pie tocando los dedos gordos de los pies.
  2. Levante todos los dedos de los pies y colóquelos en abanico, luego déjelos caer hacia abajo para crear una base ancha y sólida. Puede separar los talones ligeramente si sus tobillos están tocando incómodamente.
  1. Deja que tus pies y pantorrillas se arraiguen al piso.
  2. Involucre a su cuádriceps (los músculos en la parte frontal de los muslos) y sáquelos hacia arriba, haciendo que se levanten las rótulas.
  3. Gire ambos muslos hacia adentro, creando un ensanchamiento de los huesos de asiento.
  4. Mantenga las curvas naturales de su columna vertebral.
  5. Tonifica tu barriga, dibujándola ligeramente.
  1. Ensancha tus clavículas y verifica que tus hombros estén apilados sobre tu pelvis.
  2. Encoja los hombros hasta las orejas y luego gírelos hacia atrás para liberar los omóplatos por la espalda.
  3. Deje que sus brazos cuelguen naturalmente con los codos ligeramente doblados y las palmas mirando hacia adelante.
  4. Tu cuello es largo, tu mentón no está ni recogido ni levantado, y la corona de tu cabeza se eleva hacia el techo.
  5. Una vez que haya verificado todos sus puntos de alineación, tome de cinco a 10 respiraciones mientras se mantiene en esta posición.

Consejo para principiantes

Tome un bloque entre los muslos. El bloque debe girarse para que el extremo corto mire al frente. Aprieta el bloque con tus piernas y gíralo ligeramente hacia atrás para sentir el enfrentamiento y la rotación de los muslos. Toma varias respiraciones de esta manera.

Luego quita el bloque pero replica la acción de tus muslos como si el bloque todavía estuviera allí. No tiene que usar el bloqueo cada vez pero ayuda a su cuerpo a recordar cómo girar los muslos hacia dentro.

Like this post? Please share to your friends: