Nutrición y consejos saludables para los higos

Los higos son un tipo de fruta naturalmente dulce. En tiempos históricos, los higos cocidos se usaban como edulcorante en lugar de azúcar y algunos países aún se mantienen en esta práctica hoy en día. Debido a esta dulzura, los higos (especialmente los higos secos) probablemente caigan en la categoría de frutas que las personas con diabetes se beneficiarían de evitar. Fig Hígado seco Información nutricional

Porción de servicio 1 higo (8.4 g)Por porción% Valor diario *Calorías
21Calorías de la grasa 2
Grasa total 0.1%
0% Grasa saturada 0g 0%
Grasa poliinsaturada 0g
Grasa monoinsaturada 0g
Colesterol 0 mg
0% Sodio 1 mg
0%Potasio 57 mg
4%Carbohidratos 5.4g
2%Fibra dietética .8g 3%
Azúcares 4.03g g Proteína
g 0,3 g
Vitamina A 0% · Vitamina C 0% Calcio 1% · Hierro 1% * Basado en una dieta de 2,000 calorías
Higos secos vs. Frescos: Control de porciones
Frutas secas a través de un proceso de deshidratación y perder su contenido de agua. Esto reduce el tamaño de la fruta, y finalmente produce un volumen menor que la fruta fresca. Esto generalmente significa que puede comer menos fruta seca y esperar la misma cantidad de calorías y azúcar que se encuentra en una fruta fresca.

Por ejemplo, un gran higo seco es mucho más pequeño que la versión fresca. Sin embargo, tiene la misma cantidad de calorías, carbohidratos y azúcar que una porción de una higuera grande y fresca. Por lo tanto, es probable que se sienta más lleno después de comer una fruta fresca que con la fruta seca.

Dependiendo del tamaño y tipo (seco o crudo), un higo puede contener de 5 a 12 gramos de carbohidratos y de 3 a 9 gramos de azúcar.

Los higos también tienen un alto índice glucémico. Se cree que los alimentos con un alto índice glucémico aumentan los niveles de azúcar en la sangre más rápidamente que los que tienen un menor número.

Si está comiendo higos, lea las etiquetas y tenga en cuenta las porciones, especialmente cuando se trata de higos secos.

Los beneficios para la salud de los higos

Aunque los higos pueden tener un alto contenido de azúcar, son nutritivos y, si se controlan por parte, pueden adaptarse a cualquier plan de comidas. Los higos contienen polifenoles que tienen poder antioxidante y ayudan a combatir el estrés oxidativo.

Los higos también son ricos en fibra, que pueden ayudar a regular los intestinos, contribuyen a la saciedad, reducen el colesterol y regulan el hambre. Los higos a menudo se usan en el tratamiento del estreñimiento, ya que la fibra en la fruta puede tener efectos laxantes.

Además, los higos son una buena fuente de vitamina K, potasio, calcio y magnesio. Los estudios han demostrado que las dietas ricas en potasio pueden ayudar a regular la presión arterial. Los higos son naturalmente bajos en sodio y grasas saturadas.

Un estudio de 2016 sugiere que las hojas de la planta de Ficus cicarica ​​pueden convertirse en un té que puede ser útil en el tratamiento de la diabetes. Los investigadores descubrieron que los niveles de insulina y el peso corporal de las ratas obesas con diabetes tipo 2 disminuyeron después de la ingestión de ficusina extraída de las hojas. Esto es interesante teniendo en cuenta que la fruta de la misma planta de higo tiene un alto contenido de azúcar, aunque se necesita más investigación.

¿Por qué los higos causan dolor en las lenguas?

La gente a menudo se queja de una sensación de ardor o dolor de lengua después de comer demasiados higos, especialmente los frescos. Esto se debe al látex de la figura llamada phison. Cuanto menos maduro es un higo, más phison está presente. Ph La phison es una enzima proteolítica que descompone las proteínas, por lo que la piel y la lengua pueden picar o quemar al exponerse.

Para evitar quemaduras de higo, saque la parte interior del higo y cómelo por separado de la piel donde está contenida la mayor parte del phison. Escogiendo los mejores higosLos higos se originaron en Asia y hay cientos de variedades de higos. Estas variedades son las más populares que encontrarás en los Estados Unidos.

Higos de la Misión (generalmente se encuentran secos)

Higos de Kadota Fig Higos de Calimyrna Fig Higos de Conadria Fig Higos de Pavo Marrón

Higos de Sierra Fig Higos de Secoya

Seleccione higos que sean suaves al tacto, limpios y secos, con una piel suave y sin fisuras. No deberían ser blandos.

Para una selección óptima, huela la fruta. Los higos que huelen a ácido están más allá de su mejor momento y comenzarán a fermentar.

Si este es el caso, parecerán perder su forma redonda y colapsar hacia adentro.

  • Almacene correctamente los higos
  • Los higos frescos pueden echarse a perder rápidamente, por lo tanto, es importante mantenerlos fríos. Una vez que los hayas comprado, úsalos inmediatamente o guárdalos en una bolsa de plástico en la parte más fría de tu refrigerador. Deseche los higos no utilizados después de aproximadamente dos días.
  • Los higos que están congelados pueden almacenarse en un recipiente sellado de diez a doce meses. Puede optar por almacenar estos higos enteros, en rodajas o pelados. Fig Los higos enlatados generalmente son buenos por un año en la despensa. Una vez abierto, pueden usarse hasta por una semana si se almacenan en el refrigerador. Fig Los higos secos se pueden almacenar durante un mes a temperatura ambiente si no se abren. Para un almacenamiento más prolongado, colóquelos en el refrigerador durante seis meses a un año. Una vez abierto, transfiéralos a una bolsa de plástico sellable y colóquelos en el refrigerador.
  • Maneras saludables de preparar higos
  • Los higos se pueden usar para vestir una comida, agregar textura, color y dulzura. También son un ingrediente natural y saludable para usar en postres, batidos o al endulzar el yogur y el requesón.
  • La mayoría de las personas cocinan y consumen higos secos, pero también pueden comerlos frescos, congelarlos o comprarlos congelados. Cuando use higos frescos, asegúrese de quitar el tallo. Separe el tallo por la mitad y quítelo de la fruta.
  • Recetas deliciosas de higos

Reemplazar los higos por azúcar, jalea u otros carbohidratos procesados ​​es una gran manera de agregar fibra y nutrientes a su comida. Aquí hay algunas recetas para comenzar.

Barras de higos crudas

Filete de pescado con hinojo, higos y naranjas Fig Higos empapados con vino y especias

Like this post? Please share to your friends: